Cómo elegir la silla gaming que mejor se adapte a tus necesidades

Cómo elegir la silla gaming que mejor se adapte a tus necesidades

Rodrigo Alonso

A la hora de comprar una silla gaming, lo primero que nos va a llamar la atención es sin duda la estética, aunque también el precio. Sin embargo, una silla que te guste no tiene por qué adaptarse a lo que necesitas. En este artículo vamos a intentar orientarte y darte una serie de consejos para que puedas elegir la mejor silla gaming que se adapte a tus necesidades, de manera que aciertes con total certeza a la hora de comprar.

Por supuesto, cuando vayamos a elegir una silla gaming para nuestro PC debemos tener en cuenta la estética, porque tampoco vamos a estar sentados en una silla que no nos guste.

Para esto, por supuesto, dependerá de los gustos y preferencias de cada cual y no vamos a meternos a valorar si una silla es o no bonita, en este artículo vamos a valorar sillas que se adapten a tu tamaño (peso y altura), que sean ergonómicas para que no sufras cansancio ni lesiones al usarlas durante muchas horas, y por supuesto que sean de buena calidad para que duren mucho tiempo.

El tamaño de la silla

Lo ideal es poder probar la silla en persona, sentarte en ella y probar todas sus funciones para ver si te resulta cómoda o no. No obstante, esto no es siempre posible y más si vas a comprarla por Internet, así que en este caso es fundamental conocer el tamaño de la silla para poder valorar si te vas a sentir o no cómodo en ella. Estos datos deberían estar descritos en la tienda donde vayas a comprarla, o como mínimo en la página web del fabricante.

Algunas webs, como la que podéis ver en la imagen de arriba, tienen incluso una guía de tallas en la que indicas tu altura y peso y ellos mismos te recomiendan las sillas que mejor se adaptarán a ti de su catálogo. Pero, si no es el caso (y aunque lo fuera siempre es recomendable), debes encontrar las dimensiones de la silla.

Aspectos a tener en cuenta:

  • Altura del suelo a los reposa brazos: debes tener en cuenta la altura de tu mesa. Que la altura mínima del reposa brazos sea inferior a la altura de tu mesa para que puedas arrimarla y que éstos queden debajo de la mesa. Os damos este consejo porque si la silla no cabe y no puedes pegarla a la mesa, quedará estorbando demasiado cuando no la uses. Aquí también debes tener que la altura máxima sea como mínimo de la altura de la mesa, para que puedas colocar los reposa brazos en la misma altura de la mesa cuando sí la estés utilizando. Por supuesto, que éstos tengan altura variable para poder ajustarla tú mismo.
  • Altura y anchura del asiento: asegúrate de que la altura de la silla no sea superior a la altura de tu planta del pie a la rodilla, porque de lo contrario no llegarás bien al suelo. En cuanto a la anchura, asegúrate de que es superior a la longitud de tu pelvis, porque si no los laterales te apretarán y no te sentirás cómodo.
  • Altura del respaldo: también debes asegurarte de que la altura del respaldo no sea demasiado baja, ya que si no al echarte para atrás no podrás apoyar la cabeza. Comprueba cuánto mides desde la cintura hasta el cuello, y asegúrate de que la altura del respaldo sea superior a esa medida.

Funciones ergonómicas

Es indispensable que, si vas a pasar muchas horas sentado en la silla, ésta tenga ciertas funciones ergonómicas más allá de modificación de altura, que eso lo tienen todas.

Nos referimos a balanceo e inclinación del respaldo, de manera que puedas ajustarlo a tu postura cuando estás sentado. No es necesario que la silla se incline 180 grados, pero sí que tenga cierta inclinación para que puedas sentirte más cómodo y, por qué no, para que puedas reclinarte cuando estés viendo una película relajadamente.

Corsair T3 RUSH - Review 65

También es importante poder modificar la altura y posición de los reposa brazos. Hay muchas sillas que dicen ser gaming cuyos reposa brazos son fijos y que, de hecho, son los que unen el respaldo al asiento. Esto no resulta cómodo a la larga porque no podrás ajustarlos a la posición de tus brazos, por no hablar de lo ya comentado de poder «esconder» la silla arrimándola a la mesa.

Otros aspectos a tener en cuenta sobre la silla gaming

Hay otros muchos aspectos que deberías tener en cuenta, que si bien tienen una menor importancia a nivel de que te sientas cómodo también son importantes para otras cosas.

Por ejemplo, si pesas más de 100 Kg te recomendamos que omitas directamente sillas gaming que no tengan base de acero, ya que al final por muy resistente que sea el plástico, éste no aporta la misma resistencia que el metal y terminarán combándose.

Por otro lado, es importante escoger una silla gaming que tenga unas ruedas adecuadas para el suelo de la habitación. Si tienes parquet o tarima, el peso y las ruedas de la silla pueden llegar a rayarlo, desgastarlo y en definitiva dañarlo y que quede feo. Para este tipo de suelos hay ruedas específicas que son de goma y que no daña -o daña menos- los suelos delicados, y por supuesto evita las ruedas de un solo punto de contacto: mejor las que tienen dos porque reparten mejor el peso.

Finalmente, ten en cuenta también el material y la calidad de la silla. Si pretendes estar mucho tiempo sentado sobre ella, y sobre todo si te levantas y sientas muy frecuentemente, una silla de piel sintética de buena calidad te va a durar en buen estado mucho más tiempo que una de tela simplemente porque su superficie tiene un menor coeficiente de fricción al sentarnos o movernos en la silla. En todo caso, siempre asegúrate de que los bordados sean de buena calidad para asegurar una buena durabilidad.