Gainward 7900GS Golden Sample

INTRODUCCIÓN.

Que los juegos actuales cada vez requieren un hardware más avanzado para poder funcionar de manera fluida no es ningún secreto, de la mísma manera que tampoco lo es que generalmente las tarjetas gráficas de gama media suelen ser bastante caras, lo cual las deja fuera de la órbita de compra del usuario medio. Sin embargo, recientemente Nvidia ha lanzado una nueva GPU destinada al usuario que busca las prestaciones de una tarjeta gráfica de gama alta pero a un precio mucho más contenido: La 7900GS. Hoy testearemos una de estas tarjetas llegadas de la mano del fabricante Gainward.

Gainward es una compañía fundada en Taipei en 1984, así que llevan bastante tiempo dedicados al negocio de montar tarjetas gráficas. Són desde hace tiempo, Nvbidia Launching Partners, lo cualq uiere decir que son de las primeras compañías que reciben nuevas GPUs de Nvidia cuando ésta lanza al mercado un nuevo producto. Aunque no son una compañía muy conocida en España, en el mundillo de los entusiastas del hardware, Gainward es sinónimo de Calidad (con C mayúscula), velocidad y… Overclock, pero ya llegaremos a éso más adelante.

Veamos las características técnicas de la tarjeta que vamos a analizar.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacado directamente de la web de Gainward:

Product Name:
BP7900GS-256-TV-DD-GS

Barcode:
471846200-8194

GPU:
NVIDIA GeForce 7900GS

GPU Clockspeed:
500+ MHz

Memory:
256MB 1,2ns DDR3

Memory Clockspeed:
1400+ MHz

Pixels per clock (peak) :
20

Bandwidth:
44,8 GB/s

Ramdac:
400 MHz

Bus:
PCI-Express

Cooling:
Fan (Two-slot)

Video-Features:
Component, S-Video & Composite Out

Connectivity:
Dvi + Dvi + Video-Out

La Geforce 7900GS es una tarjeta gráfica que emplea el núcleo G71 de Nvidia, empleando 7 Vertex Pipelines y 20 Pixel y 20 Pixel Shader Engines. Comparado con la 7900GT de la que deriva y que tiene 8 Vertex y 20 Pixel Pipelines, vemos que es el mísmo núcleo aunque capado. La especificación oficial de

Nvidia sugiere una velocidad en el núcleo de 450Mhz y de 1,320Mhz en la RAM que incorpora la tarjeta; sin embargo, si miramos las especificaciones de la tarjeta, veremos que Gainward nos la proporciona ya directamente con un overclock de 50Mhz en el núcleo y de 80Mhz en la memoria.

¿Qué es un Golden Sample?

En los inicios del testeo de componentes por fuentes independientes al propio fabricante del componente, algunos fabricantes tenían la mala costumbre de enviar para análisis modelos especialmente seleccionados por rendir mejor que el componente normal, lo cual llevaba a generar análisis erróneos por generar unos resultados superiores al modelo normal; a estos componentes se les denominaba Golden Samples o muestras doradas. Gainward ha decidido emplear el término no para engañar a sus compradores si no para asegurarles que ese componente ha sido especialmente escogido por presentar unas características consideráblemente superiores de pureza en la fabricación y, por tanto, un mayor rendimiento final para el usuario. Cierto que cuestan algo más, pero el rendimiento que se puede extraer generalmente de estas tarjetas suele ser, muchas veces… Sorprendente. Si no me creeis, ya vereis cuando llegemos al overclock de esta tarjeta.

ANÁLISIS EXTERIOR.

La tarjeta nos llegó desde Gainward Alemania en su embalaje original:

 

En ella podemos ver claramente que el modelo que compramos es un Golden Sample.

En la parte trasera encontramos las principales características de la VGA:

 

Una vez abrimos la caja podemos ver que Gainward se ha tomado su tiempo para empaquetar todo correctamente para que no sufra ningún daño en el transporte:

 

En el interior, a parte de la tarjeta gráfica que se encuentra emapquetada en el cajón central encontramos:

 

Un adaptador de corriente de PCIe a Molex:

 

Un cable para la conexión a una televisión:

 

Dos adaptadores de DVI a Dsub15:

 

Manual, CD con drivers, Cyberlink PowerDVD y Muvee Producer:

 

La gráfica viene, como he comentado antes, empaquetada en una caja de cartón, a parte del resto de componentes y protegida por espuma, lo cual es un detalle curioso y de agradecer por parte de Gainward:

 

Este cuidado al detalle es el que hace de Gainward de mis marcas favoritas.

