Las AMD Radeon RX 480 de 4 GB llevan 8 GB en realidad.

Escrito por Juan Diego de Usera

¿Que os parecería si os comentara que podéis doblar la cantidad de GRAM de vuestra flamante AMD Radeon RX 480 de 4 GB en su versión de referencia y, a la par, hacerla funcionar más rápida? Pues exactamente eso es lo que han descubierto los chicos de la web WCCFTech (y varios usuarios ya lo han confirmado) cuando se pusieron a mirar con más detenimiento su flamante XFX Radeon RX 480 de 4 GB.

Ya habíamos sabido por comentarios de otros analistas que las nuevas AMD Radeon RX 480, al menos los samples que se enviaron a la prensa para poder hacer sus análisis, poseían un interruptor en la placa del circuito impreso de la tarjeta gráfica que permitía alternar entre las configuraciones de 4 GB de GRAM funcionando a 7 GHz con la de 8 GB que funcionaba a 8 GHz, probablemente para que pudieran hacer la comparación de rendimiento entre ambos modelos de gráficas sin tener que enviar dos samples para review. Colocando el susodicho interruptor en una posición o en la otra permitía alternar en la Bios de la gráfica entre ambos perfiles, los cuales habilitaban o deshabilitaban la GRAM extra así como sus diferentes velocidades.

AMD Radeon RX 480 under the hoodSin embargo, la tarjeta que poseen los chicos de WCCFTech es, en realidad, un modelo vendido por el fabricante XFX que carece de dicho interruptor. Pero, a pesar de carecer de dicho interruptor, los chips de GRAM que emplea la tarjeta son los Samsung K4G80325FB que son chips de 8 Gb (es decir, de 1 GB) cada uno y, como se puede ver en la imagen, lleva 8 de ellos sobre el circuito impreso. Pero aunque en este caso la gráfica no lleve el interruptor, está claro que habrá otros fabricantes que habrán optado por mantener dicho interruptor, abriendo por completo la posibilidad de poder emplear sus gráficas como modelos de 8 GB de GRAM.

AMD Radeon RX 480 specs

En el caso de no llevar el interruptor, lo único que se puede hacer es esperar a que se filtre una Bios del modelo de 8 GB para poder flashearla a nuestra tarjeta, pero siempre que tengamos en cuenta que hacer esta maniobra conlleva la pérdida inmediata de la garantía y que, si sale mal, podríamos acabar con un precioso pisapapeles de 250  € encima de nuestra mesa. Tenedlo bastante en cuenta antes de lanzaros a semejante aventura.

 

Guardar

Continúa leyendo