Los 7nm+ de los procesadores de AMD superarán en rendimiento por vatio a Intel Ice Lake de 10 nm

La intensa batalla que tienen actualmente Intel y AMD se va a alargar en un futuro próximo a través de sus procesos litográficos como principal carro de combate. Según los de Lisa Su, su compañía seguirá poseyendo uno de los principales baluarte de esta industria: el rendimiento por vatio. Y lo hará mediante el proceso litográfico de 7 nm+, el cual superaría incluso a los 10 nm de Intel con Ice Lake.

AMD confía en su arquitectura y en el nuevo nodo de TSMC

AMD Zen 3

El lanzamiento de los Ryzen 3000 a 7 nm ha supuesto un giro del mercado, donde AMD está recuperando cuota a marchas forzadas e incrementando sus ventas e ingresos.

El nuevo golpe de los rojos frente a su competencia es EPYC Rome, con sus procesadores de hasta 64 núcleos y 128 hilos, donde están actualmente entrando en el mercado de los servidores y al parecer está teniendo igual o mejor acogida que los Ryzen 3000 en escritorio.

Con estas dos series, AMD actualmente domina uno de los puntos clave en el sector, sobre todo en servidores: el rendimiento por vatio. Y lo está haciendo muy por encima de lo que Intel ofrece actualmente.

Para ponerlo en perspectiva, en una presentación en medios japoneses, AMD desplegó una diapositiva para mostrar tanto el presente como el futuro próximo.

AMD 7nm+ vs 10nm

En dicha diapositiva podemos ver como el punto de inflexión entre ambas compañías se situó en los 14nm+ de Intel frente a los 12 nm de AMD.

El salto de los de Lisa Su a los 7 nm ha supuesto un salto en estos términos que ha dejado muy atrás a Intel dentro del apartado de alto rendimiento, donde sus 14 nm++ no pueden competir actualmente en eficiencia.

EPYC Rome ha supuesto un incremento de eficiencia muy superior a lo que se podía esperar en un principio, donde tal y como se ve, la curva ha crecido de forma mucho más vertical.

Intel tampoco podría competir con sus 10 nm

Intel-Ice-Lake-oblea-10-nm

Cuando Intel tenga en el mercado sus 10 nm de alto rendimiento tanto para escritorio como para servidores, es más que probable que AMD y TSMC ya se hayan adelantado a los azules a tenor de los roadmap vistos hace poco más de una semana.

Aunque no fuese así e Intel tuviese listos antes de tiempo sus 10 nm HP, tanto EPYC Milan como Zen 3 bajo los Ryzen 4000 supondrían un duro golpe para los de Swan, ya que la densidad del nodo de 7nm+ de TSMC se estipula en un +20%.

Esto quiere decir que a mismo espacio físico, a mismos mm2, podrán introducir hasta un 20% más de transistores, lo que debería repercutir en un mayor número de núcleos por chip, lo que mantendría o aumentaría el rendimiento por vatio frente a su competidor.

Esto nos deja un 2020 muy interesante, ya que aunque no sabemos exactamente cuántos núcleos podrá introducir Intel en sus nuevas CPUs y a que frecuencia exacta, es muy probable que el recuento siga siendo inferior a lo ofrecido por AMD.

El aumento del IPC de Intel que ya vimos del 18% frente a Kaby Lake en su presentación es otro punto a analizar una vez estén en el mercado, pero AMD parece muy segura (al menos en servidores) de que mantendrá la corona del rendimiento por vatio durante otro año más.