MicroCool Banchetto K

Micro Cool logfo

Sistemas Ibertronica Logo

Para los que nos dedicamos al hardware de forma profesional, el tener un banco de pruebas adecuado para facilitar las tareas de montar y desmontar componentes continuamente es algo absolutamente necesario, ya que de otra manera perderíamos demasiado tiempo en hacer estas mismas tareas en una caja para PC normal. Esto también es válido para overclockers y entusiastas, ya que tener un banco “al aire” donde montar el hardware de manera fácil y rápida facilita mucho todo tipo de tareas. Para todos estos casos, Microcool ha creado la nueva serie Banchetto. En concreto hoy os presentamos nuestro análisis de Banchetto K, el modelo más básico de la gama.

Banchetto K es la nueva solución que propone el fabricante Microcool tanto para los que se aproximan al modding por vez primera como para los overclockers expertos que quieren un soporte ergonómico para su hardware. Cuenta con una  estructura compacta de poliuretano expandido, que permite acceder cómodamente a todos los componentes del sistema y disponer de forma ordenada y racional el hardware. Ofrece una compatibilidad excepcional con todos los estándares de las placas base y da una gran facilidad de montaje y desmontaje de los componentes. Es compatible con placas base XL-ATX, E-ATX, ATX y Micro ATX y con fuentes de alimentación ATX. Tiene soporte para alojar nueve tarjetas PCI y una unidad e 3.5″, que usando un adaptador puede acoplarse a 2 de 2.5″. Banchetto K puede dar también cabida hasta a cuatro ventiladores de 120mm y, si se quiere, también es compatible con radiadores de refrigeración líquida.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Obtenidas de la página web de Microcool.

Specs

Como vemos, este Banchetto K es compatible con todo tipo de placas base de prácticamente cualquier tamaño. Una de las principales diferencias de este banco de pruebas con el resto es que aunque sea un banco “al aire”, permite la instalación de ventiladores e incluso de radiadores de refrigeración líquida. Claro que hay que tener en cuenta un factor: al ser compatible con placas base de tamaño extra grande, el tamaño del propio Banchetto es bastante grande también. Ahora veremos en el análisis externo si resulta cómodo o no de utilizar.

ANÁLISIS EXTERNO.

El Banchetto K viene embalado en una caja de cartón duro de color neutro de unas dimensiones bastante grandes. En el embalaje no encontramos ninguna información sobre el dispositivo más allá del logotipo de la marca.

Banchetto K -001

Al abrir la caja, lo primero que vemos es una hoja de tamaño A4 en la que Microcool nos explica en forma de croquis cómo funciona el Banchetto K. Debajo, encontramos el propio Banchetto K embalado en un plástico protector, y a la derecha de este bajo una protección de cartón están todos los accesorios.

Como accesorios encontramos cuatro soportes para ventiladores de 120mm, adaptadores de gomaespuma para instalar 1 ó 2 SSDs en el hueco para el disco duro (que por defecto es de 3.5 pulgadas), varillas que hacen las veces de soportes para las ranuras de expansión PCI, tornillería repartida en dos bolsas (una para los soportes de la placa base y otra para los demás), y el botón de encendido, el cual por cierto viene desmontado y no entendemos el motivo.

El botón de encendido no solo viene desmontado del propio banco de pruebas, sino que además tenemos que instalarle el cable nosotros mismos. No es que sea complicado hacer este proceso, pero es un paso que pefectamente podríamos saltarnos si el fabricante lo hubiera instalado directamente en el banco de pruebas.

Una vez vistos los accesorios, es hora de ver el Banchetto K. Como podéis ver a simple vista, se trata de una superficie plana donde todos los componentes se instalan en el mismo nivel. En la zona izquierda tiene muchas perforaciones para instalar sobre éstas los soportes para los diferentes tamaños de placas base con los que es compatible. Justo a la derecha y a la izquierda del espacio para las placas base, hay dos elevaciones en las cuales se pueden instalar los soportes para los ventiladores. Más a la derecha un hueco para un único disco duro de 3.5 pulgadas, en el cual se pueden instalar hasta 2 SSDs con los adaptadores que el fabricante proporciona. Por último, a la derecha del todo está el espacio para instalar la fuente de alimentación, aunque lo de instalar es un decir, puesto que solo hay un valle sobre el que la podemos colocar: ni el disco duro ni la fuente de alimentación se atornillan ni se fijan de ninguna manera al banco de pruebas, solo van situados “en su hueco”.

