AMD se enfrenta a una denuncia de sus propios inversores

AMD se enfrenta a una denuncia de sus propios inversores

Rodrigo Alonso

Según informa la agencia Reuters, AMD ha sido denunciada por sus propios inversores por un supuesto fraude hacia ellos en relación a las APUs Llano de la marca. Lanzados en el tercer trimestre de 2012, las APUs A-Series «Llano» tuvieron un ínfimo nivel de ventas para la compañía a causa de varios factores, incluyendo una grave falta de márketing y la competencia que les hizo Intel forzando a AMD a lanzar antes de tiempo la segunda generación (Trinity).

En resumen, los inversores alegan que AMD no hizo bien los deberes. Al parecer, AMD presentó Llano como un producto revolucionario (las primeras APUs) pero en realidad Intel fue el primer fabricante en integrar la GPU en el propio procesador con sus primeros procesadores Core i3 e i5 «Clarkdale». La denuncia alega que AMD engañó a los inversores con la presentación de Llano, haciendo falsas promesas sobre su potencial de ventas dado que en realidad tenían bastantes problemas de suministro con GlobalFoundries que se tradujeron en más de 100 millones de dólares de stock de AMD que nunca llegó a venderse y que la compañía presentó como beneficios en los datos fiscales presentados ese año, en Julio de 2012.

AMD Trinity es A8

Para que nos entendamos y explicando el tema con nuestras propias palabras. Los inversores dicen que AMD les engañó, ya que mostró una previsión de ventas de las APUs Llano bastante elevada para que después, por diversos problemas de suministro y falta de márketing gracias a los cuales Intel se les adelantó en la tecnología de GPUs integradas en las CPUs, la compañía tuviera que adelantar la siguiente generación, Trinity, produciendo un sobrestock de APUs Llano en sus almacenes por valor de 100 millones de dólares que nunca llegaron a venderse (puesto que ya estaba Trinity en el mercado). Es decir, los inversores que invirtieron en AMD, convencidos del éxito de Llano, ahora denuncian porque se sienten engañados.

La repercusión de esta denuncia

En principio la denuncia ya ha llegado a las cortes estadounidenses. Los inversores solo buscan recuperar el capital invertido en AMD, cantidad de capital que se desconoce pero que en principio debería ser inferior a esos 100 millones de dólares de los que hemos estado hablando, y también en principio no buscan una denuncia por daños y perjuicios, solo quieren recuperar su dinero.

En cualquier caso se trata de un duro varapalo para la compañía, a la que como sabéis las cosas no le van demasiado bien últimamente en el ámbito económico.

Más información en la fuente.