Cómo convertir tu Raspberry Pi 3 en un Steam Link con esta app

Escrito por Juan Diego de Usera

Valve decidió, por sorpresa, el pasado mes de noviembre, dejar de fabricar su dispositivo Steam Link. Sin embargo, la compañía no ha querido dejar desangelados a aquellos usuarios que estaban interesados en el uso de un dispositivo como este, y ha hecho público el procedimiento por el cual, un usuario que posea una Raspberry Pi 3, puede hacer que este mini ordenador, pueda realizar las mismas funciones del Steam Link.

Nadie puede dudar que la llegada del Steam Link al mercado supuso algo revolucionario para la compañía y para los usuarios. Este pequeño dispositivo, permite que un usuario que tengo instalado Steam en su ordenador, pueda jugar en la pantalla de su televisor, pero sin tener su ordenador físicamente conectado a él. Porque la gran ventaja que traía Steam Link a la mesa, era la posibilidad de poder conectar con tu ordenador desde un cable de red, o bien de manera inalámbrica.

Sin embargo, que Valve haya decidido dejar de fabricar el dispositivo, no significa que haya dejado tirados a todos los usuarios a los que les interesaba la tecnología y las posibilidades que proporcionaba Steam Link. Así que, en un movimiento bastante inusitado, la compañía ha comunicado cómo se puede hacer que una Raspberry Pi 3 pueda ejercer las mismas funciones de las que hace gala el dispositivo original de Steam.

Solo con unas líneas de código podemos convertir la Raspberry Pi 3 en un Steam Link

Para instalar la app, el usuario ha de tener, como versión del sistema operativo de la Raspberry Pi 3, Raspbian Stretch, que es la última versión del sistema operativo que publicó la Raspberry Foundation. Esta versión se publicó a mediados del pasado año 2017. Luego, lo siguiente que el usuario deberá de hacer es teclear las siguientes líneas de código:

curl -#Of http://media.steampowered.com/steamlink/rpi/steamlink_1.0.2_armhf.deb
sudo dpkg -i steamlink_1.0.2_armhf.deb

Al ejecutarse, el código hará que la aplicación de Steam Link se instale automáticamente en el mini ordenador la primera vez que se ejecute en él. A partir de ese momento, la aplicación será completamente funcional para los usuarios, que podrán disponer de toda la funcionalidad que les daba el Steam Link original. Por el momento, los usuarios que han podido probar la nueva solución de Valve están bastante satisfechos con el resultado final de la misma.

Sin embargo, no podemos dejar de advertir que esta solución está todavía en una fase BETA de desarrollo, así que es muy posible que no esté al 100% todo lo pulida que podría estar, especialmente en cuanto a rendimiento. Aun así, Valve asegura que la aplicación se mantendrá actualizada.

Fuente > Steam

Continúa leyendo