Acer anuncia el primer monitor curvado compatible con G-Sync

Escrito por Rodrigo Alonso

Acer ha anunciado su nuevo monitor curvado de 34 pulgadas Acer XR341CKA, el primer monitor curvado del mundo que soporta la tecnología NVIDIA G-Sync, proporcionando una inmersiva experiencia de juego sin efectos de tearing y stuttering.

El Acer XR341CKA tiene una relación de aspecto de 21:9 con un panel IPS de 34 pulgadas y resolución UltraWide QHD (3440 x 1440). Incorpora diversas tecnologías (aparte de G-Sync) orientadas al Gaming, como sus dos altavoces estéreo de 7W RMS con sonido DTS, diseño “Zero Frame” casi sin bordes, una base de aluminio con diseño futurista y opciones de iluminación ambiental para crear una experiencia de juego todavía más inmersiva. Por otro lado, gracias a su diseño casi sin bordes, es ideal para configuraciones multi monitor.

Acer_XR341CKA_01

El panel IPS del XR341CKA permite ángulos de visión de 178 grados y soporta el 100% del rango de color sRGB, proporcionando colores precisos con grandes matices, siendo por ello también ideal para profesionales de la creación de imágenes y vídeo. Además, su pantalla tiene la curvatura perfecta para que las cuatro esquinas del panel queden exactamente a la misma distancia de los ojos del usuario que el centro, haciendo que el área percibida por el usuario sea máxima y sin derivaciones de color o matiz.

Acer_XR341CKA_02

Continuando con las característica especialmente pensadas para Gaming, el XR341CKA de Acer soporta múltiples opciones para que el usuario pueda configurar su rendimiento, incluyendo ajuste de color en 6 ejes (gracias a G-Sync) y frecuencia de actualización variable que se adapta a los FPS de los juegos (como hemos explicado en repetidas ocasiones con la tecnología FreeSync o G-Sync). Eso sí, Acer no ha desvelado su tasa de refresco, pero viendo el tipo de panel seguramente ronde los 8 ms GtG.

El Acer XR341CKA llegará a norteamérica en Septiembre con un precio recomendado de 1.299 dólares. En Europa teóricamente llegará en Agosto por 1.399 euros.

 

Continúa leyendo