Análisis: Deepcool GamerStorm NewArk 90

Ver noticia 'Análisis: Deepcool GamerStorm NewArk 90'

Podemos decir que estamos ante un nuevo concepto de caja. Sí, un nuevo concepto. No debemos buscar cambios espectaculares de innovación pero sí de originalidad si tenemos en cuenta que estamos ante una caja que lleva ya incorporada la Refrigeración Líquida y además introduce paneles de cristal templado, a parte de en el lateral, en la parte frontal y en la parte superior. Estéticamente es bonita y además original. Vamos a conocer como es desde el punto de vista de la eficiencia.

Vamos a comenzar conociendo las especificaciones para saber si se adapta a lo que buscamos.

En cuanto a la refrigeración líquida, es compatible con todos los sockets excepto Thread Reaper de AMD y LGA 2066 de Intel.

Una vez conocemos un poco más a fondo las especificaciones de la nueva Ark 90 empezamos a conocer la caja de primera mano.

EMBALAJE

La caja viene en un embalaje de cartón con colores azul turquesa y negro. En el frontal podemos ver que la escena la ocupa una foto de la caja y el logo de gamerstorm en la parte superior izquierda. En la parte inferior, en letras blancas, el modelo de la caja.

Si le damos la vuelta al embalaje encontramos varias fotos más concretas que nos ayudan a hacer una descripción de la caja. Una vez más el logo de gamerstorm arriba a la izquierda y en esta ocasión tenemos también el de deepcool arriba a la derecha.

Finalmente, en uno de los laterales, encontramos las principales especificaciones de la caja.

ASPECTO EXTERNO

Estamos ante una caja E-ATX de unas dimensiones bastante notables de 530 x 232 x 545 y un peso muy a tener en cuenta de más de 14 kilos. El aspecto externo, desde el lateral principal, ya nos da una idea de la línea de diseño que nos ofrece la caja. Las formas lineales, cuadradas, sencillas son el principal reclamo de la caja. El lateral principal de la caja está totalmente cubierto por un panel de cristal templado de un grosor y un peso sobresalientes. Desde este lado ya se empieza a notar la elegancia de la caja pero a su vez la preocupación de Deepcool para que se pueda apreciar perfectamente el interior. Estamos ante una caja en la que o eres cuidadoso con el interior o mejor no te molestes en montar un sistema aquí dentro.

El lateral posterior está formado por una plancha, también bastante gruesa, de acero con aberturas triangulares a modo de rejilla en su parte izquierda (coincidiendo con la zona donde se asienta el radiador de la RL instalada de fábrica) con el fin de facilitar la salida de aire caliente del propio radiador hacia el exterior.

El frontal continua con la línea sobria de toda la caja con una originalidad que diferencia a la nueva Deepcool New Ark 90 del resto de cajas. En lugar de encontrarnos con un frontal de plástico, nos encontramos con un frontal formado por una gran placa de cristal templado que recorre el frontal de arriba a abajo. Simplemente espectacular. La majestuosidad de la caja se hace patente con el uso de estos materiales. A tres cuartos de la caja desde la izquierda podemos ver una separación en la que podemos apreciar un tubo que no es otra cosa que el propio deposito de la refrigeración líquida que viene instalada de serie en la caja.

Si quitamos la plancha de la parte frontal, dejamos al descubierto los tres huecos para ventiladores de 120 mm que Deepcool pone por si queremos sumar más ventiladores al sistema. En la foto de más abajo podemos ver el chasis de la caja al descubierto sin la plancha frontal y superior.

Vamos a la parte trasera. Aquí no encontramos grandes diferencias con respecto a las demás cajas del mercado (al menos en cuanto a la disposición) pero sí sigue incluyendo Deepcool detalles de una caja de calidad extraordinaria. La fuente de alimentación se colocará en la parte inferior como es habitual y en la parte superior, a la derecha, encontramos la rejilla para el ventilador de 140 mm que ya viene de fábrica. A parte podemos ver los ocho slots de expansión típicos (el número es variable según el fabricante de la caja) para poder instalar la tarjeta gráfica, entre otras, en horizontal (que es la disposición habitual). Pero en este caso Deepcool incorpora dos slots de expansión en vertical por si queremos poner una tarjeta gráfica en esa posición. Sin duda otro gran detalle por parte del fabricante. Si bien es cierto que para poner la tarjeta en esa posición necesitaríamos un cable riser que desgraciadamente no viene de serie con la propia caja.

