¿Tu teclado o ratón han dejado de funcionar? Así puedes arreglarlo

¿Tu teclado o ratón han dejado de funcionar? Así puedes arreglarlo

Juan Diego de Usera

Si llevas algo de tiempo en el mundo de la informática, sabrás que los fallos en el teclado o en el ratón no son infrecuentes, pero que estos periféricos comiencen a fallar no siempre tiene que significar que se hayan estropeado. Las posibles causas pueden ser de lo más variadas, y por ello en este artículo vamos a ver diferentes causas que pueden provocar estos fallos y veremos si podemos solucionarlas sin necesidad de tener que comprar un periférico de estos nuevo, ya que lo ideal es arreglar tanto el ratón como el teclado.

Ya sea que necesites arreglar el ratón o el teclado de tu PC, a continuación te vamos a contar qué es lo que puedes hacer para solucionar los problemas más comunes en estos periféricos, siempre bajo el sistema operativo Windows. Ten en cuenta no obstante que es posible que, efectivamente, tu problema se deba a un fallo en el hardware, en cuyo caso sí que te tocará rascarte el bolsillo y adquirir un nuevo dispositivo, ya que difícilmente tendrá arreglo.

Comprueba el hardware

Antes de empezar a hacer cosas más complejas, es importante comprobar si es realmente nuestro hardware el que está fallando. Para ello, comenzaremos comprobando la conexión de nuestros teclado y ratón al PC. Si se trata de una conexión por USB, comprobaremos que el conector está bien conectado. O lo cambiaremos de puerto USB. Incluso, si tenemos un segundo PC en nuestra casa, lo conectaremos a dicho PC para ver si en él funciona o no.

Si la conexión es de tipo inalámbrico, lo primero que deberemos de comprobar es si las baterías todavía están bien o no. Algo que también podemos hacer es comprobar si el problema persiste, cambiando a un teclado o ratón que se conecten por cable.

Comprobar que no hay malware en el PC

En el caso que todo lo anterior haya fallado, y nuestros periféricos sigan sin funcionar, es hora de bucear en Windows. Más concretamente, en el antivirus de serie de Windows. Porque es posible que tengamos malware en nuestro PC, que evite que lo podamos usar con normalidad.

En este caso particular, el escaneo lo realizaremos con la opción «Sin conexión». Para hacerlo, deberemos de entrar en el menú «Seguridad de Windows» y seleccionar la opción «Abrir Seguridad de Windows».

Arreglar ratón en Windows

Luego, seleccionaremos la zona de «Protección antivirus contra amenazas». Y, en ella, seleccionaremos la opción «Opciones de examen».

Arreglar ratón en Windows

Entre todas las opciones para realizar el examen, seleccionaremos «Examen de Windows Defender sin conexión».

Arreglar ratón en Windows

Tal y como dice la descripción, esta opción nos reiniciará el equipo, procediendo a pasarle el antivirus sin estar conectado a Internet. Microsoft afirma que este análisis puede tardar 15 minutos, pero la realidad es que la duración del análisis va a depender, en gran medida, del tipo de unidad de almacenamiento que usemos (SSD o disco duro). Y, especialmente, de la cantidad de archivos que tengamos guardados.

En caso que el análisis acabe detectando un malware, Windows Defender intentará eliminarlo.

Reinstalar los controladores para arreglar el teclado o el ratón

Otra causa por la que el teclado o el ratón pueden dejar de funcionar, se debe a que el driver original de Microsoft se haya corrompido. En este caso, nuestra mejor opción es reinstalar estos controladores a la fuerza.

Para realizar este procedimiento, lo primero que debemos de hacer es ir al Administrador de dispositivos de nuestra copia de Windows. Podéis llegar allí, simplemente escribiendo este término en la lupa.

Arreglar ratón en Windows

Ahora deberemos de buscar las entradas correspondientes a nuestro teclado y a nuestro ratón.

Lo que deberemos de hacer ahora es, seleccionar el driver que queremos desinstalar con el botón derecho del ratón y seleccionar la opción «Desinstalar el dispositivo».

Ojo, que en el momento en que la confirmemos, dicho dispositivo dejará por completo de funcionar. Al menos, hasta que reiniciemos nuestro PC. Por ello, es mejor comenzar con nuestro teclado y dejar el ratón para el final.

Cuando Windows se reinicie, volverá a instalar una nueva copia de los drivers del dispositivo que habíamos desinstalado. Esto, en muchas ocasiones, es capaz de solventar el problema que tenemos.

Cuéntanos, ¿has conseguido arreglar tu ratón y tu teclado con estos consejos?