Análisis: ECS LIVA Z2

Los mini PC no paran de ganar popularidad cada año, gracias a que ofrecen la posibilidad de tener Windows en nuestra televisión con un tamaño muy compacto, siendo además totalmente silenciosos. Por ello, hoy analizamos uno que incluye uno de los últimos procesadores de bajo consumo para reproducir vídeos en nuestra TV: el ECS LIVA Z2. ¿Será este mini PC capaz de reproducir vídeo en 4K sin tirones?

ECS LIVA Z2: características técnicas

El ECS LIVA Z2 es un ordenador pequeño con unas dimensiones de 132 x 118 x 56.4 mm. No tienen ningún ventilador en su interior, por los que es 100% silencioso. A diferencia de otros mini ordenadores, en este no necesitamos instalar RAM ni almacenamiento extra, ya que incluye 4 GB de RAM y una memoria eMMC interna de 32 o 64 GB (modelo Kingston TA2832)

Esto no implica que no podamos actualizarlo, ya que podemos añadir otro módulo de memoria RAM, así como una unidad de almacenamiento de 2,5 pulgadas, ya sea un disco duro o un SSD. La memoria RAM usa módulos SO-DIMM DDR4, y podemos llegar a poner hasta 8 GB. La unidad que hemos analizado cuenta con 32 GB de almacenamiento y 4 GB de RAM.

En cuanto a conectividad, el ECS LIVA Z2 cuenta con tres puertos USB 3.1 Gen 1 en la parte frontal y un conector USB C 3.1 Gen 1. A su lado, encontramos un jack de 3,5 mm que vale para auriculares y micrófono. El botón de encendido está en la parte izquierda al lado de los USB.

Si nos vamos a la parte trasera, encontramos el conector del enchufe y dos puertos HDMI: uno 1.4 y el otro 2.0. Con este último (que es retrocompatible con otras versiones de HDMI), con un cable compatible, podremos disfrutar de imagen 4K a 60 Hz en nuestra televisión. A su lado tenemos otros dos puertos USB (estos 2.0), y un puerto Ethernet Gigabit para poder visualizar todo nuestro contenido en red sin problema, así como poder sacar todo el provecho de nuestra conexión de fibra óptica. En conectividad inalámbrica también tenemos lo mejor, con una tarjeta WiFi Intel Dual Band Wireless-AC 3165 (cuya velocidad máxima es de 433 Mbps), además de Bluetooth 4.2.

En cuanto al procesador, la compañía nos da a elegir un Intel Pentium N5000, un Intel Celeron N4100 o un N4000. En nuestro caso, nuestra unidad tiene un Pentium N5000 (el más potente de los tres), con una tarjeta gráfica integrada Intel UHD Graphics 605. Estos tres procesadores, pertenecientes al segmento Mobile, están basados en la arquitectura Gemini Lake de 14 nanómetros.

  • El Pentium N5000 tiene 4 núcleos y 4 hilos, con una frecuencia base de 1,1 GHz, y un Boost de hasta 2,7 GHz. La caché es de 4 MB, y el TDP es de 6 vatios.
  • El Celeron N4100 tiene 4 núcleos y 4 hilos, con una frecuencia base de 1,1 GHz, y un Boost de hasta 2,4 GHz. La caché es de 4 MB, y el TDP es de 6 vatios.
  • El Celeron N4000 tiene 2 núcleos y 2 hilos, con una frecuencia base de 1,1 GHz, y un Boost de hasta 2,6 GHz. La caché es de 4 MB, y el TDP es de 6 vatios.

El sistema operativo incluido es Windows 10 Home de 64 bits, actualizado en nuestro caso a la última versión de April 2018 Update. Esta versión de Windows, no obstante, no viene activada ni incluye licencia, por lo que tendremos que activarla por nuestra cuenta. Por último, cuenta con soporte VESA 75 mm / 100 mm, incluyendo la rejilla necesaria para su colocación y los correspondientes tornillos.

Unboxing y análisis externo

El ECS LIVA Z2 viene en una caja verde con un forro negro, en el cual viene una ilustración del PC y una pegatina con las especificaciones internas del mismo. Nada más abrir la caja, nos encontramos con todos los elementos protegidos por plástico, con el ordenador a la izquierda y los cables del cargador arriba y a la derecha.