Otro detalle espectacular de la caja y que deja constancia una vez más del mimo en los detalles es que el lado de los tornillos que sirven para anclar las tarjetas a los slots de expansión vienen tapados con una cubierta que no deja ver los tornillos una vez puestos.

Pasamos a la parte superior de la caja que se puede considerar una prolongación de la parte frontal por que continúa con la línea de ésta última. Los primeros tres cuartos desde arriba están formados por una plancha de cristal templado copia del lateral de cristal templado y la parte frontal, después tenemos un surco que se ilumina de acuerdo con la iluminación de los ventiladores y depósito de la parte frontal y por último las conexiones frontales de la caja.

Las conexiones frontales son las ya habituales de cualquier caja (echamos particularmente de menos la inclusión de un puerto USB 3.1 de tipo C, cada vez más popular). De derecha a izquierda podemos ver el botón de power, el led de estado de HDD, un puerto USB 3.0 de tipo A, los dos conectores jack de audio de 3,5 mm para auriculares y micrófono y otro puerto USB 3.0 de tipo A. Al lado tenemos 3 botones de pequeño tamaño que nos permitirán configurar la iluminación Led RGB de los ventiladores y del depósito.

 

La parte inferior de la caja tiene cuatro patas de plástico cubiertas con goma para poder transmitir la vibración al suelo. Además. levanta lo suficiente la caja para facilitar, en lo posible, la introducción de aire frío desde el exterior gracias además a las dos zonas perforadas especialmente preparadas para ese cometido.

Una de esas zonas perforadas, como es obvio, coincide con la zona donde se asienta la fuente de alimentación que es una zona donde se genera una gran cantidad de calor. Las dos zonas perforadas están dotadas de sus correspondientes filtros anti polvo de quita y pon para poder lavarlos tantas veces como lo creamos conveniente.

EL INTERIOR

El interior de la caja es muy amplio. Tengamos en cuenta que el radiador de 280 mm que utiliza para la RL está en un lado de la caja y no en el frontal o en la parte superior. Eso ya nos da una idea clara de la amplitud de la caja. la amplitud de la caja tiene, desde mi modesto punto de vista, más ventajas que desventajas pero eso ya es puramente subjetivo. La mayor facilidad para trabajar en su interior, la posibilidad de incluir componentes más grendes y de más longitud como GPUs grandes y el mejor flujo de aire en su interior es solo alguna de las ventajas. ¿La principal desventaja? sobre todo el peso (más aún teniendo en cuenta los materiales que utiliza la caja) y la aparatosidad de la misma que no permite que la pongamos en cualquier sitio.

Como podéis observar en la foto de arriba la refrigeración líquida ya viene preinstalada. Para los amantes de lo sencillo, no podéis encontrar nada más fácil.

La caja viene con dos partes bien diferenciadas. Por un lado, la parte inferior, que ya empieza a ser tónica común en muchos fabricantes, está totalmente aislada del resto. En ella encontramos el espacio para instalar la fuente de alimentación y es en ella donde además encontramos la jaula para los tres discos duros de 3,5″.

Además, desde el punto de vista estético, deepcool ha diseñado el cubículo donde va instalada la fuente de alimentación con una especie de ventana tintada que permite ver el interior, además de incluir el logo de gamerstorm que se ilumina a la par que los ventiladores. A la izquierda la jaula para los tres discos de 3,5″. Aunque se accede desde el frontal después de quitar el propio frontal de cristal templado, es necesario quitar un tornillo del lateral para poder extraer la bandeja.

Una vez abiertas las presillas accedemos directamente a las bandejas de los discos de 3,5″. Nada especial conociendo este tipo de bandejas. Incluye, como es habitual, los diferentes tacos de goma para amortiguar, en lo posible, las vibraciones de un disco mecánico.

La refrigeración líquida que viene instalada en la Deepcool Gamerstorm New Ark 90 es una Captain 280 EX de la propia Deepcool. Apenas se tiene referencias de esta RL AIO que parece que haya sido fabricada exclusivamente para la Deepcool Gamerstorm New Ark 90. La que sí es más conocida comercialmente y sí se vende por separado es la hermana de 240 mm. Más tarde conoceremos más en detalle la RL en general pues podemos ver el radiador desde el lateral posterior de la caja.

Lo que sí podemos apreciar desde el lateral principal son los tres ventiladores de 140 mm que Deepcool instala de serie en la caja. Dos de ellos con la finalidad exclusiva de enfriar el radiador de 280 mm del que hemos hablado y el otro con la finalidad exclusiva de enfriar la zona de los discos de 3,5″.

