El tiempo de vida del estándar IPV4 ya llega a su final

Escrito por Rodrigo Alonso
Internet
0

Desde hace ya muchos años se sabía que en algún momento nos íbamos a quedar sin direcciones IPV4, y por ello se creó el estándar IPV6. Hace ya cuatro años que Europa agotó el número de direcciones IPV4 y se tuvo que comenzar a utilizar el nuevo estándar, pero ahora ha sido EEUU quien las ha agotado, llegando al extremo mundial y ejecutando el tiempo de vida que le quedaba al ya antiguo estándar.

Todos los dispositivos que se conectan a Internet, ya sean PCs de sobremesa, portátiles, teléfonos móviles y en general cualquier cosa con conexión tienen una dirección IP. Ésta dirección es como la matrícula de los coches (con la salvedad de que la IP se puede cambiar en un momento dado) y dado que se generó con un número de caracteres limitado, en algún momento llegaríamos al punto de que no hubiera direcciones suficientes para suministrar una dirección IPV4 a todos los dispositivos del mundo. Asia y Europa hace tiempo que las agotaron, y ahora ha sido norteamérica. De hecho actualmente ya solo África dispone de direcciones IPV4 disponibles para asignar, y según las estimaciones se les agotarán en 2019.

Por ello desde hace ya años se trabaja con el siguiente estándar, IPV6, que tiene un bloque de caracteres adicional para poder asignar muchísimas más direcciones. Para que os hagáis una idea vamos a hablar en términos empíricos. IPV4 tenía una reserva de 4.294.967.296 direcciones únicas (dos elevado a treinta y dos), mientras que IPV6 puede asignar 340.282.366.920.938.463.463.374.607.431.768.211.456 direcciones únicas (dos elevado a ciento veintiocho, o cerca de 340 sextillones de direcciones). Como es lógico, se estima que IPV6 no se agote nunca. En esta tabla lo vais a ver más claro.

v4_v6_table

Por suerte ya desde 1999 estábamos preparados para este momento que ha llegado ahora, y ya hay miles de equipos que utilizan direcciones IPV6 en lugar de las ya agotadas IPV4. Eso sí, antes era muy sencillo aprenderse de memoria una dirección IP IPV4, puesto que eran solo cuatro grupos de tres números. Ahora, con IPV6 va a ser bastante más complicado puesto que son ocho grupos de cuatro caracteres, números y letras.

Los problemas surgirán

Ahora bien, nuevos dispositivos están ya utilizando direcciones IPV6, pero el problema es que muchas redes de datos todavía no han habilitado este nuevo sistema y no están preparadas para dejar atrás IPV4, o mejor dicho, adaptarse a IPV6. Todos los componentes de una red (routers, firewall, servidores DNS, etc.) deben estar reconfigurados para IPV6 para que la red en su totalidad funcione, y esta no es una tarea tan fácil como pueda parecer.

En resumen: todavía quedan años para que IPV4 desaparezca por completo. Muchos años para que todos utilicemos direcciones IPV6. Pero IPV4 ya ha llegado a su límite y desde aquí le damos nuestro adiós.

 

 

Continúa leyendo