¿Por qué casi todos los ratones gaming son ópticos y no láser?

¿Por qué casi todos los ratones gaming son ópticos y no láser?

Rodrigo Alonso

Cuando hablamos de ratones gaming, por norma general vamos a encontrarnos varias opciones en cuanto a tecnología de sensor: óptico o láser. Gradualmente la industria ha ido tendiendo a que todos los ratones gaming (o casi) lleven equipados sensores ópticos pero, ¿por qué esto es así? ¿son mejores los sensores ópticos que los láser?

Que la industria se haya inclinado mayormente hacia los sensores ópticos no quiere decir necesariamente que esto sea así porque sean mejores (o sí). Para poder determinarlo, primero debemos conocer las diferencias de estos dos tipos de sensores, de manera que podamos argumentar cuál de los dos es mejor para los ratones gaming (hablamos específicamente de los gaming y no de ratones «generales», donde por cierto sí seguimos encontrando muchos láser).

Diferencias entre sensores ópticos y láser

A grandes rasgos, un sensor óptico hace uso de un LED (que antaño se veía claramente de color rojo y así sigue siendo en los sensores ópticos de gama media y baja) con una «cámara» que toma imágenes de la superficie iluminada. Por su parte, un sensor láser hace uso de, valga la redundancia, un láser para analizar la superficie por la que movemos el ratón y enviar al PC la información de movimiento acorde a lo que detecta.

La gran ventaja de un sensor láser sobre uno óptico es que las imágenes que toma son mucho más detalladas, pudiendo tomar incluso detalles de partículas microscópicas, lo que permite su utilización en cualquier superficie, incluso sobre cristal transparente en los sensores láser de más alta gama. Por su parte, los sensores ópticos deben ser utilizados sobre superficies opacas, ya que de lo contrario la luz del diodo LED no tendría donde rebotar para que lo capte la cámara.

Por el contrario, la gran desventaja de los sensores láser es que son muy susceptibles a la aceleración. En otras palabras, si movemos muy rápidamente el ratón habrá partes de la superficie que el sensor no llegue a escanear, lo que produce en torno a un 5-6% de fallo, y esto obviamente no es algo que queramos que suceda en gaming.

Por su parte, los sensores ópticos no tienen este problema ya que toman miles de imágenes por segundo, y perder unas pocas no representa un problema sustancial. Su margen de fallo es casi siempre inferior al 1% y por eso permiten un nivel de sensibilidad (CPI / DPI) muchísimo más alto que los sensores láser.

Por qué los fabricantes se han decantado por los ópticos

Uno pudiera pensar que es por cuestión de precio, pero actualmente ya no es así. Es cierto que antaño los ratones láser eran los preferidos por casi todos los usuarios, pero esto era por una falsa sensación de que eran de más alta gama porque eran más caros.

Y es que, ciertamente, hace unos años era bastante más caro fabricar un sensor láser que uno óptico, pero hace tiempo que su coste de fabricación se igualó y aunque hoy en día los láser siguen siendo un poco más caros, la diferencia ya es casi despreciable.

No obstante, la elección de los fabricantes tiene que ver con esto. Ya hemos mencionado que antes los láser eran más caros que los ópticos, y la sensación de los gamers era que los ratones gaming con sensor óptico eran inferiores en prestaciones. Y como en todos los mercados, al final los productos que más se venden y que más beneficios reportan a los fabricantes son los de gama de entrada y gama media, puesto que por mucho que un producto sea excelente en la gama alta, son pocos los usuarios que suelen gastarse ese dinero.

Este motivo hizo que los fabricantes centraran su producción en los ratones que más vendían, los ópticos, centrando también sus esfuerzos de desarrollo en éstos y dejando atrás a los láser. El resultado es que hoy en día el mercado está copado de ratones gaming con sensor óptico con unas cualidades muy superiores a las de cualquier ratón láser, con la única desventaja real de que debemos usar una superficie opaca para utilizarlos.

Entonces, ¿son mejores los ratones gaming ópticos que los láser?

Por lo expuesto anteriormente la respuesta es un rotundo sí. Dado que los fabricantes han copado estos ratones de prestaciones en los últimos años y han dejado (casi) de desarrollar mejoras en los sensores láser, hoy en día los ratones ópticos son la mejor opción para gaming. Claro que si antes la gente no escogía los láser porque eran más caros, ahora hay ratones gaming ópticos que cuestan 200 euros, así que éste ha dejado de ser desde luego un punto a tener en cuenta.

De todos modos, tal y como está el mercado la tendencia es seguir así, y los sensores ópticos son el camino que los fabricantes van a seguir, dejando a los láser en la estacada.