Samsung Space Monitor 4K, review: excelente monitor de 32″ 4K apto para todos los bolsillos

La gran mayoría de usuarios actuales disfruta de un monitor gaming para su PC o incluso de varios si la economía lo permite. Pero otros sectores siguen presentes en el mercado gracias a otro tipo de usuarios que buscan unas prestaciones distintas, como pueden ser ergonomía, estética, un panel muy fidedigno en colores etc. Por ello y para cubrir estas necesidades, existen monitores como este Samsung Space Monitor LS32R75, una pantalla con un diseño muy innovador, donde lo que más prima es que tengamos el mayor espacio disponible en nuestro entorno de trabajo, todo sin perder ni un ápice de calidad.

La redefinición del entorno de trabajo puede comenzar precisamente por este tipo de producto, un monitor que podría pasar por irrelevante si se ve en un expositor (destaca por su sobriedad y al mismo tiempo por el minimalismo), pero que profundizando en sus posibilidades puede suponer un antes y un después para aquellos que el concepto de peana o base de un monitor representa un grave problema de ergonomía.

Samsung-Space-Monitor-4K-2

Este tipo de usuario normalmente termina optando por un brazo extensible que le permita retirar el monitor o situarlo en la postura que necesita, con el sobrecoste que implica y además con el espacio que ocupa el propio brazo, que aun siendo menor que la base, ahí está presente.

Con este Samsung Space Monitor LS32R75 no tendremos ese problema, ya que está pensado y diseñado para ahorrar el máximo espacio en nuestro escritorio o mesa de trabajo, donde según la propia Samsung llega a reducir hasta un 40% más de superficie donde se instala frente a un monitor convencional.

Samsung Space Monitor 4K 3

Y es que cuando se necesita espacio para realizar cualquier tarea las bases/peanas de los monitores son un estorbo, problema que no sufriremos con este LS32R75, ya que cuando no necesitemos usar el monitor o simplemente necesitemos ganar más espacio podremos pegarlo a la pared, quedando totalmente fijado a ella, dando la impresión de que nuestro monitor está fijado a ella.

Suena fantástico ¿no? Pues vamos a conocerlo mejor en base a sus características técnicas.

Índice

Características y especificaciones técnicas de Samsung Space Monitor LS32R75

Samsung-Space-Monitor-4K

Este monitor de Samsung viene cargado de novedades, con unas características técnicas muy destacables, Comenzando por su panel, este LS32R75 cuenta con un tamaño de 31,5 pulgadas, por lo que hablamos de unas dimensiones amplias ya que actualmente se siguen vendiendo televisiones de dicho tamaño e incluso inferiores.

Su panel es VA, por lo que debería destacar en contraste y en ángulos de visión, datos que veremos a continuación. Como ya sabemos, portará una resolución UHD con 3840 x 2160 píxeles, lo que determina un ratio de 16:9.

En este caso no encontraremos un monitor curvo, sino plano, principalmente debido al uso y ergonomía que se busca con el diseño.

Samsung-Space-Monitor-LS32R75-6

Su contraste, como hemos adelantado, será bastante alto, ya que alcanzará 2.500:1 como valor típico, con un brillo de 250 cd/m2, algo ajustado que se compensa con el primer valor ofrecido. Portará, eso sí, la tecnología DCR (Dynamic Contrast Ratio) y unos ángulos de visión de 178º/178º, por lo que podremos ver la pantalla incluso casi de perfil.

Al no ser un monitor gaming no tendremos una alta tasa de refresco, pero este Samsung LS32R75 incluirá unos más que agradables 60 Hz, a los que le acompañarán un tiempo de respuesta de solo 4 ms. Al ser un monitor muy versátil en cuanto a su diseño y funcionalidad, las medidas del mismo son un apartado importante a tratar.

Samsung-Space-Monitor-LS32R75-4

Y es que Samsung ha conseguido reducirlas a la mínima expresión, maximizando la sensación de grandeza de su panel, ya que mide 71 x 41 x 2,59 centímetros, como vemos muy compacto para el gran tamaño que dispone.

