En japón ya hacen pruebas de emisiones con resolución 8K

En japón ya hacen pruebas de emisiones con resolución 8K

Rodrigo Alonso

Dejando de lado el hecho de que los números estratosféricos cuando hablamos de resoluciones de pantallas está empezando a ser enfermizo, en Japón han vuelto a demostrar su superioridad tecnológica. De cara a las olimpiadas de Tokio 2020, ya están comenzando a hacer pruebas no en la resolución que está ahora en boca de todos, el 4K, sino que van más allá realizando pruebas de emisión en resolución 8K (7680 x 4320).

Esta resolución tiene como nombre Super Hi-Vision 8K, y es capaz de mostrar imágenes de más de 33 Megapíxeles de resolución, o lo que es lo mismo, como si colocáramos 16 monitores Full HD en una parrilla de 4 x 4. Es decir, que si hace muy poco apareció la resolución 4K (2160p), esta nueva resolución equivale a colocar cuatro monitores 4K en un tándem de 2 x 2. Con esta imagen lo vais a ver mucho más claro.

650_1000_8KComparison

Ahora que ya tenemos todos claro las dimensiones que esta resolución supone, proseguimos. La cadena japonesa NHK ya ha logrado hacer pruebas satisfactorias de emisión en resolución 8K a través del canal UHF y a 27 kilómetros de distancia. La idea de los japoneses es que esta tecnología esté totalmente implementada y disponible para todos de manera que puedan emitir las olimpiadas de Tokio 2020 en esta resolución, aunque los expertos lo dudan mucho dado que dicen que la gente no puede diferenciar entre 8K y 4K a la distancia a la que ven normalmente la televisión (y esto es algo normal como ya explicamos). Según las palabras de Damian Thong, analista de Macquarie Securities, la resolución 8K no será viable hasta, como mínimo, 2030.

En cualquier caso y como hemos comentado al principio de esta noticia, Japón vuelve a demostrar su superioridad tecnológica y lo poco que les cuesta invertir en ésta. Mientras en el resto del mundo todavía no llegamos a adoptar el 4K ni de lejos, en Japón ya están probando el 8K. De hecho en muchos países como España, la televisión pública acaba de dar el salto a la resolución 720p (y algún canal aislado que emite algunos contenidos a 1080i), es decir, que todavía estamos lejos del Full HD, y ni podemos plantearnos el 8K que tiene una resolución 16 veces mayor.

Fuente: Advanced Television.