Junto con ellos también vienen seis tornillos para enganchar el mini ordenador detrás de nuestra televisión mediante el soporte VESA. La placa del soporte VESA se encuentra debajo del cartón negro donde vienen el PC y el cable de la corriente. La compañía no incluye ningún otro cable, ni Ethernet ni HDMI, por lo que tendremos que comprarlos por separado o usar algunos que tengamos por casa.

El cable de corriente viene con un enchufe Tipo B, con los dos conectores planos usados y uno redondo en la parte superior. Este conector se usa en Estados Unidos, América Latina, Canadá y Taiwán, entre otros países. Por suerte, tenía por casa un adaptador compatible, por lo que también debéis tenerlo en cuenta. También podéis comprar esa parte del cable por separado (muchos portátiles lo usan)

El LIVA Z2 es bastante compacto y ligero, y tiene un diseño elegante que se mimetiza bastante bien alrededor de la televisión. Cuando lo encendemos, se ilumina el LED blanco en la parte inferior para indicarnos que está encendido.

Análisis interno

Para acceder a su interior tenemos que quitar los cuatro tornillos de la parte inferior. Una vez lo hayamos hecho tenemos podremos sacar con facilidad la tapa. Nada más mirar el interior encontramos la carcasa de metal donde podemos colocar nuestra unidad de 2,5 pulgadas mediante conector SATA.

Si queremos acceder a la parte de abajo para cambiar o añadir módulos de RAM, la carcasa metálica se puede mover hacia un lado y sale sin mayor esfuerzo. Eso sí, tened cuidado con el ribbon que une la carcasa con la placa, pues hay que levantar los laterales que lo agarran para que salga. Aquí ya tendremos al descubierto el resto del interior que podemos modificar, pudiendo añadir un módulo más de memoria RAM, o cambiar el módulo WiFi.

Curiosamente, la compañía destaca en la web oficial del producto que en este mini PC se incluye un puerto GPIO como el que encontramos en las Raspberry Pi. Sin embargo, en nuestra unidad encontramos que los pines no están presentes y tienen soldaduras por encima.

Prueba

Como hemos comentado antes, el ECS LIVA Z2 lleva Windows 10 preinstalado en inglés, por lo que el proceso de configuración inicial lo tenemos que hacer en ese idioma. Una vez estemos dentro del sistema operativo lo podemos poner en español sin problema. La versión que lleva es Windows 10 Home.

Una vez configurado y con todas las actualizaciones instaladas (lo cual se lleva una gran parte del procesador durante más de media hora hasta que el sistema se pone al día), el mini PC va muy fluido y carga todo bastante rápido; sobre todo para ser una memoria eMMC. El proceso de arrancado tarda 26 segundos desde que pulsamos el botón de encendido hasta que podemos loguearnos en el sistema. Desde que pulsamos el botón hasta que aparece el logo de ECS pasan 12 segundos. Desde que aparece el logo hasta que podemos entrar al sistema pasan 14 segundos. Las velocidades de lectura y escritura con CrystalDiskMark son las siguientes:

Posteriormente, probamos a reproducir contenido en 4K, tanto en red como en discos duros externos. Como buen procesador moderno de Intel, el ECS Liva Z2 puede descodificar HEVC de 10 bits por hardware, por lo que el consumo de CPU es mínimo mientras estamos viendo incluso un Blu-ray de 60 GB en 4K UHD, tal como pudimos comprobar con dos películas en este formato, situándose entre un 2 y un 5% de consumo de CPU la tarea en sí. Reproducir películas es fácil como en cualquier PC, ya que el códec HEVC viene preinstalado y sólo tenemos que abrirla con Películas y TV para disfrutar del contenido en la máxima calidad. Con YouTube en 4K tampoco ha tenido ningún problema.

El rendimiento gráfico es bastante pobre, con una tarjeta gráfica integrada que no nos va a dar más que para jugar a emuladores o juegos de PC muy poco exigentes. En Fire Strike, la puntuación es de sólo 335 puntos, moviéndose entre 1,5 y 2 FPS en los tests más exigentes.

En cuanto al rendimiento del procesador, en Cinebench y wPrime obtenemos resultados bastante positivos para un procesador con un TDP de sólo 6 vatios. En Cinebench obtuvimos 182 puntos, que son unas 4,5 veces menos que un i7-4770K, mientras que en el apartado gráfico obtuvimos 12,49 FPS. El modelo anterior sólo conseguía 47 cb y 5,77 fps en la prueba gráfica.

