Logitech Washable Keyboard K310

La compañía Logitech fue fundada en 1981 en Suiza, e inicialmente se dedicó a la fabricación de ratones OEM extendiéndose rápidamente a la venta directa de periféricos para ordenador personal (PC). Poco a poco se fue haciendo un hueco en todos los hogares gracias a la gran calidad de sus periféricos. Mientras que el gran “boom” de Logitech fue cuando lanzaron al mercado su gama de periféricos Gaming o “G”, dando un asombroso salto de calidad y siendo elegida por muchos jugadores profesionales, Logitech nunca ha parado de innovar en este campo, y lo que hoy os presentamos es el resultado de las demandas de los usuarios: el Logitech Washable Keyboard K310.

Algunos ya lo habréis adivinado por su nombre, pero igualmente os lo contamos: este teclado ha sido especialmente concebido para poder ser lavado, y cuando decimos lavado nos referimos al sentido literal de la palabra. El Logitech K310 se puede meter debajo del grifo sin problemas para quitar toda la suciedad sin miedo a que el teclado se pueda estropear.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Sacadas de la página web de Logitech.

En todos los aspectos, es un teclado normal con teclas tipo chicle, pero como ya hemos comentado tiene la peculiaridad de que se puede lavar. El Logitech K310 tiene las teclas perfiladas con láser para que no se borren aunque las lavemos con el estropajo, y cuenta con perforaciones para dejar salir el agua a través de su interior cuando lo hagamos. Mejor vamos a verlo, que es lo interesante.

ANÁLISIS EXTERNO.

El Logitech Washable Keyboard K310 viene embalado en una pequeña caja de cartón poco más grande que el propio teclado. En su cara principal encontramos una foto a escala del teclado sobre un fondo azul que pretende imitar al agua. Ya aquí podemos ver que el teclado tiene disposición en castellano.

En la cara opuesta de la caja, Logitech nos describe las ventajas de este teclado en varios idiomas: fácil de limpiar, lo resiste todo, funcional y agradable a la vista.

En uno de los laterales de la caja tenemos una pegatina que dice que este teclado es compatible con Windows 8.

Ya fuera de su caja, aquí podemos ver el Logitech K310 Washable Keyboard.

Las teclas tipo chicle son de color blanco y el fondo del teclado color negro, lo ue le hace tener un aspecto bastante minimalista.

A pesar de que se puede meter bajo el agua, este teclado sigue contando con los tres típicos LED para mostrar si están activados el bloqueo numérico, de mayúsculas o de desplazamiento. Un logo de Logitech adorna la esquina superior derecha del teclado.

Como decíamos al principio, las teclas están perfiladas con láser para evitar que se borre la serigrafía al lavar el teclado.

Curiosamente, la tecla de Windows viene ya con el logo de Windows 8.

También cuenta con una tecla Fn (como en los portátiles) para activar funciones secundarias, en este caso teclas multimedia en las teclas F.

Aquí podéis ver las teclas multimedia que se activan con la tecla Fn.

Como decíamos, las teclas son tipo chicle.

El cable está protegido por un plástico flexible e impermeable de color blanco. Me recuerda mucho a los teclados de Mac.

Como ya habréis visto en la imagen anterior, el conector USB tiene un capuchón para evitar que le entre agua al lavarlo.

Esta es la parte de abajo del teclado. Como véis, es de un color azul que no pega nada con la parte superior del teclado.

Esta parte inferior cuenta con rejillas perforadas por todas partes para dejar salir el agua cuando lo lavemos.

El Logitech Washable Keyboard K310 también tiene patas de goma para evitar que se deslice cuando está sobre la mesa.

Incluso en las dos patillas elevadoras tienen goma. Este es un detalle que siempre me gusta.

Otro detalle que hace único a este Logitech K310 es que incorpora una escobilla para poder quitar la suciedad de entre las teclas con mayor facilidad.

Por si no tenemos el manual a mano, Logitech también ha puesto unas instrucciones de lavado en la parte inferior del teclado.

Por último, Logitech incluye el típico manual de seguridad y de instalación rápida.

TESTEO.

Para comenzar a usar el Logitech K310 no hay que hacer nada más que conectar el USB al ordenador y comienza a funcionar sin necesidad de instalación de drivers adicionales. Recordemos que este teclado no es Gamer, así que no tiene grabación de macros ni configuración adicional más allá de la que nos permita el sistema operativo.

Al conectarlo podemos ver que los LED se encienden, y que están como “embutidos” dentro del teclado, seguramente para protegerlos cuando metamos el teclado bajo el agua.

En uso, he de decir que me ha costado un poco acostumbrarme a este Logitech K310. Hasta ahora he estado utilizando un Logitech Illuminated Keyboard, y la mayor diferencia y a lo que achaco mis problemas de adaptación es que las teclas del Logitech K310 están bastante más separadas entre sí, entre otras cosas para facilitar la limpieza entre las mismas, pero esto en uso se nota si estás acostumbrado a otro tipo de teclados. No obstante esto tampoco es un inconveniente, simplemente quiero decir que se necesita un periodo de adaptación para dominar el teclado que, en mi caso, ha sido de más o menos tres o cuatro días. Pasado este tiempo el uso del Logitech K310 se hace igual de cómodo que en cualquier otro teclado con las teclas tipo chicle.

