Por qué es mejor que el Mac Pro 2019 de Apple use gráficas AMD y no NVIDIA

Apple presentaba hace un par de días su nuevo ordenador profesional Apple Mac Pro 2019. Y entre las numerosas características impresionantes que tendrá la configuración tope de gama de este nuevo equipo profesional (aparte del más que elevado precio de venta), puede que a más de uno le sorprendiera ver que, en lugar de emplear una tarjeta gráfica de NVIDIA, el sistema de Apple empleaba dos tarjetas gráficas de AMD Radeon de su gama profesional. Sin embargo, hay razones bastante buenas para que Apple haya optado por elegir los modelos de AMD Radeon frente a las NVIDIA Quadro RTX.

Finalmente, tras 6 años de espera desde que se lanzó el anterior modelo al mercado (el que jocosamente se suele denominar, «el cubo de la basura«, por su forma cilíndrica), Apple presentó su nuevo ordenador de escritorio para usuarios profesionales, el nuevo Apple Mac Pro 2019. Las especificaciones de este nuevo ordenador dudamos mucho que hayan dejado impasibles a ningún entusiasta del hardware. Especialmente si tenemos en cuenta que este va a ser el primer ordenador de esta marca que va a permitir realizar expansiones de sus componentes de manera sencilla. Y, en teoría, por parte de los propios usuarios.

Sin embargo, y como ya avanzamos a principios de este año 2019, Apple ha dado por completo la espalda a NVIDIA. Y, en lugar de emplear tarjetas gráficas NVIDIA Quadro, como es normal que se empleen en este tipo de configuraciones profesionales, ha optado por emplear tarjetas gráficas profesionales de AMD Radeon. Y es que, por un motivo que desconocemos, Apple ha dejado de dar soporte a ninguna tarjeta gráfica de NVIDIA que posea una GPU superior a Kepler.

Usar las nuevas AMD Radeon Pro Vega II es un acierto para Apple

En lugar de usar modelos de tarjetas gráficas de NVIDIA, Apple será el primer ensamblador que tendrá acceso a las nuevas gráficas AMD Radeon Pro Vega II. No solo es esto algo bueno para la marca de la manzana mordida, sino que en su configuración más potente el Apple Mac Pro será capaz de montar dos de estas tarjetas gráficas. Est0 significa una capacidad de cómputo que nunca se había alcanzado en un equipo de sobremesa. Y es que cada una de estas tarjetas gráficas incorpora 2 GPU Vega de 2ª Generación con 32 GB de memoria VRAM HBM2. Por lo tanto, cada una de estas tarjetas tiene un total de 64 GB de memoria VRAM. Y si la emparejamos con otra tarjeta gráfica igual, el total de memoria HBM2 llega hasta unos impresionantes 128 GB.

Ahora, repasemos el catálogo de las tarjetas gráficas profesionales de NVIDIA. Ninguna de los modelos Quadro RTX de NVIDIA emplea memoria HBM2, todos ellos emplean memoria GDDR6. Y en cuanto a cantidad de VRAM, el modelo que más monta de ésta es la NVIDIA Quadro RTX 8000, con un total de 48 GB de GDDR6. Eso significa que, si colocamos dos de estas tarjetas gráficas funcionando con un NVLink, el máximo de memoria que tendremos disponible son 96 GB. Además, el NVLink no soporta configuraciones con más de dos tarjetas gráficas. Por ello, precisamente, la AMD Radeon Pro Vega II es la mejor opción que podía hacer Apple en estas circunstancias. Dado que cada una de estas gráficas funciona con una conexión interna con el bus Infinity Fabric. Todo sumado al ancho de banda de 1 TB/s que proporciona la memoria VRAM HBM2.