Intel Cascade Lake: la nueva arquitectura para hacer frente a AMD EPYC

Ya tenemos la primera filtración sobre la próxima arquitectura Intel Cascade Lake, que la marca está desarrollando para hacer frente a la buena aceptación que están teniendo los procesadores AMD EPYC en el entorno empresarial de servidores. Esta nueva arquitectura incorporará memoria de seis canales y hasta ocho procesadores en una única placa base.

El entorno de soluciones empresariales de procesadores es bastante diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en el entorno de escritorio. En este, no es raro ver placas base que son capaces de manejar cantidades astronómicas de memoria RAM (2 TB de RAM o más), y configuraciones de placas base que para nada se parecen a las que montamos en nuestros sistemas de manera habitual. El hecho es que no es raro ver en este entorno, placas base con dos, cuatro y hasta ocho sockets, donde poder montar los correspondientes procesadores.

Para este entorno, es para el que AMD ha desarrollado sus procesadores EPYC, que ya todos conocemos bien. Sin embargo, una gran limitación de la arquitectura de AMD es que no permite, por el momento, placas base con más de dos sockets, lo cual puede limitar bastante su uso en entornos de trabajo que requieran un gran número de hilos para acelerar el rendimiento de cálculo de los servidores.

Intel Cascade Lake permitirá placas base con hasta 8 procesadores

La nueva arquitectura Intel Cascade Lake proporcionará, por cada procesador hasta un máximo de seis canales para la instalación de memoria RAM (un total de doce ranuras) y procesadores con un máximo de 28 núcleos, todos con el Hyper Threading activado, lo cual nos da un total de hasta 56 hilos de proceso paralelos. También incorporará 48 vías PCIe. La verdad es que, estas especificaciones, si las comparamos con las especificaciones de AMD EPYC no son especialmente impresionantes. Los AMD EPYC tiene una arquitectura de 8 canales, 32 núcleos por cada procesador (hasta 64 hilos de proceso) y 128 vías PCIe, que es casi el triple de lo que incorpora la arquitectura Intel Cascade Lake.

Pero, volvemos a decir que el principal problema que se encuentra AMD EPYC es la incapacidad de escalar más allá de tener dos procesadores por placa base. Y es seguramente en este terreno donde los Intel Cascade Lake van a presentar batalla contra los modelos de AMD. Aunque Intel sigue acusando a AMD de tener sus procesadores «pegados con cola», haciendo referencia a que su arquitectura es modular. Pero, para estas alturas, ya todos sabemos que la arquitectura Zen le está proporcionando muchos dolores de cabeza a Intel con su rendimiento.