Un error contamina toda una fábrica de obleas de Micron y reduce su producción

Un error contamina toda una fábrica de obleas de Micron y reduce su producción

Juan Diego de Usera

Un error con una máquina de nitrógeno ha contaminado toda una planta de fabricación de obleas de Micron. Al hacerlo, su producción se ha visto reducida a casi la mitad. Todo esto no hace más que presagiar un nuevo aumento del precio de la memoria. Aunque en este aspecto, ya hace tiempo que llueve sobre mojado.

Todos conocemos cómo son las salas limpias de las fábricas. De hecho, en cuanto se mentan esas palabras, lo primero que pensamos es en personas enfundadas en trajes de cuerpo entero. Y con mascarillas sobre la boca. En estas salas no se permite la entrada de ningún cuerpo extraño. Y es que el proceso de fabricación de las obleas de chips es extremadamente sensible a cualquier variación del mismo.

Pues me temo que éso es lo que ha sucedido en la Fab-2 de Inotera (actualmente conocida como Micron Taiwan). Ésta es una de las dos fábricas de obleas de Micron en ese país. Por lo visto ha habido un fallo con el sistema de suministro de nitrógeno. Y este fallo ha contaminado tanto las obleas como la maquinaria para fabricarla.

TSMC Fab

Puede ser un desastre de proporciones bíblicas para el usuario final

La fábrica de obleas de Micron actualmente tenía una producción de 125.000 obleas al mes. Sin embargo, y hasta el accidente, solo habían producido 60.000. Teniendo en cuenta que esta fábrica representa un 5,5% de la producción mundial de obleas de memoria. Ese es el porcentaje que va a desaparecer de un mercado que cada vez requiere de mayor producción de chips de memoria.

Y es que limpiar una de estas fábricas no es algo sencillo. Cuando se produce una contaminación hay que desmontar toda la maquinaria en cada una de sus piezas. E ir limpiándolas una por una. Hablamos de un proceso que puede tardar meses en completarse. Y mientras tanto, bien sabemos lo que van a hacer los precios.

Dado que vivimos en un mercado que está bastante escaso de fábricas que se dediquen a fabricar obleas. El cierre de la Fab-2 de Micron traerá aparejado un incremento del precio de la DRAM. Especialmente de la LPDDR4 que es la que se monta en los dispositivos móviles actuales.

Y si algo hemos aprendido de las inundaciones que hubo en Taiwan hace años con el precio de los discos duros, a los fabricantes no les va a interesar que éstos vuelvan a los precios actuales (que no son baratos, precisamente).