Samsung S24C750P

Samsung S24C750P

Rodrigo Alonso

samsung-logo

Samsung es una de esas marcas mundialmente conocidas por su amplio catálogo de productos, que va desde televisiones hasta smartphones, pasando por dispositivos SSD y productos de almacenamiento. Gracias a su amplia experiencia en televisiones, Samsung también fabrica monitores para ordenador, que aunque si bien su catálogo en este ámbito no es demasiado extenso, sí que cuenta con al menos un modelo de monitor para cubrir prácticamente todas las necesidades que pueda tener un usuario. Hoy os presentamos el análisis de un monitor para PC un tanto peculiar: el Samsung S24C750P.

Lo que hace a este S24C750P un modelo un tanto peculiar es su capacidad para girar 90 grados sin ni siquiera desmontar la pantalla de su base y de esta manera poder colocarlo de forma vertical. Cuenta con una pantalla LED MVA de 24 pulgadas con resolución Full HD (1920 x 1080), y cuando se pone en forma vertical ésta pasa a ser al contrario, es decir, 1080 x 1920.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Specs

Como ya hemos comentado en las primeras líneas del análisis, este Samsung S24C750P cuenta con una pantalla LED MVA (Multi-Domain Vertical Alignment). ¿Por qué utilizar este tipo de panel y no un IPS? Samsung ha tenido en cuenta la facultad de este monitor de girar 90 grados para ponerse en posición vertical, y este tipo de panel es del tipo que menos se nota la variación de colores en este estado. Además, este tipo de panel proporciona ángulos de visión de 178º, igual que el IPS, y aunque pierde algo de de brillo y profundidad de color con respecto a estos, cuenta con un excelente tiempo de respuesta (en el caso de este modelo en concreto tan solo 5ms GtG, ideal para Gaming) gracias a la tecnología RTC (Response Time Compensation).

Una vez explicados los puntos fuertes y débiles de este tipo de panel LED MVA, poco queda que decir acerca de las características técnicas del monitor. Se trata de una pantalla de 24 pulgadas con resolución Full HD, y cuenta con dos entradas de vídeo HDMI y una VGA, además de salida de audio. Como la mayoría de monitores de Samsung, cuenta con fuente de alimentación externa, lo que reduce el peso total del dispositivo. Y hablando de alimentación, este Samsung S24C750P tan solo consume 23W cuando está encendido.

En cuanto a las dimensiones de este monitor, aquí las tenéis acotadas.

Dimensiones

ANÁLISIS EXTERNO.

El Samsung S24C750P viene embalado en una caja de cartón duro en la que predominan los habituales colores del fabricante: blanco y azul. En la cara principal destacan un par de fotografías del monitor, amén de la destacada característica del pivotado y sus principales funciones en la zona inferior. En el resto de caras del embalaje no encontramos nada de especial interés: la etiqueta identificativa, logos del fabricante y alguna fotografía más del monitor.

Al abrir la caja por la cara principal, nos encontramos con que Samsung ha tenido especial cuidado a la hora de proteger su producto. Todas las piezas van perfectamente encajadas para que no se puedan mover durante el transporte de la caja.  Nos sorprende ver que en una de las alas de la caja han pegado con celo una hoja en la que se nos muestra la manera adecuada de pivotar el monitor, para que no lo pasemos por alto.

Junto con el monitor, los accesorios que Samsung incluye son la fuente de alimentación con su correspondiente cable de corriente y un cable HDMI de 1.8 metros. Además de eso, encontramos numerosa documentación, información de garantía, e incluso un CD con el manual en formato digital.

La base es de acero por debajo para darle peso y que el monitor no «baile», pero la parte de arriba es de plástico de color plateado, al cual le han dado un aspecto que realmente parece hecho de aluminio. En la base destacan las cuatro grandes piezas de goma anti deslizante, además del tornillo central que será el encargado de fijar el monitor a su base.

Sacamos el monitor de su embalaje, y podemos apreciar que si bien los bordes están por delante del panel en sí, son lo suficientemente delgados como para poner varios monitores juntos sin que moleste demasiado. El panel es mate, por lo que la luz no reflecta (aunque en la foto lo hace un poco por el flash de la cámara), y un logo del fabricante en relieve adorna la zona inferior central del marco. Los botones de control del aparato se encuentran ubicados en la zona inferior derecha,  y están perfectamente identificados mediante una imprimación en blanco en esta zona.

La parte trasera es de plástico con efecto cepillado. Nos sorprende encontrarnos con que la barra de unión a la base del monitor tiene una longitud bastante elevada. Aunque ésta es de plástico, se nota que es bastante sólida, por lo que con casi total seguridad Samsung ha puesto una barra de acero por dentro. Toda esta pieza se puede retirar con 4 tornillos y utilizar el monitor con anclajes VESA 100. Justo encima de esta pieza encontramos las conexiones de vídeo, y no podemos evitar pensar que quizás habría sido mejor ponerlas en la zona inferior para una mayor comodidad a la hora de canalizar los cables por detrás de la mesa.

