Kingston Digital lanza dos nuevos pendrives con cifrado de datos digital

Escrito por Juan Diego de Usera

Tras su reciente adquisición de la veterana compañía Imation Corp, Kingston Digital lanza al mercado sus primeros pendrives USB que incorporan la afamada tecnología IronKey con su nuevo modelo IronKey D300 de pendrive encriptados y dotados con los más avanzados sistemas de seguridad que se pueden incorporar dentro de una unidad extraíble, para que los datos en ellos guardados estén siempre a salvo de miradas indiscretas.

Las nuevas unidades de Kingston Digital ofrecen las características propias que han hecho de una marca como es IronKey un auténtico referente a escala mundial cuando se trata de proteger información sensible que es importante que no pueda caer en manos de terceras personas. Para ello, IronKey D300 cuenta con certificado de seguridad FIPS 140-2 en nivel 3 y está basado en el cifrado AES en modo XTS con clave de 256-bit. El exterior de la unidad está hecho con una cubierta de zinc y es resistente al agua hasta los 1,2 metros, mientras que los componentes del interior están protegidos por un precinto de seguridad. IronKey D300 emplea un firmware de firma digital por lo que es inmune al malware BadUSB, al mismo tiempo que cumple con el complejo protocolo de seguridad al establecer la contraseña con un mínimo de caracteres para evitar el acceso no autorizado. Tanto el cifrado como el descifrado se realizan en la unidad, de este modo no deja rastro en el host y el dispositivo se bloquea y reformatea después de 10 intentos fallidos lo que garantiza la protección contra ataques intrusivos.

Kingston Digital IronKey D300 01

Para la gestión del IronKey D300 se require IronKey EMS de DataLocker que permite la gestión centralizada de acceso a la unidad y su uso a través de miles de dispositivos. IronKey EMS es una solución de gestión flexible ya que puede ser utilizada desde la nube así como desde la propia instalación del ordenador. Cumple con políticas tales como la longitud de la contraseña o un número limitado de intentos de acceso, y permite a los administradores desactivar de forma remota las unidades pérdidas o robadas, así como recuperar la contraseña y muchas otras opciones. Kingston y DataLocker han trabajado juntos en la gestión de soluciones de cifrado.

Los nuevos Kingston Digital IronKey D300 ofrecen la velocidad de los USB 3.0 con altos ratios de transferencia y están disponibles en capacidades de 4GB, 8GB, 16GB, 32GB, 64GB y 128GB. Las unidades están respaldadas con cinco años de garantía, asistencia técnica gratuita y la fiabilidad contrastada de Kingston.

Continúa leyendo