Los AMD Ryzen de la serie 2000X ahora sí llevarán disipador OEM de serie

Gracias a una filtración desde Amazon, nos hemos podido enterar de un detalle muy importante sobre los nuevos procesadores AMD Ryzen de la serie 2000X: Que esta vez sí vendrán de serie con un disipador, cosa que los actuales modelos de la serie 1000X no traen de serie. Al menos, sí lo hará en los nuevos Ryzen 5 2600X.

Algo que se criticó bastante en AMD cuando lanzaron sus procesadores AMD Ryzen el año pasado, es que no incluyeran un disipador OEM en los procesadores de la serie 1000X por encima del modelo Ryzen 5 1500X, mientras que sí lo incluían con el resto de modelos de sus nuevos procesadores. Cierto es que AMD puso a la venta su propio disipador AMD Wraith Max, que incorporaba iluminación RGB, y que en funcionamiento era bastante silencioso, pero también lo es que los precios por los que salieron a la venta eran tan altos que los usuarios podían comprarse mejores opciones por lo que AMD estaba pidiendo por sus disipadores.

Por otro lado, los disipadores AMD Wraith Spire que AMD vendía junto a los procesadores AMD Ryzen 5 1500X, Ryzen 5 1600 y Ryzen 7 1700 eran modelos muy válidos para ser disipadores OEM. No solo permitían conseguir unas temperaturas muy decentes con el ordenador en funcionamiento, sino que incluso admitían pequeños overclocks manteniendo un entorno sonoro bastante contenido, algo que no es algo habitual en nuestra experiencia con disipadores OEM.

Los AMD Ryzen 2600X traerán de serie el disipador AMD Wraith Spire RGB

Que AMD vaya a incluir los Wraith Spire RGB con el procesador AMD Ryzen 5 2600X nos despierta sentimientos encontrados. Por un lado, nos parece estupendo que los usuarios de esta gama media de procesadores ya no tengan que gastarse más dinero en la compra de un disipador extra para su equipo, si no que éste ya vaya a venir incluido con el procesador, lo cual le da un plus de valor bastante interesante.

Pero, por otro lado, los disipadores Wraith Spire no dejan de ser modelos que se han pensado para refrigerar procesadores de hasta 95 W. Cuando se emplea con un procesador de 65 W, como hasta ahora, es una unión perfecta; pero cuando se quiere utilizar con un procesador de 95 W, nos parece que va a ser una unión bastante forzada. Y, si bien es verdad que el disipador podrá, con toda probabilidad, refrigerar correctamente el procesador, dudamos bastante que sea capaz de soportar ningún tipo de overclock. Ni el más mínimo.

Al menos el diseño del disipador lo hace tan compacto que nunca podrá tener problemas de compatibilidad con las ranuras de la memoria RAM, ni con la primera ranura PCIe de la placa base, ni con ningún componente que rodee el socket del procesador.