En la parte trasera, deepcool incorpora otro ventilador de 140 mm exactamente igual que los 3 del lado derecho. En la segunda foto además podemos ver un detalle de la bomba de la refrigeración líquida que viene incluida y además el original sistema que deepcool incorpora al sistema para que quede instalada la RL y la bomba no quede colgando. Simplemente una plancha de plástico que queda fijada a la bandeja y a la cual ha atornillado la bomba.

Por supuesto la caja viene perforada alrededor de la bandeja donde se instala la placa con el fin de facilitar la gestión de cables. Además, como ya es habitual entre los fabricantes de cajas, dichas perforaciones vienen recubiertas de goma. Además, en la separación entre la zona de la placa y de la fuente pone tres de esas perforaciones para facilitar el tránsito de los cables que parte de la fuente hacia la placa. Y además, Deepcool encuentra sitio para poner una bandeja para instalar uno de los 3 discos de 2,5″ que se pueden incorporar a esta gran caja.

Vamos a la parte trasera de la caja en la que nos vamos a encontrar también con un gran aprovechamiento del espacio.

A la izquierda, el radiador. Y ahora si podemos conocer un poco mejor la refrigeración líquida. El radiador está fabricado, como viene siendo habitual, en aluminio. Y si os fijáis en la parte superior izquierda, tiene un agujero de llenado pero, como siempre, el fabricante advierte que abrir el tapón le liberaría de la garantía. Debajo del radiador podemos apreciar el tercer ventilador de 140 mm que nos ayuda a refrigerar la zona de los discos de 3,5″.

Justo a la derecha tenemos las otras dos bandejas para discos de 2,5″. Sin duda es muy sencillo colocar un disco de 2,5″ en esta bandeja, pues tan solo hay que quitar el tornillo que hay.

Otro de los grandes aciertos de Deepcool con si Gamerstorm New Ark 90 es, sin duda, la gestión del cableado. Dejando una distancia de 2,5 cm entre la bandeja donde se asienta la placa y la tapa lateral se puede pasar todo el cableado que sea necesario 

Muchos son los ventiladores que Deepcool incorpora a la caja y los que da opción de colocar tanto en la parte superior como en la frontal (hasta seis nuevos ventiladores). Esto obliga, como es natural, a utilizar demasiados conectores para ventiladores. El número es tan excesivo que ninguna placa del mercado incorpora tantos como podemos llegar a utilizar y para ello Deepcool ha incluido un pequeño hub para diferentes ventiladores que además se encarga de controlar toda la iluminación RGB de los ventiladores que ya lleva preinstalados de serie.

EL MONTAJE

Si habéis leído el análisis ya os podéis imaginar como es el montaje. La sencillez como bandera. Gracias al tamaño de la caja el poder trabajar dentro de ella se hace extremadamente sencillo. Pero en este caso vamos a dejar de lado el montaje de la placa, que no presenta dificultad alguna y vamos a centrarnos en la refrigeración líquida que el fabricante nos incluye en el sistema.

Para ello, los más observadores, veréis que no hemos hablado de los accesorios. Los accesorios vienen en dos cajas de cartón dentro de las bandejas de discos de 3,5″. Una blanca nos incluye toda la tornillería propia de la caja mientras que una de color gris oscuro nos ofrece todo lo necesario para poder montar nuestro sistema de refrigeración líquida. En la primera foto tenéis toda la tornillería que se puede necesitar tanto para atornillar la placa a la bandeja, un par de tornillos de sobra para los slots de expansión, y los tornillos para fijar los discos duros de 3,5″ a suy correspondiente bandeja. Unas cuantas bridas nos ayudarán a juntar los cables sobrantes aunque ya os digo que no es necesario gracias al gran espacio que hay en la parte posterior.

En la segunda foto nos encontramos con los accesorios de la refrigeración líquida y una de las cosas que más nos han gustado es que la bolsas van etiquetadas para que sepamos a qué socket corresponde cada una de las partes y tornillos. Además tenemos el backplate y adicionalmente una buena cantidad de pasta térmica para el momento de la instalación de la refrigeración líquida.

El montaje es sumamente sencillo y en este caso lo hemos hecho con el socket LGA 1151 pues hemos instalado un micro i7 8700k de la última generación de Intel. Lo primero de todo es fijar el backplate a la placa con sus respectivos tornillos

Los tornillos los fijamos con sus piezas correspondientes que posteriormente nos servirán para poder poner los brackets que fijarán el bloque bomba

Y finalmente atornillamos los brackets para fijarlos a la placa.

