AMD logra en 2018 los mejores resultados financieros en 7 años

Escrito por Juan Diego de Usera

AMD acaba de anunciar sus resultados financieros pertenecientes al último trimestre y de todo el pasado año 2018. En estos resultados, AMD se muestra como una empresa que se ha cohesionado a la perfección, logrando los mejores resultados financieros de los últimos 7 años, con un incremento de ingresos bastante sustancial. En ellos, se han mostrado decisivos el sector de computación y tarjetas gráficas, que han permitido que la empresa haya obtenido un incremento de los ingresos del 23% frente a los del 2017.

AMD ya lleva unos cuantos años que se nota que la compañía ha vuelto a ser importante a los ojos de los consumidores. Primero, con el lanzamiento de las arquitecturas Polaris y Vega, en el sector de tarjetas gráficas de escritorio (y sus contrapartes para el sector profesional y para computación). Y, más recientemente, con el lanzamiento de los nuevos procesadores con arquitectura AMD Zen.

De hecho, han vuelto a ser estos dos sectores los que han experimentado un gran crecimiento dentro de la compañía. Así, ambos sectores han conseguido unas cifras de ingresos un 6% superiores a las que tuvieron el año pasado. Dado que la crisis de la minería dejó de ser relevante a comienzos del pasado año 2018, gran parte de este incremento se debe al sector de computación. Especialmente si hablamos de los procesadores EPYC, cuyo volumen de ventas se ha doblado con respecto al trimestre anterior.

Las ventas de procesadores AMD Ryzen siguieron creciendo con fuerza

No solo los procesadores EPYC de AMD fueron los únicos responsables de los buenos resultados financieros de la compañía. Las ventas de los procesadores AMD Ryzen crecieron un 5% con respecto a las hubo el pasado trimestre. Y han subido un 9% con respecto a las ventas de estos procesadores que hubo durante el año 2017. De esta manera, AMD ha conseguido compensar la caída de las ventas de su división de tarjetas gráficas.

Por otro lado, las ventas de los procesadores custom, que se suelen montar en las consolas para videojuegos se mantuvieron estables frente al anterior trimestre, pero han caído en un 39% frente a las que hubo el año anterior. Este descenso es lógico, dado que las ventas de consolas se han frenado bastante, ahora que se está hablando mucho de cómo será la próxima generación de estas cuando lleguen al mercado.

En definitiva, lo que AMD ha mostrado en sus resultados financieros del 2018 es una compañía que vuelve a ser fuerte, y que ha dejado atrás el fantasma de los números rojos que habían plagado sus resultados financieros en años anteriores.

Continúa leyendo
  • III-Ari-III

    Esas noticias que a uno le alegran el día.

  • Andres Lican

    Aplausos AMD. Yo dueño de un Ryzen 5 1600 se que se sintió salir de las cavernas.