MSI Nightblade Z97

MSI Nightblade Z97

Rodrigo Alonso

MSI Gaming 690x335

Cuando fue lanzada al mercado la primera versión del barebone Gaming MSI Nightblade ya os mostramos nuestro particular análisis. No obstante, como sabéis un barebone consiste en un sistema sin procesador, memoria, disco ni tarjeta gráfica, de manera que sea el usuario el que pueda comprar estos componentes aparte dependiendo de sus necesidades e instalarlos él mismo en este barebone preparado para tal efecto. MSI ha tenido a bien enviarnos un Nightblade Z97 recién salido del horno, la versión actualizada del primer Nightblade con la plataforma Z97 de Intel. En esta ocasión no os vamos a mostrar pruebas de rendimiento (no tiene sentido ya que el hardware que podríamos instalar sería totalmente diferente al que nos proporcionó MSI en primera instancia), pero sí que os vamos a mostrar con mayor detalle cómo es el proceso de montaje del barebone.

Y es que el primer Nightblade que MSI nos envió ya estaba equipado con todo lo necesario: procesador, memoria, gráfica y discos duros (en ese caso además habían equipado al Nightblade con el SuperRAID de MSI, con dos SSDs mSATA en RAID0). En esta ocasión solo nos han enviado el Nightblade Z97 tal cual se vende a los consumidores (si bien no deja de ser una muestra y por ejemplo en este caso carecía de accesorios) y hemos tenido que utilizar nuestro propio hardware: por ello hemos considerado que no es oportuno hacer pruebas de rendimiento, ya que no sería para nada justo comparar lo que nosotros podríamos instalar con lo que MSI nos proporcionó con el primer modelo.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Es curioso pero en la página web del fabricante encontramos difuminadas cuáles son las bondades del aparato, pero no se encuentran las especificaciones técnicas completas del mismo. Por lo tanto, nos hemos visto obligados a redactarlas nosotros a mano, quedando de la siguiente manera:

  • Compatible con procesadores Intel Socket LGA1150.
  • Chipset Intel Z97 Express.
  • Compatible con hasta 16 GB de memoria RAM DDR3 hasta 3000 Mhz.
  • Soporta un disco duro de 3.5/2.5 pulgadas SATA3.
  • Soporta 2 discos duros adicionales de 2.5 pulgadas.
  • Preparado para configurar SuperRAID con dos SSDs mSATA.
  • Audio 7.1 integrado.
  • WiFi integrado.
  • LAN Atheros Killer E2200.
  • Seis USB 3.0, dos eSATA y seis USB 2.0.
  • Dimensiones: 175.7 x 345.8 x 277.33 mm.
  • Peso: 7,6 Kg.

ANÁLISIS EXTERNO.

En esta ocasión el embalaje nos ha llegado en malas condiciones, pero tampoco importa mucho ya que es exactamente igual que el que os mostramos cuando analizamos el primer modelo de Nightblade. Además como ya os hemos comentado, no nos ha venido la caja de accesorios.

MSI Nightblade Z97 -001

Vamos a pasar a ver el producto en sí. El Nightblade Z97 está comprimido en una caja mini ITX, pero diseñada específicamente para poder dar cabida a hardware de gama muy alta si se quiere. En el frontal, MSI ha equipado al Nightblade Z97 con una cubierta de aluminio cepillado, y aquí podemos encontrar una ranura para una unidad óptica de formato slim, y en la zona superior tenemos los puertos de entrada, en este caso cuatro USB 3.0, los minijacks de audio, botón de encendido y otro botón para el OC Genie, que Overclockeará automáticamente el sistema y elevará el nivel de refrigeración del sistema. En la zona inferior tenemos la rejilla de entrada de aire y la base que ya vimos en el anterior modelo (es que de hecho exteriormente es exactamente igual).

Ambos laterales tienen rejilla de ventilación. El lateral derecho esconde la rejilla para la fuente de alimentación, mientras que el lateral izquierdo permite la instalación de un ventilador adicional para apoyar el rendimiento térmico de la tarjeta gráfica.

En la parte trasera encontramos el escudo I/O de la placa base con todas las conexiones traseras, incluyendo las antenas WiFi (que deberían de haber venido en los accesorios pero como hemos comentado, a nosotros no nos llegaron). También el ventilador trasero de 92 mm, responsable de expulsar el aire caliente fuera de la caja.

En la parte inferior tenemos el filtro anti polvo que se puede extraer desde el exterior, y que evitará que el polvo entre en la tarjeta gráfica, ubicada justo en esa zona. También aquí podéis ver con mayor detalle la base engomada del Nightblade Z97.

ANÁLISIS INTERNO.

Hemos pasado un poco de largo del análisis externo ya que como hemos dicho antes es exactamente igual que el del primer Nightblade. En este artículo nos vamos a centrar en el interior del barebone y en la instalación del nuevo hardware. Retiramos los laterales del equipo, y lo primero que nos encontramos es el adaptador que nos permite instalar un ventilador en el lateral izquierdo del equipo. Este ventilador no viene incluido.

