Este es el tamaño ideal de monitor que deberías estar utilizando en tu PC

Este es el tamaño ideal de monitor que deberías estar utilizando en tu PC

Rodrigo Alonso

Para los fabricantes, cuanto más grandes sean los monitores mejor, básicamente porque son más caros y su beneficio mayor. La realidad es bien diferente, y hay un tamaño ideal de monitor para PC para cada tipo de usuario, o más bien para las condiciones en las que se encuentre, que harán que la visualización sea mejor y se produzca menos cansancio en la vista e incluso dolor de cervicales. Te contamos cuál es el tamaño ideal que debería tener tu monitor para PC.

Tener un monitor excesivamente grande podría provocar que tengamos que estar girando el cuello para poder ver los extremos de la pantalla, y a la larga eso generaría dolor en las cervicales, por lo que sería perjudicial. Por su parte, el tener un monitor demasiado pequeño podría obligarnos a forzar la vista para ver bien la pantalla, y eso también sería perjudicial porque nos cansaría la vista y generaría astenopía.

Por lo tanto, hay que tratar de buscar un balance y escoger el tamaño ideal para nosotros según nuestras circunstancias, en este caso, según la distancia a la que nos colocaremos del monitor que, por suerte o por desgracia, dependerá del tamaño del fondo de nuestro escritorio.

La medida ideal depende de la distancia

Parece algo evidente, pero si en tu PC te sientas a una distancia de 50 centímetros del monitor, no deberías tener una pantalla de 40 pulgadas porque tendrías que estar girando el cuello constantemente. De igual manera, si la pantalla se ubica a un metro de ti y tienes un monitor de 21 pulgadas, tendrás que estar forzando la vista para poder visualizar correctamente el contenido.

El tamaño ideal de un monitor para PC depende de a qué distancia de tus ojos se encuentre la pantalla, y aunque a continuación vamos a daros algunas directrices, también dependerá de cada usuario y sus preferencias. En cualquier caso, en los monitores de PC esta regla afecta de manera distinta a las pantallas de TV para el salón, donde hay ya unos arquetipos establecidos pero en una TV generalmente no estaremos leyendo textos (motivo por el que mucha gente llega a marearse jugando a la consola en el salón con TV grande si tiene que leer subtítulos).

En la imagen de arriba, podemos ver a la izquierda (en azul) las distancias mínimas y a la derecha (en rojo) las máximas para tener una correcta visualización, pero como decíamos esto se refiere a una televisión en el salón, y en un monitor de PC la cosa cambia y bastante. Vamos a verlo.

Entonces, ¿qué tamaño de monitor deberías tener?

Dependiendo del tamaño del monitor y de la distancia entre la pantalla y los ojos en línea recta, estas son las directrices que deberíais tomar:

  • Distancia de menos de 30 cm: máximo 17 pulgadas.
  • Distancia de entre 40 y 50 cm: entre 19 y 21 pulgadas.
  • Distancia de entre 50 y 60 cm: entre 21 y 24 pulgadas.
  • Distancia de entre 60 y 70 cm: entre 22 y 27 pulgadas, máximo 29 pulgadas UltraWide.
  • Distancia de entre 70 y 80 cm: entre 24 y 32 pulgadas, máximo 34 pulgadas UltraWide.
  • Distancia de entre 90 y 100 cm: entre 27 y 35 pulgadas.
  • Más de 1 metro de distancia: de 32 pulgadas en adelante.

Repetimos que esto es el tamaño ideal del monitor para PC dependiendo de la distancia a la que se sitúe la pantalla, pero no es la Biblia y dependerá de cada tipo de usuario. Estos datos los hemos escrito en base a experiencia propia con todo tipo de monitores y realizando diversas pruebas que incluyen lectura de textos (navegar por Internet), visionado de películas y juegos, pero cambian dependiendo del usuario.

Por ejemplo, mi monitor habitual es de 34 pulgadas UltraWide y me sitúo a una distancia de entre 80 y 85 cm de él, pero hasta metro y medio de distancia se sigue pudiendo utilizar perfectamente incluso para navegar por Internet porque las letras se siguen viendo nítidas. Sin embargo, si acerco la cara y me pongo a 70 centímetros, ya me veo obligado a estar girando la cabeza para poder ver todas las partes de la pantalla, o a forzar mucho los ojos moviéndolos de un lado a otro.

Por lo tanto, os aconsejamos que os lo penséis mucho antes de comprar un nuevo monitor más grande, y que tengáis en cuenta la distancia a la que estará la pantalla de vosotros antes de escoger el tamaño, de manera que así podáis tener un monitor adecuado con el que disfrutéis en lugar de sufrir.