La especificación PCI-Express 4.0 ya está en camino

Fijaos cómo son las cosas: todavía no todas las placas base del mercado hacen uso de la interfaz PCI-Express 3.0, y ya está en marcha la siguiente generación, PCI-Express 4.0, y además su llegada está a la vuelta de la esquina, ya que se espera que la revisión 0.9 haga su aparición en el primer trimestre del año que viene. PCI-Express 4.0, por cierto, dobla el ancho de banda existente en la actual interfaz PCI-Express 3.0.

Los avances tecnológicos no esperan a nadie. El PCI SIG (PCI Special Interest Group) ha prometido que en la segunda mitad de este año terminarán el borrador de especificaciones para PCI-Express 4.0, interfaz que si esta previsión se cumple hará su aparición a primeros del año que viene. Con un ancho de banda de bits de 16 GT/s, su rendimiento es el doble que el de la anterior generación, y por supuesto su arquitectura permitirá retrocompatibilidad con anteriores generaciones al igual que ocurrió cuando el PCI-Express 3.0 hizo su aparición (es decir, que podemos utilizar Tarjetas gráficas PCI-E 3.0 en placas con slots PCI-E 2.0, o podemos utilizar gráficas con interfaz PCI-E 2.0 en placas base con slots PCI-E 3.0 sin ningún problema. Lo mismo ocurrirá con PCI-E 4.0).E

pcie_4_dot_0_small

 

En la imagen de arriba podéis ver una interesante tabla comparativa de las cuatro últimas generaciones de PCI-Express, donde podemos ver que generación tras generación se ha ido doblando el rendimiento en prácticamente todos los casos. Por cierto, no os asustéis por lo que pone en la imagen de que se reduce el número de pines, esto no afectará a la compatibilidad ya que mecánicamente serán iguales a la anterior generación.

Ah, y aunque se espera que para el primer trimestre de 2015 ya esté completa esta especificación, es complicado que podamos ver tarjetas gráficas y demás dispositivos PCI-Express 4.0 hasta por lo menos finales del año que viene, puede que incluso un poco más tarde. La tecnología no espera a nadie, pero de momento no es tan rápida como nuestros deseos.