Los 6 pendrives USB 3.0 más rápidos que puedes comprar

Escrito por Juan Diego de Usera

A veces, cuando vamos buscando un pendrive USB en el que almacenar nuestros archivos, y poderlos mover entre ordenadores o equipos electrónicos, lo que más nos puede interesar no es tanto su capacidad interna de almacenamiento, sino la rapidez con la que los archivos se graban dentro del pendrive. Por tanto, en esta categoría deberemos de distinguir entre los pendrives USB que llevan un SSD en su interior, frente a los pendrives USB que solo llevan memoria NAND Flash de peor calidad que los otros. En este artículo hablaremos de ambos tipos de pendrives USB 3.0.

Aunque los pendrives SSD y los pendrives tradicionales que todos conocemos pueden parecer muy similares, la realidad dista mucho de ser así, diferenciándose en lo siguiente:

  • Los pendrives SSD suelen venderse a tamaños mucho mayores que los pendrives USB 3.0 que podemos comprar en la mayoría de tiendas. Generalmente, este tipo de unidades suelen tener tamaños que oscilan entre los 128 GB y hasta los 2 TB. Mientras que los pendrives tradicionales no suelen pasar de los 128 GB como máximo.
  • Los fabricantes suelen emplear memoria NAND Flash de mejor calidad a la hora de fabricar sus pendrives SSD. Esta memoria suele tener un mayor número de ciclos de escritura que la que se emplea en los pendrives tradicionales. Como sabemos, el número de ciclos de escritura es el factor limitante con la durabilidad de la memoria NAND Flash.
  • Un pendrive SSD suele soportar mejor el hecho de desconectarlo a las bravas del ordenador, si pasar previamente por el proceso de “Desconectar de manera segura“.
  • Finalmente, los pendrive USB SSD suelen ser más caros que sus contrapartes con memoria NAND Flash más barata. Aunque las continuas bajadas en los precios de este tipo de memoria han hecho que los precios de ambos tipos de pendrives se aproximen entre sí de manera considerable.

En resumidas cuentas, si lo que os interesa son las tasas de transferencia de archivos muy altas, instalar sistemas operativos o ejecutar un LiveCD de Linux, el pendrive USB que os interesa es el pendrive SSD. Si, por el contrario, vuestro pendrive perfecto es el normal.

Pendrives USB 3.0 rápidos

Pendrives SSD

Patriot Memory Supersonic Rage 2 de 128 GB

Con una tasa de transferencia de 400 MB/s, este pendrive SSD es uno de los modelos más baratos de esta comparativa. Especialmente si tenemos en cuenta su enorme tamaño de 128 GB que posee. Esto nos va a permitir grabar y leer archivos a velocidad de vértigo. O ejecutar un sistema operativo portátil, como un LiveCD de Linux, a buena velocidad de empleo.

HyperX Savage HX3 de 64 GB

El modelo de HyperX es otro pendrive SSD que posee una tasa de transferencia de datos de350 MB/s en lectura, y de 180 MB/s en escritura. Vamos, muy parecido a las tasas que podíamos ver en los primeros SSD hace ya muchos años.

SanDisk Extreme Pro de 128 GB

El SanDisk Extreme Pro tiene una velocidad de transferencia de datos de 420 MB/s en lectura, y de 380 MB/s en escritura. Vamos, que no le tiene mucho que envidiara a los SSD baratos del mercado en cuanto a rendimiento. Y con 128 GB, las posibilidades de almacenar muchos archivos de gran tamaño son enormes.

Pendrives normales

Samsung MUF-64BE de 64 GB

Este modelo es el primer pendrive USB 3.0 más normal. Samsung solo publicita su velocidad de lectura, que es de unos 200 MB/s teóricos, mientras que la de escritura es de solo 30 MB/s. Como ya dijimos antes, no llegan a las velocidades de escritura de los pendrives SSD, pero no se puede decir que sea lento en absoluto.

Corsair Flash Voyager Slider X1 de 256 GB

Este modelo de Corsair, a pesar de sus cerca de 200 MB/s de tasa de transferencia en lectura, su velocidad de escritura cae hasta los 60 MB/s. Por tanto, es un excelente pendrive USB 3.0.

De todas formas, resulta curioso que este modelo de 256 GB sea el más barato de todos los modelos de este Slider X1.

Kingston DataTraveler Elite G2 de 64 GB

Este mismo pendrive USB 3.0 de Kingston lo tenemos en la oficina y os podemos asegurar que funciona muy bien. Tiene una tasa de lectura de 230 MB/s, mientras que la de escritura es de 85 MB/s, que son unas cifras de lo más respetables.

Continúa leyendo
  • Rafael

    ¿Podríais pasar unos benchmarks? Es que la velocidad teórica y la práctica, puede ser que no coincidan