Silla gaming o de oficina: diferencias y ventajas de usar una u otra

Escrito por Manuel Santos

A la hora de adquirir una silla para nuestro set up, puede que no sólo nos planteemos las diferentes opciones que hay dentro del catálogo gaming, sino que también dudemos entre si escoger una silla de oficina, o una silla gaming. Aunque parezca algo extraño, ambas sillas tienen diferentes características que ofrecernos y puede que cambie tu opinión sobre cual prefieres tras leer este artículo.

Las sillas gaming nos permiten apoyar todo el cuerpo en ellas

Las sillas gaming cuentan con un gran punto a su favor, tienen un diseño mucho más vistoso para los gamers y los atrae muchos más. Además, la mayoría de las sillas gaming cuentan con unas dimensiones que nos permiten el poder descansar la cabeza, algo que la mayoría de las sillas de escritorio no incorporan -aunque algunas si lo tienen-.

Antes, las sillas de oficina tenían un diseño más estilo sillón, pero con el paso del tiempo y el avance del diseño ergonómico, estas han ido abandonando todo su peso y se han convertido en sillas muy livianas con un diseño totalmente adaptado a nuestro cuerpo. La mayoría de las sillas de oficina cuentan con todo tipo de formas para que no sufra nuestra espalda tras estar 8 horas sentados en ellas (40 horas semanales).

Si quieres una silla totalmente ergonómica, debes ir a por las sillas de oficina

Aunque pasemos largas horas en nuestra silla gaming, el trabajador de oficina está mucho más tiempo en su silla y necesita que está pueda evitarle todo tipo de dolores al final de la semana. Además, estas sillas no tienen un cuerpo excesivamente grande y se limitan a proporcionar apoyo a ciertas zonas de nuestro cuerpo. En el caso de las sillas gaming, estas cubren nuestro cuerpo por completo, permitiéndonos descansarlo mientras jugamos en nuestro ordenador o consola.

No es que las sillas gaming no sean ergonómicas, también lo son, pero no al mismo nivel que las de oficina. Las sillas gaming ganan en comodidad, ya que todo nuestro cuerpo está apoyado en ellas.

El precio marca totalmente la diferencia

La diferencia del nivel de ingeniería que hay detrás de cada tipo de silla se nota en el precio, las sillas de oficina son bastante más caras que las sillas gaming, dejando claro que no están pensadas para todo tipo de usuarios. Estas sillas pueden llegar a costar un 60% más caras que las sillas gaming que utilizamos actualmente, quedando muy alejadas del usuario de a pie.

Análisis: Vertagear PL6000
Continúa leyendo