Una vez sacamos la tarjeta de su funda protectora, ésta es la vista que se nos presenta:

 

La tarjeta es, simplemente, impresionante. Como podemos ver, Gainward ha decidido no emplear el disipador de serie de Nvidia, que a veces puede resultar ruidoso, y ha decidido emplear su propio disipador, aunque con ello ha convertido una tarjeta que ocupaba sólo una ranura a una que ocupará dos.

 

En esta foto podemos ver la abrazadera que sirve para sujetar la gráfica al chasis de la caja. Debido al diseño de doble ranura, vemos que en realidad la abrazadera es doble, estando una de ellas perforada para permitir que parte del aire caliente que se desprende del disipador pueda salir al exterior de la caja, mejorando con ello las condiciones térmicas de nuestro sistema. También podemos ver que Gainward se ha tomado la molestia de teñir los dos conectores DVI de la tarjeta de rojo (que es el color corporativo de la marca) lo cual, si bien no tiene ninguna función práctica, queda agradable a la vista;).

 

En esta foto podemos apreciar la anchura de la tarjeta, al igual que vemos el disipador que emplea Gainward. En este caso, puesto que debía devolver la tarjeta, no he querido desmontar el disipador, pero parece un bloque de aluminio anodizado en negro.

 

Vemos tambien que Gainward emplea un conector de dos pines para proporcionar corriente al ventilador en lugar del más normal de tres o cuatro pines. Supongo que el ventilador rotará siempre a la mísma velocidad, independientemente del calor que genere el núcleo de la tarjeta.

 

En esta vista superior apreciamos el conector SLI de la tarjeta y el logo de Gainward. Si nos acercamos algo más:

 

Es fácilmente apreciable que el disipador no llega a tocar los módulos de RAM. Ésto no es ni bueno ni malo ya que el modelo de serie de Nvida tampoco lo hace, así que seguramente la RAM no se debe de calentar los suficiente como para necesitar ventilación adicional.

 

En esta vista trasera de la tarjeta podemos ver la toma de corriente adicional para la tarjeta en forma de conector de 6 pines. Tambien podemos ver que Gainward ha optado por usar para sus condensadores los de la marca Rubycon, bastante famosos dentro del mundo del overclock.

 

Finalmente, en esta vista trasera podemos ver el especial sistema de anclaje que requiere el disipador de esta tarjeta, al igual que vemos que Gainward ha empleado un PCB rojo, a diferencia de la mayoría de PCB que montan las tarjetas de Nvidia que suelen ser verdes, otro detalle interesante y que me ha gustado: Le da una sensación de fuerza a la gráfica.

TESTEO.

Y llegamos al momento de la verdad pero… ¿Cómo se testea una tarjeta gráfica? Hay muchas maneras de hacerlo a parte de pasarle los típicos test sintéticos como el 3DMark 2005 y 2006. La mayoría se centran en ofrecernos un aluvión de números que pretenden hacernos ver cómo funciona la gráfica en diferentes configuraciones, pero se olvidan de un detalle fundamental: La experiencia en el juego. Y qué es ésto? La experiencia de juego es lo suelta que va la tarjeta cuando jugamos a diferentes resoluciones, puesto que de nada sirve decir que el juego nos proporciona una velocidad media de X fps si luego resulta que va pegando tirones en cuanto se satura un poco la pantalla. Por ello, he decidido coger lo mejor de ambos mundos: Os daré la velocidad media, pero también os comentaré mis impresiones de lo que es jugar a los juegos a diferentes resoluciones.

Como equipo de pruebas he empleado mi anterior sistema, que consiste en:

  • Procesador: AMD Athlon64 3,700+ clockeado a 2,8Ghz
  • RAM: Geil One-BH DDR400 a 253Mhz/2-2-2-8
  • Placa base: DFI LanParty nf4 Ultra-D

Para comparar he empleado mi anterior tarjeta gráfica, una Gainward 7800GTX Golden Sample, a velocidad de stock.

3DMark 2005

Aunque se pueden apreciar diferencias entre ambas tarjetas cuando no se emplea el anti alising, en cuanto aplicamos 4 niveles de AA, esas diferencias prácticamente desaparecen. Veamos ahora qué nos dice el 3DMark 2006.

3DMark 2006

 

 

Lo mísmo podemos apreciar que ocurre en el 3DMark 2006. Sin embargo, dado que las tarjetas de Nvidia de esta generación no pueden representar el AA con el HDR, nos tenemos que conformar con estos datos.

Basta de pruebas sintéticas, empecemos con los juegos.

