Thermaltake Core P7 TG, una caja de 1,35 m de longitud y 25 Kg para RL

Escrito por Juan Diego de Usera

Thermaltake, el gran especialista en el DIY informático con un espectro en su catálogo realmente amplísimo, acaba de presentar su nueva caja Core P7 TG, un monstruo de 25,5 Kg de peso y una longitud de 1,35 m, diseñada específicamente para los usuarios de sistemas a medida de refrigeración líquida a medida que gusten de presumir de sus circuitos y, sobre to, tengan unos bolsillos bien profundos para poder pagar los cerca de 300 € que costará esta caja cuando se ponga a la venta.

Una cosa está clara: Con la Thermaltake Core P7 TG: vas a necesitar todo un escritorio solo para ella si no la quieres colgar de la pared (que también es una opción que admite la caja) porque el tamaño de la misma, con esos 1,35 m de longitud hace que cualquier mesa pequeña de ordenador se le vaya a quedar pequeña. Y tampoco entendería yo mucho comprarse un modelo así para tenerlo instalado debajo de tu mesa (que es el mejor lugar para una caja de ordenador) dado que ahí no la va a ver nadie, algo que contrariaría el propósito de ella, que es poder enseñar tanto todo el hardware que tienes en ella montado sino también el circuito de refrigeración líquida y sus componentes.

El área central de la caja es capaz de acomodar una placa base de tamaño E-ATX, a cuyo alrededor Thermaltake ha distribuido las bahías de almacenamiento, de las cuales hay una en la bahía de 3,5 pulgadas y otras dos en soportes para discos duros, también en tamaño de 3,5 pulgadas (ambos tipos de soportes también permiten la instalación de discos de 2,5 pulgadas), a parte de las otras tres bahías de discos que el fabricante ha instalado en la parte tasera de la bandeja de soporte de la placa base, lo que acaba elevando el total a 6 bahías de almacenamiento.

Dado que el punto de venta principal de un modelo como la Thermaltake Core P7 TG es la refrigeración, comentar que la caja soporta en el chasis principal el montaje de hasta 4 ventiladores de 120 mm o bien 3 de 140 mm, una configuración que se repite en ambos chasis laterales donde se pueden montar los mayores radiadores que se fabriquen en el mercado. Cierto es que los radiadores de configuración 3 x 140 mm no son unos modelos nada habituales, pero si se saben buscar, los hay (Koolance, por ejemplo, tiene de ellos). Aun así, la caja también admite montar disipadores de tipo torre hasta una altura de 180 mm (que prácticamente cubre todo el espectro de buenos disipadores de esta clase).

Continúa leyendo