Análisis de la Silverstone Kublai KL05

Escrito por Miguel Ángel Rodríguez

Silverstone es sin duda uno de aquellos fabricantes que cuando fabrica intenta hacer algo diferente, algo que no está inventado. A veces innovar se convierte en misión casi imposible cuando se trata de componentes, periféricos o cajas en lo que ya todo está inventado. O al menos eso pensamos. Silverstone se caracteriza por intentar ofrecernos ese algo que nos deja con un buen sabor de boca y con la sensación de que hemos analizado algo nuevo. La Kublai KL05 no es una excepción.

La Kublai KL05 de Silverstone es un nuevo concepto para las cajas de formato ATX. Si hasta ahora identificábamos ATX con refrigeración por aire debido al tamaño de la caja, Silverstone ha conseguido dar un paso al frente consiguiendo una caja que puede aunar los dos conceptos que, hasta el momento, eran casi antagónicos. Además estamos ante una caja con un espacio interior muy bien aprovechado y que, vuelvo a insistir, a pesar de su tamaño. nos permite instalar en su interior componentes de grandes dimensiones como gráficas de hasta 400 mm, disipadores de aire de hasta 165 mm de altura y fuentes de alimentación de hasta 225 mm.

UNA CAJA, DOS SABORES

Además Silverstone ha conseguido sacar dos productos diferentes dentro del mismo modelo. Dos diferentes cajas para dos tipos diferentes de usuarios. Si nos consideramos amantes del silencio por encima de cualquier otra característica, estamos de enhorabuena porque podemos disfrutar de la Kublai KL05-Q, con los paneles laterales forrados de espuma para no permitir que salga el molesto ruido al exterior. Por contra no dispone del frontal de rejilla y la ventana que posee la KL05-W que ha llegado a nuestro laboratorio. Sin duda otro gran paso adelante en la preocupación de Silverstone por ofrecernos diferentes opciones según nuestros gustos. En cuanto a precios, la Kublai KL05-W es ligeramente más cara que su hermana silenciosa.

CACA DE PERRO

Pero siempre nos gusta encontrar el “talón de aquiles” de las cosas que analizamos y aunque tratándose de Silverstone es difícil, podemos decir que la gestión de cables de la caja quizás hubiera sido más sencilla si Silverstone hubiera optado por alargar el ancho de la parte posteriode la caja en tan solo un centímetro.

No queremos desgranar más información de esta nueva caja que Silverstone ha puesto en nuestro laboratorio sin que conozcáis el análisis que hemos preparado para vosotros. Bienvenidos a la nueva

SILVERSTONE KUBLAI KL05

 

Continúa leyendo