Esto se logra gracias al diseño de reducción de los biseles en su parte superior y laterales al mínimo, por lo que la sensación de amplitud es todavía mayor.

En cuanto a su peso, solo pesará 4,80 Kg, por lo que no será un monitor que destaque por ser realmente pesado. Las características se completan con las opciones de salida. Y es que este Samsung LS32R75 Space Monitor porta un HDMI 2.0 y un Mini-Display Port, ambos en un solo cable, siendo totalmente minimalista en este sentido.

Samsung-Space-Monitor-LS32R75-5

Por último y no menos importante tenemos su precio, actualmente lo podemos encontrar por 489,66 euros, un coste bastante contenido si tenemos en cuenta sus virtudes. Vistas sus características, veamos que es capaz de hacer.

Unboxing, análisis y primeras impresiones del Samsung Space Monitor 4K

El Samsung Space Monitor viene en la típica caja de cartón, como cualquier otro monitor. Una caja bastante grande debido a las dimensiones del mismo (32 pulgadas), pero que se puede manejar sin problemas. Lo que más nos ha gustado es que, a diferencia de otras, esta caja está pensada para abrirse por uno de los laterales en lugar de por la parte superior, lo que hace mucho más sencillo sacar la pantalla y el resto de accesorios del interior.

El interior de la caja está repleto de porexpan para proteger la pantalla y los accesorios. Lo primero que hemos visto ha sido la etiqueta de consumo. Este monitor recibe la certificación B amarilla, teniendo un consumo total de 77 kWh al año.

Lo siguiente que nos encontramos será el soporte del monitor. Uno de los puntos fuertes de esta pantalla de Samsung es que en vez de tener peana su soporte ha sido diseñado para atornillarlo al borde de una mesa. De esta manera podremos ahorrar espacio en nuestro escritorio y ajustar su altura y posición donde queramos.

El soporte se ajusta mediante su perno de sujeción y en la parte superior del soporte encontraremos el anclaje para colocar la pantalla de este Samsung Space Monitor.

Antes de ver la pantalla vamos a echar un vistazo al resto de accesorios incluidos en la caja. Como es habitual, tenemos una gran cantidad de manuales y folletos, además de un disco para instalar software y controladores para sacar el máximo provecho a esta pantalla.

También encontraremos un transformador para conectar la pantalla a la red y un cable HDMI para conectarlo al ordenador o a la fuente de vídeo que queramos. Un detalle que nos ha gustado muchísimo es que el cable HDMI viene preparado para llevar consigo la alimentación. De esta manera, en lugar de salir dos cables de detrás del monitor solo sale uno, pudiendo organizar los cables mucho mejor por debajo del escritorio.

La pantalla tiene un acabado mate y, además, prácticamente son bordes. Lo único que cabe destacar de la parte delantera es el logotipo de Samsung y el disimulado LED de estado de la pantalla que encontramos en la parte inferior derecha de la misma.

Por la parte trasera encontraremos el panel de conexiones de la pantalla, el hueco para encajar el soporte de la pantalla y, además, un pequeño botón que nos permitirá movernos por el menú de esta pantalla para configurarla. Como podemos ver, las conexiones disponibles son HDMI, Mini-DP y la entrada de corriente. También tendremos un USB de servicio, aunque este a nosotros no nos interesa porque no podremos usarlo.

Para montar la pantalla, simplemente encajamos el brazo en el hueco correspondiente y apretamos los 4 tornillos que tenemos. Con esto ya tendremos la pantalla montada, y solo nos quedará anclarla a la mesa donde vayamos a usarla. Para esto se recomienda usar a dos personas, ya que al no tener una peana no podemos sujetar la pantalla encima de la mesa.

Pruebas y rendimiento del Samsung Space Monitor de 32 pulgadas 4K

Una vez que tenemos ya todo el monitor desembalado, montado y sujeto a la mesa, simplemente nos quedará conectar el cable de corriente y el HDMI a la pantalla, el transformador a un enchufe y el cable HDMI a nuestro ordenador. El LED azul que aparece junto al logotipo de Samsung se encenderá y podremos ver el primer menú básico de la pantalla.

