PS5 y Xbox Scarlett tendrán CPU y GPU separadas, como un PC, para poder jugar en 4K

Nuevos indicios están circulando por Internet, donde de nuevo PS5 y Xbox Scarlett están en el centro del huracán. Los nuevos rumores y filtraciones indican que podríamos ver por primera vez en unas consolas una separación física de GPU y CPU mediante interposer, en contra de los SOCs que actualmente reinan en las consolas y donde por primera vez veríamos dos chips gráficos distintos.

Los kits de desarrollo aportan luz al debate entre PS5 y Xbox

ps5-dev-kit

Ha sido precisamente a través de uno de los kits de desarrollo lanzados para cada consola por el que sabemos que es posible, o muy probable, que por primera vez las consolas se parezcan más a un PC de lo habitual.

Hasta ahora hemos visto SOCs en cada una de ellas, pero la filtración a través del volcado de especificaciones de un kit dev para Xbox Scarlett incita a pensar lo contrario.

Y es que los SOCs vistos hasta ahora incluían los núcleos y GPU en un mismo die, en procesos litográficos de una mayor envergadura con un consumo más elevado, pero también factibles de fabricar.

Parece que la tendencia de AMD por la modularidad se va a extender a las consolas y sus 7 nm son pieza clave en este nuevo concepto por parte de los de Lisa Su.

PS5 y Xbox Scarlett podrían no incluir la misma GPU

AMD-Arcturus

Desde el punto de vista de la rentabilidad actual, sabemos que TSMC no es capaz de proporcionar chips de gran envergadura a ningún fabricante.

El chip de mayor tamaño fabricado por los taiwaneses corresponde precisamente al incluido en las nuevas Radeon VII, ya que, aunque no sea el chip completo y funcional como el que porta la Instinc MI60, en tamaño es idéntico.

Hasta ahora, todos los rumores y filtraciones de chips, ID incluidas, enfocaban hacia un mismo punto: Navi 10 Lite, donde el resto de chips Navi serían para el mercado de PC, quedando ambas consolas relegadas a usar esta GPU en ambos casos.

Los datos filtrados de hoy sugieren un camino totalmente opuesto: PS5 y Xbox Scarlett podrían no incluir la misma GPU y donde ambos chips no estarían dentro del mismo die con los núcleos.

Vayamos por partes. Comenzando con las GPU, Navi parece que efectivamente será llevada a las GPU de consola, solo que esta vez el enfoque es diferente por parte de AMD, donde parece ser que será Sony la que finalmente la incluya.

¿AMD Navi Vs Arcturus?

Arcturus Xbox

Según los datos filtrados, las especificaciones del chip gráfico de Microsoft revelan un nombre familiar, Arcturus.

Hoy sabemos que dicho chip no hará referencia a la próxima arquitectura Next Gen de AMD, sino a un chip específico, el cual será la GPU de la próxima consola de Microsoft, no siendo Navi cómo se filtró en su momento.

Dicha filtración va más allá, ya que el chip en concreto sería el Arcturus 12, el cual debería llegar en 7 nm debido a sus altas frecuencias (1400 MHz) y donde además su velocidad de memoria se elevaría hasta los 1650 MHz para los 22 GB de VRAM disponibles a través de un bus de 352 bits.

En este momento hay que puntualizar que los 22 GB de VRAM se deben, según lo filtrado, al kit de desarrollo que usan tanto Microsoft como Sony. La cifra real será a tenor de lo visto solo 12 GB y la velocidad debería ser 1750 Mhz.

En cualquier caso, Arcturus 12 tendría un músculo increíble, ya que hablamos de 4096 Shaders en bloques de 64 engines, por lo que AMD sigue basando su arquitectura en el mismo tamaño de unidades mínimas y máximas.

El tamaño y el calor son un problema

Intel-Kaby-Lake-G

Si efectivamente esto se confirma, estamos hablando de un tamaño de die más que considerable, ya que, poniendo los datos en perspectiva, Vega 20 contiene los mismos 4096 shaders que Arcturus 12 y su tamaño es incompatible con el de un SOC.

A estas dimensiones habría que unir el tamaño de los 8 núcleos Zen 2, lo que daría una matriz demasiado grande como para que TSMC tuviese una tasa de éxito adecuada y así ofrecer un costo aceptable por los estadounidenses y Japoneses.

La opción más rentable, desde el punto de vista arquitectónico y de costes, es realizar dos matrices más pequeñas, con mayor cantidad de éxito por oblea e interconectarlas mediante Infinity Fabric 2 con un interposer de por medio, muy al estilo Kaby Lake G entre Intel y AMD.

Desde el punto de vista térmico, es más eficiente usar dos sistemas independientes de enfriamiento en vez de concentrarlo todo en uno de mayor consumo.

El problema es el coste extra que ello supone para ambas compañías. Lo que parece claro es que si tanto AMD como Sony o Microsoft quieren ofrecer una experiencia real de 4K a 60 FPS en sus consolas van a tener que inspirarse en su hermano mayor: el PC.

¿Puede que esto sea el principio del fin de la mala optimización y ports de los juegos de consola a PC?

Queda menos de un año para salir totalmente de dudas, los actores ya luchan en secreto y afilan sus armas, veremos qué deparan los nuevos datos y rumores conforme se acerque la fecha.