¿Cuánto penalizan el rendimiento las Apps de periféricos gaming?

¿Cuánto penalizan el rendimiento las Apps de periféricos gaming?

Rodrigo Alonso

La gran mayoría de periféricos gaming tienen su propio software de gestión, con las principales marcas utilizando ya software unificado que permite controlar y monitorizar todos los dispositivos de la marca. Estas Apps para periféricos gaming nos dan un mayor control sobre los dispositivos, pero, ¿llegan a tener un impacto en el rendimiento del PC? ¿Cuánta CPU y RAM consumen? Vamos a verlo.

Imaginad la situación: un gamer tiene unos auriculares de Razer, un teclado de Corsair y un ratón de SteelSeries, así que si quiere tener el máximo control sobre los tres periféricos necesitará tener instalado Razer Synapse, Corsair iCUE y SteelSeries Engine al mismo tiempo, cada uno consumiendo sendos recursos de procesador y memoria del equipo. ¿Esto tendrá un impacto en el rendimiento del equipo?

¿Cuánto consumen las Apps de periféricos gaming?

Ciertamente, las Apps para periféricos gaming son bastante necesarias para configurar nuestros periféricos, al menos inicialmente ya que en muchos casos estos periféricos cuentan con memoria interna, así que siempre es posible configurarlos, guardar la configuración en éstos y luego desinstalar el software del fabricante. En todo caso, vamos a ver qué impacto en el rendimiento pueden llegar a tener las principales aplicaciones para periféricos gaming.

Corsair iCUE

Es probablemente la más completa de todas, ya que no solo sirve para gestionar los periféricos gaming de la marca, sino también todo su hardware compatible, que es actualmente casi todo. Además, incorpora una potente herramienta de monitorización, algo que es muy de agradecer por los fanáticos del hardware.

Perfil iCUE BDO

El consumo de recursos de iCUE se ve incrementado cuantos más dispositivos tenga que manejar al mismo tiempo, y especialmente si se activa el control por software de la iluminación de la memoria RAM. En casos extremos hemos llegado a ver un consumo de 350 MB de memoria RAM y hasta un 15% de consumo de CPU (con un Core i7-8700K), eso teniendo toda la monitorización activada y tecnologías como el modo vídeo para las barras LED del monitor.

Razer Synapse

Es sin duda otra de las Apps para periféricos gaming más utilizada, ya que Razer es de los fabricantes top ventas en todo el mundo. Synapse nos permitirá no solo controlar la iluminación de los periféricos, sino también gestionar las macros, asignaciones y un largo etcétera. Sin embargo, a diferencia del anterior, no hay hardware de Razer más allá de periféricos que gestionar y tampoco incorpora herramientas de monitorización.

Razer Synapse

En el peor de los casos esta App para periféricos gaming, que cuenta con varios subprocesos activos cuando está ejecutándose (Synapse Service, Synapse 3, GameManagerService y Razer Central), consume en total unos 300 MB de memoria RAM, poero en cuanto a consumo de CPU nunca lo hemos visto superar el 2% y eso con efectos de sonido THX habilitados inclusive.

SteelSeries Engine

Igual que con el software de Razer, Engine de SteelSeries permite configurar y controlar todos los periféricos de la marca, pero únicamente éstos ya que no tiene hardware propio más allá de ello.

En este caso por norma general la App no suele sobrepasar los 200 MB de memoria RAM y realmente nunca le hemos visto pasar del 2% de consumo de CPU bajo ninguna circunstancia.

Roccat SWARM

Igual que los dos anteriores, el software de Roccat nos permite controlar y configurar únicamente los periféricos de la marca y nada más.

En el peor de los casos, que es con SWARM Connect funcionando, esta aplicación consumía 400 MB de memoria RAM y en torno al 5% de CPU.

¿Merece la pena mantener las Apps de los periféricos gaming?

Por lo que en nuestra experiencia hemos podido comprobar, no tienen un impacto demasiado elevado en el rendimiento global del equipo, quizá Corsair iCUE sí cuando estamos ejecutando alguna aplicación de consumo intensivo de CPU porque es lo que más consume. Dejando eso de lado, en el supuesto que hemos puesto al principio de tener 3-4 aplicaciones instaladas, estaremos «perdiendo» en torno a 1 GB de memoria RAM, que para un PC gaming (si tienes todo un elenco de periféricos gaming entendemos que cuentas con un PC gaming, ¿no?) tampoco es tanto, ya que el estándar hoy en día son 16 GB.

Ahora bien, si tienes un PC que va un poco justo de procesador y memoria RAM, entonces quizá sí que deberías hacer lo que hemos mencionado al principio: aprovechar la memoria interna de los periféricos para instalar el software, dejarlos configurados y luego desinstalarlo. Ten en cuenta, no obstante, que si haces esto tendrás que volver a instalar el software cada vez que quieras realizar alguna modificación, aunque la alternativa es dejarlo instalado y simplemente hacer que no arranque con el sistema cuando enciendes el PC.