Samsung Space Monitor - Review 29

Desde este menú vamos a poder cambiar la fuente de entrada, apagar la pantalla o acceder al menú de configuración completo del monitor.

Samsung Space Monitor - Review 30

Las opciones de configuración de este monitor son bastante sencillas. Empezando por los ajustes de imagen (brillo, contraste, color, etc), hasta habilitar un modo PIP para ver dos fuentes de vídeo al mismo tiempo, la pantalla flotante con información sobre la entrada de vídeo o distintos ajustes propios del monitor. También podemos ver un apartado de información general del monitor y de la entrada de vídeo actual.

Cuando conectamos una fuente de vídeo, por ejemplo, nuestro ordenador, podremos ver una guía de configuración rápida en la que podremos configurar el idioma en el que queremos ver la información de la pantalla, además de un resumen con la resolución de entrada utilizada y la resolución óptima.

Aunque desde Windows podemos ajustar la resolución de la pantalla, la resolución óptima de este monitor es 4K. Al ser además una pantalla tan grande, seguramente los iconos nos aparezcan muy pequeños y las webs lo mismo. Por suerte, esto se puede cambiar ajustando la escala desde la configuración de Windows 10 para adaptarla a nuestro gusto. La resolución seguirá siendo 4K aunque las letras, los iconos y los demás elementos sean más grandes.

La calidad de la imagen es excelente. Los colores son muy claros y vivos. El panel ofrece una calidad de imagen excelente, tanto al estar en el escritorio como al navegar por Internet e incluso al jugar a cualquier juego, desde los más realizas hasta los más pixelart.

La calidad desde cerca de la pantalla es más que aceptable. Este monitor es capaz de mostrarnos un amplio rango de colores y tonalidades diferentes, además de tener una excelente relación de negros y grises y no tener fugas de luz cuando la pantalla está de color negro.

Opinión personal del Samsung Space Monitor 4K

Está claro que el 4K y las 32 pulgadas se están convirtiendo en un estándar a la hora de montar un ordenador de sobremesa. Samsung, consciente de esto, ha apostado por un monitor que ofrezca a los usuarios estas prestaciones de manera que puedan usarlo tanto para trabajar como para jugar, aunque en ningún momento pretende ser un monitor gaming.

La idea de incluir un brazo para sujetar la pantalla al borde de la mesa es, sin duda, una maravilla, ya que nos va a permitir tener la mesa mucho más ordenada y organizada, pudiendo levantarlo o bajarlo según las necesidades de cada momento. Gracias al cable HDMI con alimentación, la organización de los cables alcanza un nuevo nivel, sobre todo si lo ocultamos por detrás del soporte.

La calidad de imagen es excelente. Un monitor 4K que, aunque no tiene HDR, nos permitirá trabajar con total comodidad, navegar por la red e incluso jugar a cualquier juego, siempre que nuestro hardware (nuestra tarjeta gráfica) nos permita jugar a esta resolución. Si no, siempre podemos utilizarlo igualmente a 1080p con la máxima calidad.

Está claro que no es un monitor perfecto para jugar, y es que a pesar de su excelente calidad en todos los sentidos, el panel de este monitor es de 4 ms (mientras que los jugadores buscan pantallas con 1 ms), y solo alcanza de tope los 60 Hz, mientras que los usuarios buscan ir un pasito más allá con 75 Hz o 144 Hz.

Pros:

  • Excelente calidad de imagen.
  • brazo de monitor incluido para ahorrar espacio en la mesa.
  • Calidad/Precio.
  • El cable HDMI nos permite llevar también la corriente para no tener dos cables.
  • Existe un modelo 2K más pequeño (y barato) a 144 Hz.

Contras:

  • El modelo 4K solo alcanza los 60 Hz.
  • Un poco incómodo para usar en resolución nativa.
  • Eficiencia energética de la B.

Por todo ello, hemos decido dar al Samsung Space Monitor 4K nuestro galardón de platino, destacando además su excelente relación calidad/precio.

Puntuación Samsung Space Monitor 4K