Filtrada la hoja de ruta de Intel para los próximos dos años: 10 nm con Icelake a finales de 2019

Escrito por Juan Diego de Usera

Una hoja de ruta que se ha filtrado, supuestamente perteneciente a Intel, muestra como la compañía no espera empezar a vender procesadores fabricados en el nodo de 10 nm hasta el último trimestre del 2019. Mientras tanto, la compañía seguirá aguantando con el nodo de 14 nm para sus procesadores de escritorio, al menos hasta que estén seguros del nuevo nodo de 10 nm.

Creo que a nadie se le escapa el hecho que el nodo de 10 nm de Intel está siendo el que más problemas le está dando al gigante azul. Para ser un nodo que, en teoría, debería de haber salido al mercado con los procesadores Kaby Lake, llevamos ya casi un año desde que se lanzaron sus sucesores, los procesadores Coffee Lake y este nodo de fabricación lo único que hace es retrasarse. Para regocijo de su principal rival, AMD, que el año que viene ya debiera de comenzar a presentar sus procesadores Zen 2 fabricados en el nuevo nodo de 7 nm. Ya solo este hecho va a suponer todo un hito en la historia informática, dado que, por primera vez, Intel habría perdido el liderazgo en cuanto a los nodos de fabricación.

Independientemente de este hecho, Intel seguirá apostando inicialmente por sus procesadores Coffee Lake y su chipset Z370. Aunque se espera que a finales del tercer trimestre o comienzos del cuarto de este año 2018, Intel presente sus nuevos procesadores de 8 núcleos y 16 hilos con su arquitectura Coffee Lake-R. Estos procesadores probablemente vendrían acompañados del chipset Z390.

El retraso de los 10 nm puede poner en serios problemas a Intel

Los primeros procesadores Intel fabricados con el nodo de 10 nm para escritorio serán los núcleos Icelake-S, los cuales están previsto que sean presentados durante el cuarto trimestre del 2019. O lo que es lo mismo: dentro de más de un año. A estos procesadores, los debiera de suceder, un año después, los núcleos Tiger Lake-S, que suponemos que seguirán estando fabricados en el nodo de 10 nm (después de todo el tiempo que les ha costado conseguir hacer funcionar este nodo, lo normal es que Intel lo quiera rentabilizar al máximo).

En otro orden de cosas, parece que en los planes de Intel entraría ahora el dejar de fabricar sus procesadores de la gama HEDT. Aunque, de alguna manera, nos extrañaría mucho que Intel fuera a tirar por la borda todo el trabajo que lleva realizando desde que lanzaron los primeros procesadores Nehalem. A no ser que se hubiera producido un cambio muy significativo en las tendencias de compras de los usuarios con la llegada de los AMD Threadripper.

Continúa leyendo