Los mejores trucos para instalar tiras LED en la caja de tu PC

Los mejores trucos para instalar tiras LED en la caja de tu PC

Rodrigo Alonso

Si te gusta la iluminación RGB para tu PC, es bastante probable que te hayas planteado adquirir unas tiras LED para darle un toque de color más amplio y personalizado. Pero la instalación de estas tiras puede llegar a ser complicado porque no sabes por dónde canalizarlas y ponerlas para que quede bien, así que a continuación vamos a darte una serie de consejos y trucos para que queden perfectas y tu PC luzca espectacular, valga la redundancia.

Planea con cuidado dónde las vas a instalar

Lo ideal es tener desde el principio una idea preconcebida de dónde y de qué manera vas a instalar las tiras LED. De esta manera, no gastarás dinero para nada comprando algo que luego no te vale o con lo que no estás satisfecho. Si puedes, haz un croquis de tu caja con la ubicación de dónde vas a poner las tiras, así una vez instaladas además podrás configurar de manera más sencilla los efectos que vas a ponerle.

Cuidado con las dimensiones

Lo primero que tienes que mirar antes de comprar tiras LED para el PC son las dimensiones, tanto de tu caja como de éstas. Si compras tiras LED demasiado largas tendrás que cortarlas y esto podría significar que no podrás conectar unas a otras (dependiendo del modelo), o si las compras demasiado cortas, podría no quedar bien. Lo ideal es medir las dimensiones internas de la caja y adquirir unas tiras con longitudes acordes, y para ello es aconsejable que hayas seguido al pie de la letra el paso anterior: planificar dónde y de qué manera van a ir instaladas de antemano.

Las zonas opacas son tus aliadas para las tiras LED

Normalmente, si vas a instalar tiras LED en la caja de tu PC es porque quieres que la iluminación se vea desde fuera, y esto significa que la caja tendrá al menos una ventana transparente (sea de plástico o del ya habitual cristal templado) en el lateral. Por norma general, estas ventanas suelen tener zonas opacas en los bordes que nos servirán para poder ocultar las tiras a primera vista, porque el mejor secreto para que queden bien es que no se vean directamente.

Lo mismo ocurre con los bordes metálicos de la propia caja, pueden servirnos para ocultar las tiras a simple vista, pero luego cuando estén encendidas al mismo tiempo servirán para que la luz rebote y, en algunos casos, incluso se amplifique su foco.

Cuidado con la canalización de los cables

El paso final, que entra dentro de la planificación y diseño, es tener cuidado con dónde canalizamos los cables. Al fin y al cabo, tendremos que conectar las tiras o bien a un controlador como los Lighting Node Pro de Corsair o bien a los cabezales RGB de la placa base para que funcionen y podamos configurarlos. Si a la hora de elegir puedes hacerte con unas tiras que se puedan conectar unas a otras en modo daisy-chain, ahorrarás espacio y quebraderos de cabeza a la hora de canalizar los cables.

Estos son los consejos que podemos daros, y a partir de ahí queda a vuestro juicio y habilidad el hacer que la caja quede espectacular con la iluminación RGB extra que proporciona este tipo de producto, ya que a diferencia de la iluminación que se integra en ventiladores u otros dispositivos de hardware, las tiras LED nos dan no solo una mayor libertad de instalación, sino una iluminación mucho más global y extensa para que todo el ecosistema quede homogéneo.