Duplicador HDMI, o distintas salidas de vídeo en la gráfica, ¿qué es mejor?

Son muchos los beneficios que aporta el tener un segundo monitor en el PC, tanto para trabajar como para juegos, y prueba de ello es que son muchos los usuarios que cuentan con una configuración de doble monitor. Ahora bien, como muchos monitores solo tienen entradas de vídeo HDMI y las tarjetas gráficas, por norma general, solo tienen una salida, tienen que buscar formas para poder conectar ambos, incluyendo el uso de un duplicador HDMI.

La gran mayoría de tarjetas gráficas del mercado tiene una sola salida HDMI, siendo las demás una combinación de DVI (ya desapareciendo) y DisplayPort. El problema radica en que la mayoría de monitores de PC, especialmente los de gama de entrada, solo admiten HDMI como entrada de vídeo, y eso limita mucho las opciones de los usuarios que quieren tener varios monitores en el PC.

Por lo que si tienes una tarjeta gráfica con una salida de vídeo en tu ordenador y necesitas utilizar dos monitores no te desesperes que existe solución a tu problema.

Señales de vídeo múltiples en tu GPU

Salida HDMI tarjeta gráfica

Toda GPU, independientemente de su marca, arquitectura o si es integrado o dedicada necesita enviar las imágenes generadas por la misma de la memoria de vídeo a la salida de idem. Para ello hacen uso de una unidad independiente que es el controlador de pantalla, un procesador que se encarga de leer la RAM de vídeo de manera secuencial y enviar los datos a pantalla.

Pues bien, una tarjeta gráfica realmente tiene un duplicador de señal, ya que tiene que soportar múltiples pantallas, así pues tiene mecanismos para enviar:

  • Una señal de vídeo distinta para cada pantalla que tengamos conectada.
  • Una sola señal que se comparte entre varias pantallas.
  • La misma señal repetida entre varias pantallas.

La mayoría de tarjetas gráficas suelen tener un controlador de pantalla para DisplayPort y en medio del PCB de la misma y antes de los puertos HDMI un conversor de señal de DP a HDMI para convertir la señal de un estándar de emisión de vídeo a otro. Realmente si tu hardware gráfico está bien preparado no deberías preocuparte por si comprar un Splitter un duplicador HDMI.

¿Cuándo utilizar un duplicador HDMI?

Duplicador HDMI

Para muchos usuarios, un duplicador HDMI puede sonar a la respuesta perfecta para el problema. Con una sola entrada de vídeo HDMI, es capaz de sacar dos señales de vídeo, ya que como su nombre índica lo que hace es coger una señal y duplicarla. Claro está, que el problema de un este tipo de dispositivos es que funcionan de manera pasiva.

Es decir, ambas señales son simétricas y por tanto acabamos teniendo la misma imagen en dos monitores distintos. No obstante es sumamente útil si tienes una consola de videojuegos y quieres hacer emisión en directo, ya que puedes conectar la señal duplicada a la capturadora con ello. Pero no es válida si queremos tener una configuración que vaya más allá que tener dos monitores con la misma imagen.

Funciona de manera pasiva, y lo único que hace es clonar la entrada de vídeo en dos salidas iguales. Este tipo de dispositivos no sirve para solucionar el problema, ya que simplemente tendríamos la misma imagen en dos monitores.

Utilizar un Splitter HDMI en vez de un duplicador

HDMI Splitter

La segunda opción es un Splitter HDMI, el cual a diferencia del Duplicador HDMI funciona de manera activa, y a través de una sola entrada de vídeo es capaz de dar dos (o más) salidas diferentes, por lo que en este caso sí que sería una solución, dado que permitirá tener un escritorio extendido en dos pantallas, igual que si tuviéramos dos monitores conectados directamente a la tarjeta gráfica.

Por lo que habréis deducido que a nivel interno funcionan igual que el controlador de pantalla de tu tarjeta gráfica, solo que como hardware independiente. Así pues, si tienes el problema de que tus monitores solo admiten entrada de vídeo HDMI y tu tarjeta gráfica solo tiene una salida, un Splitter HDMI puede ser la solución a tu problema.

Por lo que si lo que necesitas es tener un escritorio extendido en dos pantallas para poder trabajar, entonces a la hora de hacer la compra asegúrate de que este sea un Splitter (separador) y no un mero duplicador, ya que este último simplemente clonará la imagen en los dos monitores. Igualmente, esto es algo que deberás configurar en las opciones de pantalla de su sistema operativo, seleccionando la opción de Extender escritorio en ambas pantallas.

¿Qué otras opciones quedan?

Monitor Dual

Pues realmente no hay ninguna otra más para solucionar este problema, sino que lo importante es tener bien pensado cuál va a ser tu configuración de trabajo, así pues si la has pensado para utilizar dos monitores asegúrate de que tu tarjeta gráfica soporte varias señales al mismo tiempo y que tus monitores puedan aceptar sin problemas las señales que se les envía. Por lo que a la hora de escoger una tarjeta gráfica tus opciones pasarían porque cuando compres el segundo monitor te cerciores de que tiene más entradas de vídeo que un simple HDMI, o que cuando compres una nueva tarjeta gráfica te asegures de que cuenta con dos salidas de vídeo simétricas en vez de una.

Uno de los problemas más comunes con los drivers suelen venir por el uso de dos monitores que no coinciden en resolución y tasa de refresco. Nuestro consejo es que si necesitas un escritorio extendido que mires los que tengan ratios de aspecto 21:9 e incluso 32:9. La otra alternativa es comprar dos monitores, pero para evitar problemas de artefactos gráficos y parpadeos te recomendamos comprar dos monitores iguales en cuanto a sus especificaciones técnicas.

Si todo lo demás falla, entonces un duplicador HDMI (Splitter más bien) puede solucionarte la partida, si bien es cierto que depende de la calidad de este podrías estar introduciendo mayor latencia o un nuevo potencial punto de problemas en las conexiones de tu equipo, y desde luego es menos recomendable esto que usar las entradas y salidas que ya traen de serie nuestras tarjetas gráficas y monitores.

1 Comentario