En wPrime, donde se calculan números primos, en la prueba de 32M tardó 20,9 segundos en la segunda pasada por los 7,1 que tarda un i7-4770K, mientras que en la de 1024M tardó 803,53 segundos. Esta cifra es una gran mejora con respecto al ECS Liva Z de hace unos años, que con un Intel Celeron N3350 tardaba 112,2 segundos en completar la prueba de 32M de wPrime. Esto es debido a varios factores, pero el que más afecta es sobre todo el tener el doble de núcleos.

La memoria RAM DDR4 supone una gran mejora de rendimiento en velocidad con respecto a la DDR3L del modelo anterior, superando los 10.000 MB/s de escritura y lectura, además de disminuir la latencia. La memoria cache también ha mejorado la velocidad considerablemente, alcanzando lecturas de hasta 162,62 GB/s por los 32.255 MB/s del modelo anterior.

En cuanto al consumo y al thermal throttling, encontramos que encendido sin estar ejecutando nada (en reposo), el consumo es de entre 3 y 4 vatios. En cuanto metemos carga al 100% con Prime95 (carga poco realista), el consumo se dispara hasta 18 vatios, y es donde empieza a haber thermal throttling porque la temperatura llega a 73 grados en la frecuencia Boost máxima de 2,6 GHz, bajándose la frecuencia a 1,5 GHz. Al 100% de uso a 1,5 GHz el consumo es de 8 vatios, subiendo hasta 10 vatios cuando también se está usando RAM en un alto porcentaje con pruebas como Prime95 en modo Blend.

Así, en cuanto alcanza esa cifra, automáticamente baja a 1,5 o 1,7 GHz dependiendo de las necesidades de temperatura, quedándose ahí sin superar los 60 grados. Si estamos durante más de 10 minutos exprimiendo el rendimiento de la unidad, ésta se calienta considerablemente. Sin embargo, no es un problema y su disipación pasiva puede hacer frente a ello sin mayor problema. Si suspendemos el mini PC, el consumo es cero, por lo que es recomendable hacerlo si queremos volver a utilizarlo con cierta velocidad y no tener que esperar a que vuelva a cargar.

Conclusión

El ECS Liva Z2 es un mini PC ideal para colocar en nuestro salón. En él vamos a poder reproducir todo tipo de contenido multimedia, sea cual sea su resolución y formato gracias a que descodifica 4K por hardware. Incluso una película en Blu-ray 4K en 10 bits la abre sin mayor complicación. El rendimiento en juegos muy malo, pero era de esperar por la gráfica integrada que equipa. Lo que sí podrás hacer es instalar todo tipo de emuladores en él, como los de consolas clásicas de SEGA, Nintendo o PlayStation.

Además, el hecho de que venga ya con memoria RAM, almacenamiento y sistema operativo incluidos hace que nos ahorremos mucho dinero en comprar cosas como un SSD o memoria RAM. En el caso de que queramos añadir un SSD o un disco duro interno, lo tenemos muy fácil. Y, por si fuera poco, tenemos conectividad a la última con HDMI 2.0 y 5 puertos USB para conectar todo lo que queramos. Y el Ethernet Gigabit nos asegura poder sacarle todo el provecho a la fibra y a nuestro almacenamiento en red.

Pros

  • Reproduce contenido 4K sin despeinarse, incluyendo Blu-rays completos en 10 bits
  • Windows 10 April 2018 Update preinstalado
  • 5 puertos USB
  • Dos salidas HDMI, una de ellas 2.0
  • Chip de almacenamiento y memoria RAM incluidos

Contras

  • Sólo 32 GB de almacenamiento
  • No trae cables HDMI ni Ethernet, y el cable de corriente no es la versión española.

nota ecs liva z2

Por ello, el ECS Liva Z2 recibe nuestra medalla de oro, y nuestra recomendación por rendimiento y calidad/precio. En cuanto a enlaces de compra, el mini PC todavía no está a la venta en España. El precio para el modelo base arranca en 240 dólares, y estará a la venta en PcComponentes y Amazon.

Compártelo. ¡Gracias!