Habrá escasez de procesadores Intel Coffee Lake hasta al menos 2018

Escrito por Rodrigo Alonso

La octava generación de procesadores Intel Core, de nombre Coffee Lake, pretende restaurar la competitividad de la compañía en el segmento de mercado de la gama media (MSDT) para ordenadores de escritorio, ahora mismo dominada por la exitosa generación Ryzen de AMD. Sin embargo, algunos medios afirman que Intel tendrá algunos problemas de stock y las hornadas de procesadores llegarán a las tiendas con cuenta gotas.

Hay que tomar esto con pinzas, pues no es sino un rumor generado por la gente de Sweclockers sin una base contrastada, pero aunque pudiera ser un simple “clickbait” es necesario tenerlo en cuenta por si acaso, porque todo podría ser. No obstante, sería raro ver problemas de stock en un fabricante como Intel, que normalmente nunca los ha tenido puesto que como sabéis, fabrican sus propios chips al contrario que AMD, que delega ésta tarea en terceros dado que vendió hace años sus plantas de producción.

Los nuevos procesadores Intel Coffee Lake se lanzan oficialmente esta misma tarde, y se esperaba que su disponibilidad en tiendas llegara a no mucho tardar como es habitual con éste fabricante. En principio llegan seis modelos de procesador (SKU), dos de los cuales son Core i7, dos Core i5 y dos Core i3, siendo los dos primeros de seis núcleos y doce hilos de proceso por primera vez en la gama media de la compañía. Podéis verlo en la siguiente tabla.

No sabemos si la noticia publicada por Sweclockers basa su fundamento en el hecho de que tendrán mucha demanda por ser los primeros de seis cores para la gama media de la compañía y por ello se quedarán rápidamente sin stock, o bien si es porque Intel no ha fabricado unidades suficientes en el lanzamiento y tendremos que esperar a segundas y terceras hornadas para ver disponibilidad en tiendas. Según han publicado, el problema se extenderá en todo lo que queda de año y no será hasta 2018 que encontraremos stock real.

En cualquier caso, el primer trimestre del año que viene va a ser interesante, pues es cuando AMD tiene previsto lanzar la segunda generación de procesadores Ryzen basados en la nueva litografía Pinnacle Ridge a 12 nanómetros. Será una reducción óptica de los actuales Summit Ridge y Zeppelin que pasarán a ser fabricados ahora por GlobalFoundries en su nodo de 12 nm, lo que permitirá a AMD incrementar la velocidad de funcionamiento y reducir el consumo. Veremos cómo compite Intel con esto.

Continúa leyendo