La Thermaltake View 22 Tempered Glass Edition permite mirar su interior

Escrito por Juan Diego de Usera

El fabricante de cajas de ordenador Thermaltake acaba de presentar su nueva caja en formato semi torre View 22 Tempered Glass Edition. Esta nueva caja se caracteriza por tener una gran ventana lateral en su parte izquierda que permite ver, sin obstáculos, el interior de la caja.Además de poseer ventiladores con LEDs en el frontal de la caja y parte trasera.

A fecha de hoy, raro es el fabricante que no ha sacado un modelo de caja que tenga algún lateral (o varios de ellos) que emplee el cristal templado como material. Y ojo, que yo soy de los primeros que dice que las cajas con cristal templado, son mucho más bonitas que simplemente con una chapa de metal.

Claro que, esto también implica que la persona que la compre. Debe tener cierta idea a la hora de crear la gestión de cables dentro de su ordenador. Cosa que generalmente no se suele tener muy en cuenta a la hora hacer el montaje. Al menos por los usuarios noveles.

Y es que hacer la gestión de cables de manera correcta, generalmente es un dolor de cabeza y suele requerir bastante tiempo para dejarlo de una manera decente realmente. Así que este tipo de cajas que permiten ver el interior, son más recomendables para usuarios con cierta experiencia en montaje de ordenadores, que para usuarios noveles.

La Thermaltake View 22 Tempered Glass Edition seguirá empleando ventiladores de 120 mm

Con unas dimensiones de 467 x 223 x 491 mm está claro que la nueva caja de Thermaltake es una caja bastante compacta en tamaño. Por tanto, no me extraña, que los ventiladores que haya utilizado el fabricante para refrigerar la caja sean de 120 mm de diámetro. Aunque, en mi opinión, pienso que hubiera habido espacio para poner ventiladores de 140 mm. Que siempre giran más lento moviendo el mismo caudal de aire y con menor sonoridad.

En cuanto al almacenamiento interno la caja cuenta con espacio para dos discos duros de 3,5 pulgadas. Y otros dos discos duros de 2,5 pulgadas. Un almacenamiento bastante básico en mi opinión. Pero muy en línea con el almacenamiento que están teniendo las cajas de ordenador en los últimos tiempos.

La caja internamente es bastante amplia. Admitiendo una altura máxima del disipador del procesador de 160 mm. Mientras que la limitación de longitud para tarjeta gráfica es de 400 mm. Por lo tanto, podréis meter cualquier tipo de hardware en su interior.

Thermaltake no ha dado datos sobre el precio de esta nueva caja, ni sobre cuándo saldrá al mercado.

Continúa leyendo