Análisis: Creative Pebble

Ver noticia 'Análisis: Creative Pebble'

Creative ha expandido recientemente su ya extenso catálogo de altavoces de escritorio con los nuevos Pebble, unos pequeños altavoces 2.0 que a primera vista destacan por su simple pero estilizada apariencia y su estética Zen. Los Pebble fueron lanzados oficialmente a principios del mes pasado, y están pensados para aquellos usuarios que no buscan complicaciones y que buscan unos altavoces pequeños pero funcionales sin necesidad de cables externos de alimentación.

Los Pebble se pueden conectar a cualquier dispositivo con un puerto USB disponible (además minijack para el sonido), a través del cual reciben la alimentación, y ya podemos comenzar a disfrutar de su calidad de audio, sin tener que instalar drivers ni conectarlo a un enchufe. Por este motivo, los Pebble están indicados para usuarios de portátiles y gente que quiera disponer de una mejor opción de audio para sus dispositivos moviles, pues es muy sencillo llevarlos de un sitio a otro.

Basándose en la idea de subwoofer pasivo que ya incluyen los altavoces portátiles de la familia ROAR, los Pebble cuentan con un diseño similar, con un subwoofer pasivo ubicado en la parte trasera que, en conjunto con el altavoz principal de 2 pulgadas, proporcionan un sonido “2.2” con 2,2 vatios RMS por canal, más que suficiente para inundar de audio de calidad una habitación.

Todo ello va integrado en una esfera de solo 4,5 pulgadas con una relación señal-ruido de 86dB y una respuesta en frecuenca desde 100 Hz a 17 Khz. Ambos altavoces se orientan en un ángulo 45 grados sobre la horizontal para una mejor proyección del sonido, y uno de los altavoces cuenta con un control de volumen integrado para mayor comodidad.

Los Creative Pebble llegan en dos versiones, que solo difieren en el color, pudiendo optar entre blanco y negro. Como comentábamos antes, ya están disponibles en la tienda online del fabricante, y en las tiendas habituales a un precio de 24,99 euros. Vamos a echar un vistazo a sus características completas.

Características técnicas de los Creative Pebble

Características técnicas

  • Dimensiones (Al. x An. x P)
    • Satélite: 114.0 x 113.0 x 116.0 mm
  • Peso
    • Satélite derecho: 345 g
    • Satélite izquierdo: 300 g
  • Respuesta de frecuencia: 100Hz ~ 17kHz
  • Configuración del sistema: Sistema 2.0
  • Relación señal/ruido (SNR): 86dB
  • Tipo de conector: Entrada de línea, Entrada auxiliar, conector estéreo analógico de 3.5 mm
  • Color: Blanco, Negro

Requisitos del sistema

  • Corriente USB vía puertos USB del ordenador/portátil o adaptador de corriente de hasta 5V 1A de salida
  • Dispositivos de sonido analógico con salida de estéreo de 3.5 mm

Contenido del paquete

  • 2 altavoces satélite
  • 1 folleto de garantía y de soporte técnico

Garantía

Garantía limitada de 2 años para el hardware

Descargas

Manual del propietario / Información reglamentaria y sobre seguridad

Análisis externo de los Creative Pebble

Estos altavoces vienen en una caja de cartón de pequeño tamaño, en cuyo exterior vemos imágenes del producto, así como sus características destacadas.

Creative Pebble - Frontal caja

 

Creative Pebble - Caja interior

Al abrir la caja nos encontramos, además de los altavoces, otra pequeña caja de cartón que contiene el manual de usuario y panfleto de garantía, guía rápida de uso, etc.

Creative Pebble - Manual

En cuanto a los altavoces en sí, vienen envueltos en plástico de burbujas para prevenir arañazos y pequeños desperfectos.

Creative Pebble - Embalaje

Creative Pebble - Satélites

Como decíamos al principio, los Pebble no necesitan ser enchufados de forma tradicional, pues reciben su energía desde el dispositivo al que se conectan a través de USB. Podríamos, sin embargo, enchufarlos a un enchufe de corriente a través de un conversor a USB (no incluye ninguno), como los que traen los smartphones hoy en día (necesita 5v y 1A).

Por lo demás, reciben la información de audio a través del conector minijack de 3.5mm.

Creative Pebble - Conectores USB minijack

Ambos satélites presentan la misma forma, excepto por el potenciómetro de control de volumen, que se encuentra en la parte frontal del altavoz derecho.

Creative Pebble - Frontal

Con esta ruedecita controlamos el nivel de volumen, y como suele ser habitual con estos dispositivos, hace “click” cuando los encendemos, a modo de feedback físico. Además de esto, también se ilumina el LED verde cercano.

Creative Pebble - Control volumen

Creative Pebble - Control volumen LED

Por lo demás, encontramos los subwoofers en la parte trasera de cada uno de los altavoces.

Creative Pebble - Subwoofer

Por debajo, nada especial, únicamente encontramos un grabado con información relativa al número de modelo, las certificaciones pertinentes, y la información sobre la alimentación requerida por estos Pebble, que como ya hemos dicho antes se puede resumir en una entrada DC de 5V y 1A, de lo más convencional en el mundo de los smartphones y pequeños dispositivos.

Como se ve en la siguiente imagen, cuenta con una pata de goma antideslizante en forma de anillo, que evita que se desplace fácilmente.

Creative Pebble - Posterior

Calidad de sonido y casos de uso de los Creative Pebble

Los Pebble valen para cualquier dispositivo con salida de audio minijack, así que los hemos probado tanto con un PC de sobremesa como con un portátil y un smartphone.

No hay muchas diferencias que resaltar entre los tres casos, pues al fin y al cabo la cosa funciona prácticamente igual sin importar el dispositivo fuente.

Como altavoces de PC de escritorio cumplen, pues dan un volumen más que suficiente, y la calidad de sonido no está nada mal; los graves son lo suficientemente potentes gracias a los subwoofers, y la resolución tampoco está mal. Si no buscamos un sistema 5.1/7.1, estos Pebble son una opción más que decente, y más teniendo en cuenta su precio.

Como altavoces de portátil quizá es como más destacan, pues al ser tan sencillo enchufarlos, podemos usarlos como altavoces “estáticos” que dejamos en su sitio mientras movemos el portátil de un sitio a otro, y así no tenemos que preocuparnos con altavoces bluetooth, que al fin y al cabo son algo más engorrosos.

A pesar de no ser excesivamente grandes, no parecen ser lo más indicado para llevar de un lado a otro y usar con un móvil, pues su forma esférica los hace incómodos de almacenar y transportar, y seguramente prefiramos optar por un altavoz portátil bluetooth.

Conclusión

Hemos hablado de las posibles ventajas y desventajas de estos Pebble dependiendo de cada caso de uso, y cómo pueden estar ligeramente más indicados para unas cosas que para otras, pero todo esto al ser opiniones, y por tanto subjetivas, están sujetas al juicio de cada uno. Además, si no podemos o no queremos tener diferentes conjuntos de altavoces (5.1 para PC, 2.0 ligeros para el portátil, y un bluetooth para el teléfono), estos Pebble suponen una gran opción que cubre bastante bien los tres casos al completo.

Respecto a la calidad de los materiales, y de su solidez, hay que decir que dejan buen sabor de boca. Se nota que son de calidad y que si los tratamos bien son de los que nos van a durar muchos años.

En lo que más importa, que es el sonido, cumplen bastante bien.

 

 

Revisado por Guillermo de Ángel el 06 marzo 2018

Los comentarios están cerrados.