Aprende a diferenciar los tipos de PC por su diseño, ¿cuál es el tuyo?

La enorme versatilidad en cuanto al hardware de PC permiten no solamente una gran cantidad de variaciones en cuanto s su configuración interna, sino que además a dichas variaciones se han de sumar los diferentes factores forma que hay en el mercado. En este articulo os vamos a hacer un resumen de los diferentes factor forma.

Si estáis buscando comprar un PC nuevo es posible que la torre convencional supere vuestras necesidades o al contrario, que un sistema más compacto no os de el rendimiento suficiente para lo que necesitáis. En todo caso hay diferentes factores forma que siguen una serie de estándares en cuanto a tamaño.

En este artículo vamos a tratar varios factores forma, tanto en cuanto a ordenadores de sobremesa. Para que tengáis una mejor idea del tipo de PC que más os conviene para vuestras necesidades a la hora de comprar un equipo nuevo.

¿Qué entendemos por factor de forma?

Factor Forma

Un factor forma no es más que un diseño genérico a partir del cual se derivan otros. Cuando hablamos de factor forma en el caso de un ordenador estamos hablando realmente del tamaño de la caja en la que irán los componentes. Lo cual influirá no solo en las capacidades térmicas, sino también de consumo en lo que a los componentes internos del PC se refiere. No hemos de olvidar que la potencia de procesamiento de los procesadores así como el ancho de banda de un procesador tienen un gran impacto en forma de energía consumida y calor liberado.

No todos los usuarios tienen las mismas necesidades, esto ha hecho que en los últimos años hayan ido apareciendo nuevos diseños de ordenadores portátiles y de sobremesa para diferentes tipos de usuarios en el mercado.  Todos ellos con una serie de características comunes que dependen del tipo de placa base utilizado en el PC.

El factor de forma más utilizado: la torre tradicional o ATX

Torre ATX

El primero de los factores forma es la torre tradicional de toda la vida, o conocido como factor forma ATX. El cual lleva entre nosotros desde los tiempos de Windows 95, y si ya han llovido más de veinte años.

Las torres ATX por su capacidad de expansión y sus diferentes variantes en tamaño son el PC de por excelencia y al que nos referimos como PC de escritorio. Los diferentes factores forma ATX albergan placas base con gran cantidad de puertos de expansión y con la capacidad de albergar fuentes de alimentación de alta potencia y sistemas de refrigeración complejos.  Dentro del formato ATX hay diferentes factores de forma, cuyas especificaciones son las siguientes:

  • ATX: Se trata de torres cuyas placas base que miden 305 x 244 mm, aunque hay empresas que han lanzado torres algo más grandes. Se trata del tipo de torre de PC más utilizado en la actualidad.
  • Micro-ATX: Una variante más compacta del ATX y con un volumen que es un 25% menor, donde sus placas base miden 244 mm x 244 mm. Lo que les lleva a soportar fuentes de alimentación más pequeñas y a tener menos zócalos de expansión. En 1999 Intel propuso una versión mejorada dle mismo conocida como FlexATX, con un tamaño de 229 mm x 191 mm
  • Mini-ATX: Con un tamaño por torre de 150 x 150 mm, las torres Mini-ATX se ven mucho más limitadas en consumo energético y espacio de expansión. Es por ello que en los ordenadores que se montan con este tipo de torres se suelen incluir por norma hardware para ordenadores portátiles.

Historia y desarrollo de los formatos ITX

En los años 90 existía una tercera empresa que hacía CPUs x86 que ha caído en el olvido para mucha gente, su nombre era Cyrix y en 1999 ya había sido adquirida por VIA Technologies tras comprársela a National Semiconductors.

No obstante Cyrix no tenía el músculo ni la capacidad de desarrollo de sus rivales de Intel y AMD. Es por ello que decidieron tomar otros derroteros completamente distintos y a las pocas semanas de comprar Cyrix en VIA decidieron adquirir Centaur, una empresa especializada en integración de componentes, lo que les permitía lanzar placas base con menos componentes electrónicos que las clásicas MicroATX, a la cual bautizaron como ITX.

mini-ITX Factor Forma PC

Por desgracia la existencia de los formatos MicroATX y su variante de Intel, FlexATX, provoco que ITX no fuese aceptado por los fabricantes de placas base, lo que llevo a VIA a crear el formato de placas base Mini-ITX. Dicho formato se ideo inicialmente para ordenadores de oficina pensados para funcionar como terminales de un servidor más potente y para la creación de set-top boxes para ser colocadas debajo del televisor, con este factor forma nacieron los HTPC.

El desarrollo del formato Mini-ITX se pensó inicialmente alrededor del los procesadores de bajo consumo de VIA, los cuales no requieren la potencia energética de los diferentes tipos de torres ATX, pero sin perder la capacidad de expansión, ya que algunas unidades mini-ITX permiten instalar tarjetas gráficas de tamaño reducido.

Nano-ITX

En cuanto a su tamaño, el Mini-ITX dispone de un factor forma aún más pequeño que es el Nano-ITX, el cual consiste en el uso de placas base de 120 x 120 m de tamaño y que permite además el montaje de un ordenador en el coche, pero la entrada del factor forma Intel NUC con placas base de menor tamaño hace unos años ha hecho que la cantidad de PCs Nano-ITX que se vean en el mercado hayan disminuido.

PCs integrados en una pantalla

Factor Forma All-in-one

El tercer factor forma, pese a que no esta definido por ningún tipo de placa base en particular son los llamados PC AiO, tienen como origen los diferentes modelos de iMac de Apple y consisten en PCs de sobremesa donde todo esta integrado en la pantalla, por lo que no tienen las capacidades de expansión de los ATX, pero ocupan mucho menos espacio que una torre convencional.

Su hardware por motivos de espacio y consumo energético obviamente de portátil, por lo que suelen ser de media mucho más caros que los PCs ATX. No hay que olvidar que los componentes para ordenadores portátiles suelen ser mucho más caros que los de ordenadores para sobremesa. Por lo que si estas buscando montar un PC gaming no te recomendamos optar por este tipo de factor forma aunque venga con una GPU dedicada decente. Al fin y al cabo acabarás pagando caro la incapacidad de expansión y estos PCs no son tampoco portátiles.

Debido a que no son lo mejor de ambos mundos, su popularidad no es muy alta entre los usuarios y cada vez se lanzan menos ordenadores bajo este factor forma, ya que es mucho mejor comprarse una torre para luego ir expandiendo su hardware poco a poco.