OBLIVION:

 

 

 

Es obvio que a pesar de las puntuaciones tan parejas en los test sintéticos, Oblivion, con su tremendo motor gráfico, nos cuenta una historia bien distinta. A 1024×768 dpi el juego con todos los detalles al máximo es relativamente jugable, con ocasionales parones, pero en cuanto subimos un poco la resolución, los FPS se desploman y convierten a este magnífico juego en un pase de diapositivas, sobre todo debido al enorme lastre que supone el HDR. Si por contra no activais el HDR, tendréis un juego bastante jugable a su resolución más baja.

 

Como he comentado antes, en cuanto desactivamos el HDR (en este caso, por necesidad ya que no se puede emplear el HDR con el AA en estas tarjetas), aún empleando 4xAA obtenemos una ligera mejoría en los FPS. Aunque en ambos casos es superior la 7800GTX, la 7900GS no va muy por detrás.

F.E.A.R.

 

F.E.A.R. tambien es otro de esos juegos capaces de doblegar a la mejor tarjeta gráfica del momento. Para el testeo empleé la utilidad que viene en el propio juego, sin activar sot shadows. Aunque en el test los resultados son realmente buenos, he de decir que jugando, 1024×768 dpi es la mejor resolución a la que la 7900GS es capaz de mover el juego con soltura, tanto en espacios confinados como cuando salimos al aire libre. 1600X1200 dpi no es jugable con ese nivel de calidad.

 

Es más que apreciable el tremendo impacto en las prestaciones que tiene el seleccionar 4xAA en este juego. Sí, es verdad que con esos niveles el juego es maraviloso, pero jugar a él se convierte en una labor desesperante por su lentitud. Si queréis intentarlo, 2xAA es una buena opción para este juego a 1024×768 dpi.

PREY

 

Prey emplea el antiguo motor desarrollado para Doom3, mucho más refinado y se nota. Aún a 1600×1200 dpi la 7900GS no tiene ningún problema para mover este juego con el detalle al máximo.

 

Incluso aplicando 4xAA la tarjeta va bastante suelta hasta 1280×1024 dpi. A mayor resolución la tarjeta da algunos tirones, sobre todo cuando ha de renderizar grandes espacios.

COMPANY OF HEROES.

 

Siendo un juego de estrategia en tiempo real con vista cenital, no tendremos ningún problema para disfrutar de este título incluso a 1600×1200 dpi siempre y cuando no nos de por acercar la cámara, ya que en ese momento la tarjeta se volverá algo lenta.

 

Usando 4 niveles de AA se aprecia el descenso de prestaciones en el juego, por tanto, si quereis jugar con este nivel de detalle os aconsejaría no superar 1280×1024 dpi.

NEED FOR SPEED: CARBONO

 

En este nuevo juego de la saga Need for Speed los primero que impresiona es lo injugable que es a cualquier resolución que no sea 1024×768 dpi. De hecho no entiendo como, empleando el motor gráfico del Most Wanted, aunque lo hayan mejorado, los resultados sean tan malos.

 

Si los resultados anteriores ya eran malos, en cuanto aplicamos AA al juego, se convierte en otro pase de diapositivas incluso a una resolución tan baja como 1024×768 dpi. Me supongo que el juego está bastante poco optimizado, si no no lo entiendo.

OVERCLOCKING.

El overclock de esta tarjeta me ha dejado sin palabras, literalmente. Usando el programa RivaTuner hemos subido los parámetros de reloj de la 7900GS de Gainward desde los 500Mhz del núcleo hasta unos más que impresionantes 612Mhz; la memoria tampoco se ha quedado atrás y ha subido desde los 1,400Mhz hasta unos tambien increibles 1,528Mhz, lo que en la práctica ha supuesto un incremento en prestaciones de al rededor de 4-5 fps en los juegos testeados, lo que la ha colocado a la par de la antigua 7800GTX en sus valores de stock (que, comparativamente, son algo superiores a los de la 7900GT).

CONCLUSIÓN.

Gainward no defrauda. La 7900GS Golden Sample es una una excelente tarjeta gráfica de gama media si no tocamos sus valores de reloj pero, amigos míos… En cuanto depertamos a la bestia que aguarda agazapada bajo el disipador, esta tarjeta se convierte en algo muy distinto. No puedo más que quitarme el sombrero ante el trabajo de Gainward al seleccionar los componentes de esta tarjeta gráfica y, por tanto, otorgo muy gustosamente a la Gainward 7900GS Golden Sample:

LA BENDICIÓN DEL GURÚ, CATEGORÍA DE ORO

 

Agradecimientos: Quiero dar las gracias a Katrin Wich de Gainward por darme la oportunidad de testear esta tarjeta gráfica.

Compártelo. ¡Gracias!