TN, IPS y VA: diferencias y qué panel elegir para tu pantalla

Escrito por Juan Diego de Usera

Todo monitor con panel de cristal líquido tiene un tipo de matriz (o panel) que tiene unas características específicas que le hacen adecuado para según unas u otras actividades. En este tutorial hablaremos de los tres tipos de paneles que hay ahora mismo y qué panel es el que debes de elegir para tu pantalla, en función del uso.

La tecnología Thin Film Transistor Liquid Crystal Display (abreviado, TFT LCD) lleva con nosotros más años de los que muchos de vosotros suponéis. Los primeros paneles LCD se comenzaron a fabricar en el año 1986, aunque por aquel entonces solo se podían encontrar montados en los primeros ordenadores personales portátiles. Sin embargo, muy pronto los fabricantes de monitores comenzaron a lanzar sus primeros modelos de este tipo de panel para sustituir a los tradicionales monitores de escritorio. Cosa que han logrado hacer gracias a su tamaño y peso mucho más pequeño, que nos permite tener más espacio disponible encima de nuestro escritorios.

En la actualidad hay tres tipos de paneles en uso en el mercado (cada uno con variantes): TN, VA e IPS. Cada uno de ellos tiene sus propias características, que lo hacen más adecuado para según qué uso, y son aspectos que debéis de tener bastante en cuenta a la hora de elegir para tu pantalla.

  • Paneles TN (Twisted Nematic)

Este tipo de panel es el primero que llegó al mercado de consumo en grandes cantidades, aunque ya estábamos previamente familiarizados con ellos dado que son los que se emplean desde hace mucho tiempo en muchos componentes electrónicos de consumo, como calculadoras.

Estos paneles funcionan realizando una realineación de las moléculas de cristal líquido entre dos electrodos, permitiendo que la luz pase o deje de hacerlo en función de su estado.

La fabricación de este tipo de paneles es muy barata, lo que hace que se encuentren presentes en la mayoría de paneles pertenecientes a la gama de entrada, aunque también en muchos modelos de la gama alta destinados al gaming. Esto es así porque su característica más importante (después del reducido precio) es la rapidez que presentan en la velocidad del cambio de estado, siendo bastante superior a la que tienen sus contrincantes (es normal que este tipo de paneles tengan un tiempo de respuesta de 1 ms).

Por desgracia, esa es la única característica positiva que tienen estos paneles, porque el resto no lo son tanto. Por principio, todos estos paneles tienen unos ángulos de visionado atroces, tanto en la vertical como en la horizontal (aunque más en la vertical, donde los colores pueden llegar a invertirse con ángulos extremos). Por tanto, esto nos fuerza a permanecer constantemente con el monitor justo delante de nuestros ojos y a la altura correcta.

Por otro lado, estos paneles no son capaces de representar colores de 8 bits, quedándose en 6, lo que significa que no son capaces de representar todo el espectro visible de colores. Esto da como resultado que los colores que muestran estos paneles en imagen no suelan ser los correctos que deberían.

Todo o anterior hace que el uso de este tipo de paneles haya quedado restringido al de las aplicaciones de oficina y al gaming de competición, donde no importa demasiado que la imagen en pantalla sea bonita, si no que sea rápida y definida.

  • Paneles VA (Vertical Alignment)

Este segundo tipo de panel siempre ha estado en segundo plano, dado que inicialmente se empleaba especialmente para monitores de diseño gráfico (cuando los paneles IPS no eran la norma, obviamente, por ser todavía demasiado caros). Sin embargo, la popularización de los paneles IPS los acabó dejando un poco en el olvido, dado que les cuesta bastante más cambiar de estado a los píxeles (originalmente, no era raro ver tiempos de respuesta de 12 ms en este tipo de paneles).

A pesar del alto tiempo de respuesta inicial de ellos, este tipo de paneles se están volviendo a poner otra vez de moda entre los usuarios porque permiten altas tasas de refresco vertical (los famosos 144 Hz están disponibles para muchos de estos modelos) y de la muy superior relación de contraste estático frente a los paneles IPS y TN, aparte de conseguir un mejor brillo de pantalla, lo que los hace candidatos perfectos para ser empleados en monitores que posean HDR como característica.

Todo lo anterior hace que los paneles VA estén más orientados al diseño gráfico y al entretenimiento en forma de películas, aunque los últimos modelos que están saliendo al mercado con altas tasas de refresco los están convirtiendo también en una buena apuesta para el gaming. También lo es que muchos monitores de gran tamaño y alta resolución (por encima de la tradicional Full HD) estén optando por equipar esos paneles en su interior.

  • Paneles IPS (In-Plane Switching)

Este tipo de panel es, probablemente, el modelo de panel más utilizado hoy en día, dado que posee todas las características de los paneles VA pero su tiempo de respuesta es bastante inferior al que presentan ese tipo de paneles (es normal ver modelos con un tiempo de respuesta de 4 ms). En general, este tipo de paneles son los que mejor representan los colores de los tres tipos, al igual que presentan la menor variación en los colores representados en función del ángulo desde el que se ve la pantalla.

Curiosamente, los paneles IPS salieron al mercado para corregir los problemas de calidad de imagen que tenían los paneles TN pero, dado que eran muy caros de fabricar, no se comenzaron a popularizar hasta bastantes años después de la invención de esta tecnología.

A pesar de sus ventajas más que obvias, los paneles IPS también presentan ciertas desventajas por su diseño, entre las que hay que destacar que sus ratios de contraste no son especialmente altos (lo normal son 1000:1) y muchas veces presentan problemas de fugas de luz en los bordes de la pantalla.

Los paneles IPS se suelen destinar, generalmente, a ser empleados con aplicaciones de diseño gráfico o para gaming no competitivo, cuando lo que le importa al usuario es más disfrutar de las imágenes que ve en la pantalla que la rapidez o precisión de las mismas.

No hablaremos en este artículo de la tecnología PLS (Plane to Line Switching) de Samsung dado que es, a grandes rasgos, la interpretación que este fabricante hace de la tecnología IPS, con sus mismas virtudes y defectos.

Continúa leyendo
  • javron

    Geniales artículos que están sacando, llenando los huecos vacíos con buena info