Un usuario modifica una MSI Z170A Titanium para que soporte un i3 8350K

Escrito por Juan Diego de Usera
MSI

Un usuario de la página web Baidu ha conseguido lo que parecía imposible según Intel. Ha conseguido modificar una placa base Z170A Titanium del fabricante MSI y hacerla que soporte uno de los nuevos procesadores Coffee Lake. Más concretamente, el Core i3 83580K. Si ha conseguido esto modificando la Bios, ¿dónde quedan ahora las recomendaciones de Intel?

Intel de siempre se ha empeñado en decir que los nuevos procesadores Coffee Lake no iban a ser compatibles con la anterior generación de placas base. Sin embargo, todos los usuarios siempre hemos pensado que en la palabras de Intel había más intención de ganar dinero que de realidad. Al fin y al cabo ambos tipos de procesadores comparten el mismo socket, el LGA1151. Por mucho que nos quisieran hacer creer que los nuevos procesadores no podrían funcionar en los modelos antiguos placas base, parece ser que los hechos les van a acabar llevando la contraria.

El usuario de Baidu se ha encargado de modificar la Bios que incorpora la placa MSI Z170A Titanium, con un editor UEFI Tool. A posteriori, ha conseguido poner capturas de pantalla donde se demuestra lo que ha hecho. Que el procesador Intel Core i3 8350K cada sea capaz de funcionar en una placa base en la que en teoría no debería de funcionar. Llama poderosamente la atención que lo haya realizado con una placa equipada con un chipset que es dos generaciones anterior al nuevo Z370.

La modificación de la Bios para el i3 8350K deja ciertos cabos sueltos

También es verdad que la modificación se ha llevado a cabo con un procesador que, por dentro, no deja de ser equivalente a un Core i5 de pasadas generaciones. Al emplear solo cuatro núcleos sin Hyperthreading. Y es posible que esta modificación de la Bios no fuera soportada. Si se le pusiera uno de los procesadores con más núcleos / hilos. Como los actuales Core i5 e i7.

También es verdad que la modificación de la Bios dista mucho de ser perfecta. Dado que la gráfica integrada en el procesador no funciona, al igual que la ranura PCIe principal. Pero no se puede dejar de lado que ésto es el trabajo de solo un usuario doméstico.

Esto quizás nos demuestra a todos que en realidad en las palabras de Intel había más ganas de ganar dinero que verdad. Algo que, a estas alturas de la película no nos sorprende ni lo más mínimo, ¿verdad?

Continúa leyendo