Finalmente tan solo tenemos que fijar la bomba con los dos tornillos a los brackets

TESTEO

En este caso vamos a dar importancia especial al sistema de refrigeración líquida que, ya preinstalada en la caja, incluye el fabricante. Como os habíamos dicho se trata de la Captain 280 EX de la que no existen apenas referencias pero haremos un acto de fe y la consideraremos como la Captain 240 EX. En ese sentido el radiador es, obviamente, de 280 mm y está fabricado en aluminio. Labase del disipador está fabricado en cobre y la superficie está totalmente pulida para facilitar el contacto con el disipador.

Las pruebas se realizaron sobre una temperatura ambiente de 26º y los resultados han sido espectaculares. Estamos ante una refrigeración líquida de una calidad espectacular, dando el colofón a una caja muy bien diseñada y equipada en todos los sentidos.

Las primeras pruebas se hicieron con el procesador en stock. El procesador es un Intel i7 8700K de 6 núcleos con 3,7 Ghz de frecuencia nominal y 4,7 Ghz en modo turbo.

El voltaje se movía por debajo de los 0.8 voltios pero las temperaturas se mantienen casi a la temperatura ambiente. Las pruebas en full las hicimos estresando el procesador con el propio CPU-Z y los resultados son los siguientes

temperaturas aún muy bajas sí tenemos en cuenta que el procesador está haciendo uso intensivo de los 6 núcleos y, en teoría, está siendo sometido a un esfuerzo al que difícilmente se le va a exponer.

Pero las verdaderas pruebas se hacen poniendo el procesador a 5 Ghz. Si bien es cierto que estos procesadores pueden llegar a estos niveles con cierta facilidad, también es cierto que, fruto de la electromigración, no es especialmente recomendable y ya empiezan a actuar a temperaturas bastante altas.

Los resultados en Idle del procesador a 5 Ghz fueron las siguientes

Si os fijáis, al pasar a hacer un OC automático, la placa peca de incrementar el voltaje incluso por encima del necesario para conseguir que el procesador pueda trabajar con estabilidad. En este caso la placa puso el procesador a un voltaje de 1,4 voltios y aún así las temperaturas, en idle, no superaban en ningún caso los 35 grados.

Sometimos al procesador a 5 Ghz a las mismas pruebas de estrés que se realizan con el propio CPU-Z y los resultados obtenidos fueron los siguientes.

Simplemente espectacular. Con un OC a 5 Ghz y en estrés, el procesador no llega a los 70º. Además es importante tener en cuenta que haciendo ajustes manuales se puede conseguir el mismo OC con voltajes mucho menores.

Sin duda el potencial de esta refrigeración líquida es muy grande y está al altura de las mejores refrigeraciones líquidas de otros fabricantes como Corsair, Cooler Master o NZXT.

Desde el punto de vista del ruido de los ventiladores, os tenemos que decir que son casi inaudibles cuando trabajamos con el procesador en stock y teniendo en cuenta que prácticamente ponemos la caja a la altura de nuestros oidos. En ese sentido el aislamiento del cristal templado del lateral principal está muy bien conseguido. Con el procesador a 5 Ghz ya se empezaba a notar un zumbido relativamente incómodo aunque ni mucho menos insoportables y os garantizo que de poner el PC en el suelo sería totalmente inaudible.

CONCLUSIÓN

La primera palabra que me sale al evaluar esta caja es la de regularidad. Es totalmente regular en todos los aspectos, no defraudando en ninguno de ellos. Estoy convencido de que en el aspecto individual encontraremos cajas mejor diseñadas, construida con mejores materiales y podremos obtener refrigeraciones líquidas, si no mejores, tan buenas como la Captain 280 EX pero ¿Podríamos montar un sistema como el que Deepcool nos ofrece por menos de 300 €? Os garantizo que no.

VENTAJAS

  • Diseño y acabados muy cuidados.
  • Gran sencillez en el montaje
  • Muy buena gestión del cable
  • Una refrigeración líquida a la altura de las mejores

INCONVENIENTES

  • El peso es excesivo
  • Dimensiones de la caja bastante grandes
  • Para algunos la falta de bahías de 5,25″ y de 3,5″

 

 

 

 

 

 

Revisado por Miguel Ángel Rodríguez el 18 junio 2018

Los comentarios están cerrados.