Un aspecto que nos ha gustado es que en los laterales cuenta con sendas perforaciones para poder introducir las manos y así poder mover el Banchetto K de un lado a otro como si de una bandeja se tratara.

INSTALACIÓN.

Lo primero que hacemos para instalar nuestro sistema de pruebas en el Banchetto K es montar e instalar el botón de encendido.

Banchetto K -020

Luego preparamos los soportes para el formato de placa base que vamos a instalar. En nuestro caso es una placa base estándar ATX.

Banchetto K -021

Acto seguido, ya podemos montar la placa base. Es imperativo hacerlo con el disipador ya montado, ya que el Banchetto K carece de hueco por la parte trasera para acceder al backplate del socket.

Banchetto K -022

Llegados a este punto, podemos instalar los soportes para ventiladores si queremos añadir los mismos al sistema.

Ahora, instalamos las varillas que harán de soporte para la tarjeta gráfica. Podríamos instalar todas, pero en nuestro caso con dos es suficiente.

Banchetto K -026

Instalamos el disco duro, que como ya hemos comentado no va fijado, va suelto en el hueco, así que habrá que tener cuidado si movemos el Banchetto con el sistema instalado puesto que ni el disco ni la fuente van sujetos.

Banchetto K -027

Una factultad que resulta muy cómoda es que el Banchetto K cuenta con dos huecos para canalizar por debajo el cable SATA del disco duro, tanto en el extremo del propio disco como en la zona de los puertos SATA de la placa base.

Ahora procedemos a colocar en su sitio la fuente de alimentación y conectamos todos los cables necesarios. Hay que destacar que al contrario que con el disco duro, los cables de la fuente de alimentación quedan obligatoriamente sueltos y sin canalizar.

Ya solo nos queda instalar la tarjeta gráfica. Aunque en las fotos no se ve, es necesario instalar soportes para las varillas iguales que los de la placa base para que éstas queden a la altura de las sujeciones de la tarjeta gráfica.

Banchetto K -034

 

Terminado esto, ya tenemos nuestro sistema instalado en el Banchetto K.

CONCLUSIÓN.

El Banchetto K ha resultado ser una forma muy cómoda de instalar nuestros componentes en un banco abierto para poder cambiarlos y manipularlos sin dificultades. Tiene multitud de opciones para instalar sobre él diversos formatos de placas base, es compatible con fuentes de alimentación extra largas y con tarjetas gráficas y disipadores de cualquier tamaño. También es compatible con ventiladores de 120mm e incluso con radiadores de hasta 240mm. No obstante hemos encontrado algunas dificultades e incomodidades en este Banchetto K de Microcool, como por ejemplo que las varillas PCI son un poco cortas y hay que forzar la gráfica para atornillarla, que el disco duro y la fuente no van sujetos de ninguna manera, y que no se puede instalar una unidad óptica de 5.25 pulgadas en el sistema. Por otro lado, no cuenta con un sistema de retención de la placa base sin herramientas como otros bancos de pruebas, lo cual es una pega porque hay que desmontarla completamente para poder acceder al backplate y así poder cambiar de disipador.

No obstante, creemos que para todos aquellos que tengan la necesidad de tener un banco de pruebas abierto (como nosotros) resulta un producto muy recomendable, puesto que da acceso inmediato a todos los componentes instalados y resulta muy cómodo cambiar cualquier componente. Además, al ser compatible con ventiladores e incluso radiadores, es ideal para poder testear este tipo de sistemas.

Hay que tener en cuenta también que este Banchetto K va dirigido a un público muy específico, por lo que no es muy recomendable para usuarios “normales”. El Banchetto K y los demás modelos Banchetto se pueden comprar en España a través de la página web de Sistemas Ibertrónica.

Sistemas Ibertronica Logo

PROS:

  • Banco abierto con acceso inmediato a todos los componentes.
  • Buena calidad de materiales.
  • Admite hasta 4 ventiladores de 120mm y/o dos radiadores de 240mm.
  • Compatible con placas base y fuentes de alimentación de casi cualquier tamaño.
  • Compatible con disipadores y tarjetas gráficas de cualquier tamaño.

CONTRAS:

  • Carece de sistema de instalación de placa base sin herramientas (hay que atornillarla).
  • No se pueden instalar unidades ópticas de 5.25 pulgadas.
  • Precio (89.80€ + IVA).

Puntuaciónm

Por ello, este Banchetto K se hace merecedor de nuestro galardón de Plata.

HZ_MedalsCatg_3_Silver