Unboxing: así son las nuevas APU Raven Ridge de AMD

Escrito por Juan Diego de Usera

Nuestro análisis de las nuevas APU Raven Ridge lo podremos publicar dentro de unos días, cuando se levante el NDA de AMD. Pero mientras, para ir haciendo boca, os vamos a ir dejando las primeras imágenes de estos procesadores que vienen con muchas ganas de cambiar por completo el panorama gaming cuando se tiene poco presupuesto para jugar.

Desde el lanzamiento de los primeros procesadores de tipo APU, la filosofía de AMD siempre ha sido la de crear una plataforma que sirviera para el gaming con pocas pretensiones, siempre mirando hacia los usuarios que tenían un menor volumen de ingresos. De ahí surge la idea de integrar la tarjeta gráfica dentro del propio procesador.

Se podría decir que los procesadores de gama media y baja de Intel también son APU, pero con una diferencia de concepto bastante importante: No se han pensado para jugar. Sí, ya se que con ellos se puede jugar más o menos bien con un nivel de detalle nulo, a juegos muy antiguos y a una resolución bastante baja. Pero eso no es jugar, se mire como se mire. Para “JUGAR” hay que disfrutar de la experiencia y lo que acabo de describir no implica la palabra “disfrutar” por ninguna parte.

Las nuevas APU Raven Ridge de AMD son las primeras que incorporan debajo del mismo IHS, núcleos Zen con una tarjeta gráfica  Radeon Vega. Aun recuerdo cuando hace casi un año todavía especulábamos sobre cómo serían estas APU y yo no quería creer que AMD empleara una gráfica Vega en unos procesadores que siempre han ido bastante justos de rendimiento. Dado que mi sistema de pruebas es un AMD A10-7850K, sé bien de lo que hablo en cuanto a potencia.

Las APU Raven Ridge que nos han llegado son la Ryzen 3 2200G y la Ryzen 5 2400G

AMD ha tenido a bien enviarnos para review las dos APU que está lanzando: la R3 2200G y la R5 2400G, junto con 16  GB de memoria RAM y una placa base mini ITX de Gigabyte, con chipset B350.

El por qué AMD ha optado por enviar una placa base en formato mini ITX para review merece su análisis con detenimiento. Al fin y al cabo, estas APU están pensadas para ser empleadas en sistemas de bajo consumo y HTPC, que suelen ser aquellos en los que se montan este tipo de placas base. Con lo cual, no debiera de ser extraño comenzar a ver este tipo de configuraciones en equipos de bajo presupuesto todo terreno que permiten jugar a resolución Full HD a la par que ver películas en el salón de nuestra casa.

Las nuevas APU de AMD traen todas las virtudes de Ryzen y Vega en un mismo empaquetado

Hay que recordar que las dos APU que saldrán a la venta en breve son animales de la misma especie pero diferentes:

  • AMD Ryzen 3 2200G es una APU con cuatro núcleos Zen sin el SMT habilitado, por lo que solo tiene 4 hilos de proceso. Tiene una velocidad base de 3,5 GHz con un boost que llega hasta los 3,7 GHz. Por especificaciones, sería muy similar al actual R3 1300X. Como gráfica integrada, estaremos hablando de la Radeon Vega 8 con 512 SPs con una frecuencia de 1.100 MHz
  • AMD Ryzen 5 2400G es una APU con cuatro núcleos Zen con el SMT habilitado, lo que significa que tiene 8 hilos de proceso. Su velocidad base de de 3,6 GHz, mientras que su boost sube hasta los 3,9 GHz. Por especificaciones debiera de situarse por encima del R5 1500X. Su gráfica integrada es una Radeon Vega 11, que cuenta con 740 SPs y funciona a una  frecuencia de 1.250 MHz

Ambos procesadores tienen un TDP de 65 W. Y esto me lleva a enseñaros los disipadores OEM que AMD ha elegido para utilizar con estas APU:

La verdad es que estos disipadores Wraith que AMD incluirá con el empaquetado de estas APUs me parecen un poco… básicos. Así como los Wraith que se incluyen con los modelos de Ryzen 5 son disipadores de lo más adecuados y de baja sonoridad (para lo que nos suelen tener acostumbrados las marcas generalmente), estos me dan sensación de quedarse algo cortos. Aunque ya veremos cuando los testemos si realmente son capaces de dar la talla o no.

La placa base de Gigabyte sería perfecta para cualquier sistema de pequeño tamaño

Como he comentado, AMD ha mandado junto a sus nuevas APU Raven Ridge una placa base Gigabyte AB350N, una placa base en tamaño mini ITX que cuenta con el chipset B350 de AMD. La paca cuenta con dos ranuras de memoria para RAM DDR4 hasta 3.200 MHz

Esta placa base también incorpora una tarjeta inalámbrica Intel 802.11ac de doble banda (2,4 y 5 GHz) que también ejecuta funciones de Bluetooth 4.2.

En cuanto a sus salidas de vídeo, incorpora un HDMI 1.4 y un DisplayPort 1.2, así que ver contenido en resolución 4K no  será ningún problema para los usuarios.

Hasta aquí nuestro unboxing de las nuevas APU Raven Ridge de AMD. Para saber más cosas sobre ellas y sobre cómo rinden, tendréis que esperar a nuestro análisis dentro de unos días.

Continúa leyendo
  • Hachazos

    Buena pinta.