MacBook Pro: Comparativa de los modelos de 2011 y 2012

Escrito por Alex Gálvez

Ya os comentamos todos los detalles del MacBook Pro que Apple ha presentado recientemente, y que tiene como principal novedad la incorporación de una pantalla Retina Display que emplea una resolución de 2.880×1.800 píxeles. Hoy os mostramos los cambios que se han producido desde el MacBook Pro de 2011 hasta el reciente modelo con pantalla Retina Display.

Aunque parezca que a simple vista hay pocos cambios en el ordenador portátil de Apple, la realidad es bien distinta, pues poco a poco se ha ido mejorando y el modelo actual está muy bien a nivel de prestaciones, sobretodo la pantalla que ofrece una resolución y calidad muy buena. Vamos a hacer una comparativa rápida de los cambios que ha ido haciendo Apple en el MacBook Pro de 15 pulgadas para así poder ver sus diferencias.

En primer lugar empecemos por el tamaño. El MacBook Pro de 2011 y 2012 tiene unas dimensiones de 36,4 x 24,9
x 2,41 cm, el nuevo con pantalla Retina Display tiene unas dimensiones de 35,89 x 24,71 x 1,8 cm, como veis donde más ha mejorado en en grosor, en parte porque se ha eliminado la unidad óptica, los anteriores sí la tenían incorporada.

La pantalla también ha sufrido un gran cambio y sin duda es lo que más destaca, atrás quedó la resolución de 1.440 x 900 píxeles frente a los 2.880 x 1.800 píxeles que ofrece el nuevo modelo con la incorporación de la pantalla Retina Display.

Los procesadores continúan siendo Intel, pero como es normal tanto en el modelo de 2012 como en el reciente con Retina Display se han incorporado los procesadores Ivy Bridge Core i7, reemplazando a los Core i7 Sandy Bridge del modelo de 2011. La memoria RAM se establecía en 4GB para el MacBook Pro de 2011, mientras que en los Pro 2012 la capacidad aumentaba en 8GB/16GB.

El medio de almacenamiento también ha variado, en el modelo de 2011 se hacía uso de un HDD de 512GB/1TB. El almacenamiento FLASH se introdujo a partir MacBook Pro de 2012, donde era posible tener un HDD de 1TB y 512GB FLASH. Ya en el nuevo modelo solo es posible poner hasta 768GB de almacenamiento FLASH.

Si hablamos de la conectividad, en el MacBook de 2011 tenemos puerto Thunderbolt, Firewire 800, dos USB 2.0, lector tarjetas SD, Ethernet, MagSafe, Kensington lock slot, y salida/entrada audio. En el Pro 2012 se incorporaba también Thunderbolt, USB 3.0, Firewire 800, lector tarjetas SD, Ethernet, MagSafe 2, Kensington lock slot y salida/entrada audio. Y finalmente en el modelo actual se incorporan dos conexiones Thunderbolt, HDMI, USB 3.0, lector tarjetas SD, MagSafe 2, Kensington lock slot y salida/entrada audio. La conexión Bluetooth también cambia, pues en el modelo de 2011 es Bluetooth 2.1+EDR y en los de 2012 y actual es Bluetooth 4.0.

El peso también se ha reducido, los modelos de 2011 y 2012 tienen 2.56Kg, mientras que el nuevo modelo pesa 2Kg. La autonomía en todos los casos se establece en 7 horas y los precios como es normal también han cambiado, el modelo de 2011 partía en 1.745€, el de 2012 en 1.879€ y el actual con Retina Display lo hace en 2.279€.

Continúa leyendo
  • muhammad

    ultradelgadas quedarán nuestras billeteras con esos precios