Filtrado el rendimiento de la nueva tarjeta gráfica integrada Gen11 de Intel en Ashes of the Singularity

Como si estuviese preparado y tras la presentación de la arquitectura que hemos expuesto hoy, una nueva filtración se abre paso para mostrar, una vez más, el rendimiento de la futura iGPU de Intel, donde esta vez ha hecho acto de presencia en Ashes of the Singularity, dejando muy mal parada a su homóloga actual UHD 620 y compitiendo de tú a tú contra NVIDIA en su gama baja MX.

Intel Gen 11 ¿un rival para las MX de NVIDIA?

Intel-Xe-Graphics

Las iGPU Intel Gen 11 traen importantes mejoras como hemos visto hoy en el artículo de su arquitectura, donde según Intel el rendimiento bruto de estas nuevas tarjetas gráficas integradas llegaría hasta 1 TFLOPS en su versión más potente con 64 EUs.

Para hacernos una mejor idea de lo que representa esta cifra, pondremos en contexto los datos oficiales de rendimiento de algunas consolas ampliamente conocidas.

Y es que Xbox One conseguía 1,31 TFLOPS, Xbox One S elevó su rendimiento hasta 1,4 TFLOPS, PS4 hasta 1,84 TFLOPS y finalmente PS4 Pro ya dio un salto importante hasta los 4,2 TFLOPS.

Es decir, esta iGPU estaría solo un 31% por debajo de la potencia de una Xbox One en rendimiento puro, nada mal si tenemos en cuenta que es muy probable que todavía se traten de datos teóricos de rendimiento.

Ashes of the Singularity filtra de nuevo una GPU

Intel-Gen-11-GPU-AotS-Benchmark

Como viene siendo habitual, Ashes of the Singularity vuelve a ser el juego y benchmark elegido para comparar el rendimiento de tarjetas gráficas, entre otras cosas por ser uno de los pocos juegos DX12 nativos.

El rendimiento medio que ofrece esta Intel Gen 11 bajo una resolución 1080p con el preset LOW aplicado es de apenas 20,4 FPS.

La pregunta más lógica para los menos entendidos sería ¿esto es mucho o poco para tratarse de una iGPU?

Bueno, pongamos más datos en la mesa para tener una mejor perspectiva, pero antes debemos tener en consideración varios puntos para ser totalmente justos:

  • Es muy probable que sea un Engineering sample.
  • Por la frecuencia de la CPU, es muy probable que estemos antes un chip mobile con la desventaja que conlleva.
  • Los drivers no serán los más óptimos.
  • La API usada ha sido DX11.

Gen 11 conseguiría doblar el rendimiento de una UHD y supondría un problema para NVIDIA

GeForce_MX130_Front

Entendiendo esto, el rendimiento ofrecido estaría casi doblando el que puede conseguir actualmente una UHD 620, quedándose esta iGPU Gen 11 muy cerca del rendimiento de una MX130 de NVIDIA.

Aunque es cierto que la MX130 es una GPU Maxwell y en 28 nm, también es cierto que es una GPU dedicada y sobre todo que logra superar a toda una Vega 11 de AMD.

Una UHD 620 logra una puntuación en el mismo benchmark y a mismos setting de aproximadamente entre 9 y 11 FPS, dependiendo de la CPU escogida y cuanto logre apretar el rendimiento.

Una NVIDIA MX130 más o menos ronda los 19 y 21 FPS respectivamente, por lo que esta nueva Gen 11 entraría a competir en un segmento que NVIDIA tiene controlado como es el de los ultrabooks.

Dicho segmento podría sufrir un vuelco si finalmente esta nueva iGPU de Intel consigue el rendimiento que hemos visto, ya que los fabricantes podrían prescindir de las GPU de NVIDIA, mejorando la autonomía, refrigeración y con ello el grosor de los equipos.