También en el interior vemos una caja blanca, en cuyo interior se encuentra el disipador para el procesador. Aunque este disipador es específico para el Nightblade, existe la posibilidad de comprar un disipador aparte e instalarle el que queramos, con la limitación de espacio, por supuesto.

Este disipador incluido tiene tres heatpipes de cobre unidos a la base del mismo material, y cuenta con forma de doble torre con un solo ventilador de 92 mm en el centro. Hay que tener cuidado al instalarlo para que el flujo de aire del ventilador vaya hacia la parte trasera de la caja, y por ello MSI le ha puesto una pegatina indicando hacia dónde irá el aire.

Primeramente, veamos la nueva placa base Z97 que MSI ha integrado en este equipo, ya que al fin y al cabo es la principal diferencia con el anterior modelo. Se trata de una MSI Z97i Gaming AC, e integra conectividad WiFi como os dijimos en las especificaciones del equipo.

En la parte superior hay un pequeño rack para dos unidades de 2.5 pulgadas. De serie, MSI incorpora una bandeja para formar el SuperRAID con dos SSDs de formato mSATA. Eso sí, MSI incorpora un conector SATA de sobra para esto (ya que ambos SSDs del SuperRAID se alimentan del mismo SATA de la fuente), pero un único SATA de datos (ya que el SuperRAID sí que utiliza dos de datos). Habría que conectar un SATA adicional si queremos instalar otro disco duro aquí.

De serie también se incluye la unidad óptica slim, instalada justo encima del espacio destinado a la instalación de un disco duro de 3.5 pulgadas.

En la parte trasera (el otro lateral) encontramos espacio suficiente para poder acceder por completo al socket del procesador y así instalar el backplate para el disipador. También aquí está el espacio para la fuente de alimentación (de serie se incluye una fuente ATX de 600W y certificación 80Plus Gold) convenientemente protegida por un filtro anti polvo.

INSTALACIÓN.

Comenzamos presentándoos el hardware que vamos a instalar. MSI sí que nos prestó un procesador Intel LGA 1150, y nosotros hemos decidido instalar en este Nightblade Z79 un kit de 2×4 GB Kingston HyperX Beast DDR3-1600 Mhz, un SSD Corsair Neutron GTX 240 GB SATA3 y una PNY GeForce GTX 760 Enthusiast Edition.

MSI Nightblade Z97 -036

La memoria se instala sin ningún tipo de inconveniente a pesar de que tiene disipadores de gran altura.

MSI Nightblade Z97 -037

El SSD debería ser instalado en el rack para discos de 2.5 pulgadas. Normalmente entre los accesorios debería de incluirse un adaptador para instalar estos dispositivos aquí, pero en este caso como os hemos comentado antes la muestra de Nightblade Z97 no traía accesorios. Por tanto, nuestro SSD no ha podido ser instalado «bien» como debería.

MSI Nightblade Z97 -038

El proceso de instalación del disipador es muy simple. Se coloca el backplate por la parte trasera (tiene adhesivo así que se queda pegado a la parte trasera de la placa base), y tras aplicarle pasta térmica al procesador, solo hay que colocar encima el disipador y apretar los cuatro tornillos que tiene integrados.

Ya solo queda instalar la tarjeta gráfica. Hay que hacerlo con mucho cuidado ya que apenas hay espacio, pero tampoco tiene mucha dificultad.

CONCLUSIÓN.

El MSI Nightblade Z97 tal y como os lo hemos mostrado hoy tiene un precio de venta recomendado de 389 euros. Si queremos añadirle procesador, disco duro, memoria RAM y gráfica podemos montar un sistema de gama media-alta fácilmente por unos 800 euros, y tendremos como resultado un equipo Gaming compacto muy competente. MSI facilita mucho las cosas con este barebone, ya que simplemente le da al usuario la posibilidad de escoger los componentes internos que él quiera dependiendo de sus necesidades y su presupuesto. El barebone proporciona todo lo demás, con un método de instalación bastante sencillo.

En definitiva es una buena opción para usuarios que buscan un sistema Gaming compacto y que no quieren complicarse la vida montando un sistema completo por piezas.

PROS:

  • Sistema Gaming compacto preparado para instalar hardware de gama alta.
  • Pequeño tamaño.
  • WiFi integrado y preparado para SuperRAID.
  • Fuente de alimentación de 600W con certificación 80Plus Gold integrada.
  • Capacidad para tarjetas gráficas de gran tamaño.
  • Soporta hasta 3 discos duros.

CONTRAS:

  • Es bastante ruidoso.
  • Tiene ciertos problemas de temperatura con el disipador equipado de serie.

Puntuación Nightblade Z97

Por ello, le otorgamos a este barebone MSI Nightblade Z97 nuestro galardón de Plata y nuestra recomendación por su diseño.

HZ_MedalsCatg_3_Silver HZ_Stamp_Design_Mod1