Silverstone introduce el TP02-M2, un disipador para SSDs en formato M.2

Escrito por Rodrigo Alonso

Ya sabéis que el Thermal Throtting es un fenómeno mediante el cual los SSDs en formato M.2 reducen notablemente su rendimiento cuando alcanzan cierta temperatura para preservar su integridad, y esto es un problema bastante acusado hoy en día. El especialista en soluciones de refrigeración Silverstone ya nos propuso en el pasado algunas soluciones para paliar el thermal throttling, pero no ha sido hasta ahora que ha presentado un disipador para SSDs en formato M.2 con todas las de la ley, el nuevo TP02-M2.

El TP02-M2 tiene un cuerpo de aluminio pintado de negro con tan solo 1 centímetro de altura para evitar posibles problemas de compatibilidad, incluyendo en aquellos zócalos M.2 de las placas base que se sitúan por debajo del PCI-Express principal, en el que instalamos normalmente la tarjeta gráfica. Tiene en total siete láminas gruesas (tres altas y cuatro bajas) para que el calor generado por el SSD se distribuya uniformemente por toda su superficie, bajando notablemente la temperatura.

Decíamos que el Silverstone TP02-M2 tiene tan solo 1 centímetro de altura, y su longitud es de 80 mm por lo que evidentemente está preparado para ser instalado en SSDs M.2 de formato M.2-2280 estándar. Pesa en total 16 gramos, 20 gramos si utilizamos el pad térmico adhesivo que el fabricante incluye en el paquete y que nos servirá para maximizar la transferencia de calor entre el SSD y el disipador. Tiene, por si acaso, un par de gomas que nos ayudarán a mantenerlo en su sitio, pero su uso solo será recomendable en el caso de que no queramos utilizar el adhesivo térmico (aunque éste es de quita y pon).

El fabricante eso sí no ha dado muchos datos al respecto. Ni cuánta temperatura lograremos reducir utilizándolo (aunque basándonos en soluciones parecidas de otros fabricantes estaremos hablando de entre 10 y 12 grados), ni cuándo podremos encontrarlo en las tiendas ni a qué precio. Tocará esperar.

Continúa leyendo