Curiosidad: Boeing Black, el teléfono que se autodestruye

Escrito por Rodrigo Alonso
Telefonía móvil
1

El MWC de este año nos ha traído una abrumadora cantidad de novedades con respecto a la telefonía móvil, y como siempre nosotros nos quedamos con la que nos interesan relacionadas con el hardware. En el día de hoy os hablaremos de una curiosidad llamada Boeing Black, un smartphone que puede parecer normal pero que si alguien lo abre para ver qué componentes hay en su interior, el teléfono borra automáticamente todos los datos y queda inservible, prácticamente autodestruyéndose a sí mismo.

Boeing Black está llamado a ser el teléfono más seguro del mundo, ya que además de cifrar las llamadas para evitar todo tipo de posibles escuchas telefónicas, aporta numerosas medidas de seguridad para proteger la privacidad del usuario, entre las que destacamos la más curiosa de todas: si alguien intenta abrir el teléfono para acceder a su hardware interno, se activa un mecanismo que borra todos los datos del terminal y deja el teléfono completamente inservible, prácticamente destruyéndolo.

Boeing Black

Este smartphone seguro forma parte de un programa de la conocida empresa Boeing (sí, la de los aviones) que proporciona aviones militares al gobierno de los Estados Unidos, y está orientado a agencias gubernamentales o empresas que quieren mantener sus datos y conversaciones a salvo. Y con todo lo que está pasando con la NSA y sus espías, seguro que más de un usuario también querrá hacerse con uno, y de hecho también saldrá al mercado de consumo.

Boeing Black

Este Boeing Black hace uso de sistema operativo Android, tiene una pantalla de 4,3 pulgadas con resolución 960 x 540, pesa 170 gramos y su batería tiene una capacidad de 1590 mAh. El móvil no es precisamente pequeño, ya que mide 131.9 x 67.6 x 13.25 milímetros. Aparte de su procesador ARM Cortex A9 de dos núcleos a 1.2 Ghz, no se sabe su cantidad de RAM ni de memoria interna (aunque en las fotos se ve una ranura para tarjetas microSD).

El teléfono, que se fabrica en los Estados Unidos, está basado en Android, tiene una pantalla de 4,3 pulgadas y resolución de 960 × 540 píxeles, pesa 170 gramos y dispone de una batería de 1.590 mAh. Sus dimensiones no son precisamente compactas: 131,9 × 67,6 × 13,25 mm. El procesador es modesto, un ARM Cortex-A9 dual-core a 1,2 GHz.

Continúa leyendo
  • pepe2

    Porque repetis lo mismo al final del articulo 2 veces? Para hacer mas texto?