Aunque no es un teclado Gamer, yo, como Gamer empedernido que soy, he estado utilizando el Logitech K310 en juegos. Aunque no tiene antighosting (esa útil característica que permite apretar varias teclas a la vez sin que el teclado “se colapse”), no he notado en ningún momento que el teclado se haya quedado colapsado al apretar muchas teclas a la vez, ni tan siquiere en shooters. Me ha resultado un poco extraño, ya que a decir verdad sí que esperaba un poco de efecto ghosting en este teclado, así que se puede decir que he quedado gratamente sorprendido. Además, las gomas de la base se agarran muy bien a la mesa. Es lo que tiene la calidad de Logitech.

He estado utilizando el Logitech Washable Keyboard K310 durante un mes, y como es normal, el teclado ha acumulado cierta cantidad de suciedad que hace necesaria su limpieza. No obstante, como esto es un análisis en el que queremos comprobar las características técnicas de este teclado, lo hemos manchado un poco más a propósito para proceder a limpiarlo y ver cómo queda.

Para empezar, se nos “ha caído” un poco de ceniza (seguro que esto le ha ocurrido a muchos de nuestros lectores que fuman cuando están en el ordenador).

En este caso no hace falta lavar el teclado. Con volcar la ceniza sobre una papelera y pasarle la escobilla que Logitech proporciona junto con el teclado, éste queda impecable. Pero, ¿y si llevamos esto hasta el extremo? Pongamos que hemos derramado un poco de Coca-Cola sobre el teclado “sin querer”.

Digo más, pongamos que estábamos comiendo una hamburguesa mientras trabajábamos con el ordenador, y un poco de ketchup se ha caído también.

Pues entonces es el momento ideal para probar la mejor de las características de este teclado lavable de Logitech y meterlo dentro de la pila para darle un buen repaso.

Con el agua templada y un estropajo con un poco de detergente para platos hemos limpiado todo el teclado. Tras esto, hemos repasado todos los huecos que hay entre las teclas con la escobilla que viene con el teclado. Tiempo total: 4 minutos escasos. Tras esto, el teclado ha quedado nuevamente limpio, prácticamente como nuevo.

Fijaos, ni rastro de la pringosa mancha de ketchup.

Hecho esto, solo queda dejarlo secar. Nosotros hemos preferido acelerar un poco el proceso secando el teclado por fuera con un trapo seco, pero en el interior quedará agua, así que es necesario dejar el teclado en posición vertical en el escurridor para dejar que el agua salga de su interior por las rejillas preparadas para tal efecto. Pasadas unas pocas horas, el teclado estará listo para su reestreno.

CONCLUSIÓN.

El Logitech K310 es un teclado especialmente diseñado para un propósito: poder ser lavado. Y este propósito lo cumple de manera sobresaliente como hemos podido comprobar con nuestras propias manos. Además, aunque no es un teclado Gamer ni un teclado con unas características técnicas impresionantes, cumple a la perfección su cometido (incluso en juegos) y con la calidad de Logitech. Por si eso fuera poco, es un teclado muy ligero y delgado con un aspecto minimalista que queda bien sobre cualquier escritorio, por lo que también tiene su atractivo visual.

¿Esto os parece poco? ¿Qué tal si os digo que podéis encontrar el Logitech Washable Keyboard K310 por poco más de 30 euros en tiendas de España? 30 euros por un teclado que puedes reestrenar siempre que quieras, pienso que para aquellas personas que acostumbran a comer delante del ordenador, o que son propensas a “accidentes” o “derrames” involuntarios, este Logitech K310 es una compra necesaria.

PROS:

– ¡Lavable!
– Estética minimalista.
– Muy buena calidad.
– No tiene antighosting, pero como si lo tuviera.
– Precio.

CONTRAS:

– Es bastante básico.

Por ello, desde HardZone no podemos sino recomendar el Logitech Washable Keyboard K310, y dado que cumple de manera sobresaliente su cometido le otorgamos nuestro galardón de oro.

 

Queremos agradecer a Logitech y en especial a Enric Blanch de Lewis PR por habernos suministrado la muestra necesaria para la realización de este análisis.

  • Anónimo

    Me gusta un montón ese teclado, y creo que mañana voy a comprarlo.
    Vi unos comentarios en amazon.co.uk ayer para hacerme una idea mejor, y hay 2 contras mas.
    hay las teclas que son muy planas y si una escribe mucho, es difícil encontrar la posición. Para ejemplo, mi Logitech Y-RK56 (muuuy antiguo) tiene algo en la letras F y J para identificarlas y mantener la misma posición de las manos, y ademas las teclas son cóncavas.
    La otra contra es que tiene una tecla Fn, pero la tecla para el volumen (F10 y F11) es cerca de la tecla para apagar el ordenador (F12), y no hay manera de cambiar ese ajuste (creo en Windows). Hay usuarios que sin deseo apagan el ordenador en lugar que aumentar el volumen.
    Bueno, yo soy traductor y entonces escribo muchísimo, pero voy a ver para las teclas planas,no creo que me va a molestar así mucho. Para la tecla que apaga utilizo Linux, y creo que hay maneras para cambiar comportamiento de la combinación Fn+F12.
    Perdón para mi español, espero que se pueda entender!
    Saludos desde Tenerife!