Razer Manticor, análisis completo de esta alfombrilla Premium

Escrito por Rodrigo Alonso
Periféricos
0

Muchas veces os hemos contado lo importante que es contar con una buena alfombrilla si de verdad queréis sacarle el máximo partido a vuestro ratón para juegos, y si de por medio ponemos al fabricante Razer entonces ya estamos hablando de palabras mayores. Razer se toma las cosas muy en serio cuando se trata de dotar a sus productos de la máxima calidad, sea un teclado o incluso una alfombrilla, y el resultado es la Razer Manticor que vamos a analizar en el día de hoy, una alfombrilla dura fabricada con una sola pieza de aluminio que promete no decepcionar ni siquiera a los usuarios Gamers más exigentes.

Razer describe a la Manticor como “el deslizamiento más suave hasta la fecha”, y es que han utilizado una sola lámina de aluminio de aviación aplanada y suavizada con chorro de arena para que el ratón se deslice sin dificultad. Además, han creado una superficie optimizada para todo tipo de sensores desarrollada con una textura microscópica que, según ellos, ofrece unas lecturas más precisas para el ratón. En definitiva, la Razer Manticor no es una alfombrilla cualquiera, es toda una pieza de ingeniería diseñada para entregar el mejor rendimiento posible.

Razer Manticor -015

Por supuesto cuenta con una base de goma antideslizante para que la alfombrilla no se mueva de su sitio durante el uso, pero aun así se trata de una de las alfombrillas rígidas más delgadas del mercado. Ésto garantiza un deslizamiento más cómodo para el usuario pues no tiene que tener la muñeca levantada para agarrar el ratón, si bien es cierto que como todas las alfombrillas rígidas le quita ese punto de ergonomía que tienen las alfombrillas de tela acolchadas.

En nuestro análisis, vamos a poner a prueba a la Razer Manticor como hacemos siempre, y por supuesto os contaremos nuestras impresiones personales tanto sobre su rendimiento como sobre su estética y calidad. Como siempre, esperamos que os guste y que os resulte de utilidad.

Razer Manticor, análisis completo 

Continúa leyendo