Gigabyte lanza una placa base que permite usar el i9-9900K con RAM DDR3

Si alguien pensaba que la DDR3 estaba muerta en pleno final de 2018 hemos de decirle que está terriblemente equivocado. Si bien sus ventas han bajado en favor de la nueva DDR4, ahora con Gigabyte esto puede ser un punto de inflexión para los usuarios que tengan presupuestos más que ajustados, ya que acaba de presentar su Gigabyte H310M DS2V.

Gigabyte H310M DS2V, ¿la compañera de bajo coste para un i9-9900K o i7-8700K?

Gigabyte H310M DS2V DDR3

Esta placa será lanzada por Gigabyte con soporte para DDR3 desde 1333 MHz hasta 1866 MHz, pero lo que realmente sorprende es que la octava generación de procesadores de Intel sea capaz de manejar DDR3 de forma nativa.

Recordemos que el controlador de memoria o IMC se integra dentro de cada CPU, por lo que es este el que determina el soporte por parte del fabricante y no la placa base en sí.

Si nos dirigimos a los datasheet de Intel para esta generación y para la anterior, que tienen como baluartes al i9-9900K y al i7-8700K podremos ver que Intel si hace referencia al uso de DDR3 aunque sea en su versión LPDDR3.

Intel-DDR3

De igual forma estipula que sus IMC son capaces de soportar LPDDR3 hasta 2133 MHz, muy por encima de lo que Gigabyte va a incluir en su placa.

Intel-DDR3-2

Entonces, ¿por qué Gigabyte lanza a finales de 2018 una placa como esta? La única explicación posible, dado que es para el mercado de consumo, es atraer a los compradores que quieran cambiar de plataforma para ganar rendimiento pero a un coste ínfimo, aprovechando para ello sus antiguas memorias.

Eso ayuda a minimizar el presupuesto en un equipo, ya que el precio de la DRAM sigue por las nubes y si disponemos de 16 o 32 GB de nuestro antiguo equipo a una buena velocidad, esto se convierte directamente en un argumento a tener en cuenta.

Esta Gigabyte será gama de entrada pero bastante completa

También hay que valorar la apuesta de Gigabyte, ya que esta H310M DS2V DDR3 incluirá 4 puertos SATA 6 Gb/s, no incluirá M.2 pero si 4 puertos USB 2.0, Gigabyte LAN, audio 7.1, DVI y D-Sub entre otras características.

Gigabyte H310M DSV2 DDR3 1

A destacar la ranura PCIe 3.0 X16 completa y dos ranuras X1 que irán conectadas al chipset mediante PCIe 2.0. También hay que valorar el USB 3.0 para paneles frontales, 4 fases de alimentación y un conector para PSU de 4 pines.

Si bien ya vimos en Skylake placas con un concepto similar en cuanto a DDR3 se refiere, esta Gigabyte H310M DS2V DDR3 es la primera para Coffee Lake y Coffee Lake Refresh en el mercado con dichas características.

Recordemos que CPU como el i9-9900K tienen un TDP oficial de 95 vatios, por lo que esta placa es capaz de manejarlos oficialmente, otra cosa serán las temperaturas de los VRM y sin disipación activa.

Habrá que estar ojo avizor para comprobar detalles como estos, pero sin duda la apuesta de Gigabyte es tan brillante como arriesgada. De momento no sabemos fecha de salida ni el precio recomendado, así que toca esperar.