MSI lanza las Z370 Gaming Pro Carbon AC y Z370 GODLIKE Gaming

Escrito por Rodrigo Alonso
MSI

MSI ya tiene preparado el lanzamiento de sus dos primeras placas base para los nuevos procesadores Intel Coffee Lake de octava generación, y no serán precisamente placas básicas sino todo lo contrario: la Z370 Gaming Pro Carbon AC y la Z370 Godlike Gaming ACK, dos placas orientadas a la gama alta diseñadas para sacarle el máximo partido a la nueva generación.

Fabricada con factor de forma ATX, la Z370 Gaming Pro Carbon AC cubre todas las posibles características que podamos llegar a necesitar con la nueva generación para montar un sistema de gama alta. Toma la energía de los habituales conectores ATX de 24 pines y EPS de 8 pines, y monta un VRM de 10 fases para el procesador. Incorpora cuatro zócalos de memoria DDR4 con soporte para hasta 64 GB en dual channel, tiene dos zócalos PCI-Express 3.0 x16 con refuerzo metálico para soportar el peso de gráficas grandes (son eléctricamente x8 x8 cuando ambos están en uso) y tiene un tercer PCI-Express 3.0 x4 enlazado al PCH Z370. Incluye dos zócalos M.2 32 Gbps y seis SATA 6 Gbps. Se incluye un M.2 Shield entre los accesorios.

La placa también cuenta con conectividad inalámbrica, aunque no está integrada en ella misma sino que se incluye entre los accesorios una tarjeta PCIe x1 para tal efecto. Ésta cuenta con un chip Intel Dual Band Wireless-AC 8265 mPCIe con WiFi 802.11ac y Bluetooth 4.2. Para ir terminando, la placa cuenta con multitud de puertos USB 3.0 y USB 3.1, incluyendo un conector Type-C. Se espera que su precio sea ligeramente superior a los 200 euros.

Por otro lado tenemos la Z370 Godlike Gaming ACK, una placa orientada para la más alta gama. Tiene un tamaño “casi” E-ATX, y toma la corriente de una combinación de conector ATX de 24 pines, EPS de 8 pines, y un PCIe de 6 pines para dar alimentación extra a los zócalos PCI-Express. Cuenta con un VRM de 18 fases para proporcionar una enorme estabilidad a la hora de realizar Overclock. La placa cuenta con cuatro zócalos para memoria RAM DDR4 reforzados con metal, cuatro PCI-Express 3.0 x16 (x16 x4 NC x4 o x8 x4 x8 x4), dos de los cuales están enlazados al PCH Z370.

En cuanto a la conectividad, la placa incorpora cinco zócalos M.2 32 Gbps, tres en la placa y dos a través de una tarjeta de expansión PCIe 3.0 x8 incluida entre los accesorios. También tiene un puerto U.2 32 Gbps y seis SATA 6 Gbps. La placa incorpora nada menos que tres conectores RJ-45 Gigabit, todas manejadas con el chip Killer E2500, y además cuenta con una tarjeta WLAN Killer 1535 para la mejor conectividad inalámbrica (y Bluetooth). Igual que la anterior, cuenta con múltiples conectores USB 3.0 y USB 3.1, incluyendo un Type-C. Se espera que el precio de esta placa base de MSI supere los 350 euros.

Continúa leyendo