Para anclar el monitor a la base el proceso es tremendamente sencillo. Simplemente introducimos la barra del soporte en la base por el lado de la pestaña y apretamos el tornillo. En las siguientes imágenes podréis contemplar el monitor ya montado en todas sus posiciones. Especial mención a la capacidad de éste de no solo pivotar 90 grados hacia el lateral, sino también de girar hacia nosotros o hacia la mesa, lo que nos permite colocarlo en la posición que nos resulte más cómoda dependiendo de la altura de nuestra silla con respecto a la mesa. Un punto muy a favor de Samsung en el aspecto de la ergonomía de este monitor.

Conectarlo y hacerlo funcionar no tiene mucho misterio. Únicamente hay que tener en cuenta la indicación del fabricante para poder pivotarlo, y es que para que no roce con la base al hacerlo debemos primero echar la pantalla hacia atrás. Aquí podéis verlo en funcionamiento.

TESTEO.

Lo primero que vemos de este monitor es el tamaño del píxel. A pesar de que la pantalla es de 24 pulgadas y la resolución es Full HD, de cerca se pueden apreciar los píxels de una manera bastante clara. No obstante, hay que acercarse mucho para apreciar esto, a una distancia normal de la pantalla se ve de manera totalmente homogénea.

Ghosting

El llamado Ghosting (o Input Lag) es un efecto que se produce en función de la frecuencia de actualización o tasa de refresco del monitor. Se tata de una imagen que se ve duplicada, como si dejara estela, al moverse rápidamente. Recordemos que el panel LED MVA de este Samsung S24C750P tiene tan solo 5ms GtG de retardo, por lo que no debería de haber mucho ghosting. Para probarlo, hemos estado probándolo tanto en juegos FPS  como en películas de acción vertiginosa,  y no hemos notado absolutamente nada de ghosting.

No obstante, hay multitud de aplicaciones específicas para poner a prueba nuestro monitor, como por ejemplo la de Flatpanels.dk

Blanco y Negro

Los blancos y los negros de este monitor se muestran fieles a los colores reales, sobre todo los negros, los cuales son realmente profundos e incluso da la sensación de que la pantalla se ha apagado del todo cuando ponemos una imagen del color negro puro a pantalla completa.

Captura Samsung S24C750P -001

Colores

Este S24C750P muestra unos colores bastante profundos en toda la gama excepto en la gama de color azul, donde hemos notado que los muestra más pálidos de lo que debería.

Cuando el monitor está pivotado 90 grados no hemos notado ningún cambio en los colores. Realmente Samsung ha escogido un panel MVA especialmente bueno para este monitor.

Textos

Los textos se leen con total nitidez sin importar los colores de letra y fondo que elijamos.

Captura Samsung S24C750P -006

Menús

Como todos los monitores de Samsung, los del S24C750P son intuitivos y fáciles de manejar. Los botones de control son pequeños y redondos, de manera que resulta muy sencillo identificarlos al tacto, pero aun así en todos los menús el fabricante ha dispuesto en la pantalla sus correspondientes funciones para que podamos manejarlos incluso estando a oscuras.

Captura Samsung S24C750P -011

Modos personalizados

Samsung ha dispuesto diversos modos personalizados preconfigurados de fábrica. Estos son: Personal (configurado a gusto por el usuario), estándar, juego, cine y contraste dinámico. Este último merece especial mención ya que varía automáticamente el contraste de la imagen según lo oscura o clara que sea la imagen. El cambio además es gradual y no radical, por lo que prácticamente no notamos el cambio de contraste a no ser que estemos prestando especial atención al mismo.

Captura Samsung S24C750P -010

 

CONCLUSIÓN.

Desde luego este Samsung S24C750P es uno de los mejores monitores de 24 pulgadas que podemos adquirir si buscamos la capacidad de pivotar 90 grados, o simplemente si buscamos un monitor que combine una gran calidad de imagen con buena apariencia a un precio contenido. Los colores son profundos, la imagen nítida y definida, y el tiempo de respuesta es estupendo. Si hay que encontrarle una pega a este S24C750P es que las tonalidades azules no tienen toda la intensidad que deberían, se notan un poco pálidos.

PROS:

  • – Gran calidad de imagen en Full HD.
  • – Capacidad de pivotar 90 grados.
  • – Monitor estilizado y bonito, con los bordes bastante delgados.
  • – Soporte VESA.
  • – Controles fáciles, intuitivos y de fácil acceso.
  • – Estupendo tiempo de respuesta, no tiene nada de Ghosting, ideal para Gaming.

CONTRAS:

  • – Los tonos azules son un poco pálidos.
  • – No tiene DVI ni DisplayPort.

Puntuaciones

 

Por ello, creemos que este Samsung S24C750P es merecedor de nuestra recomendación por su diseño y del galardón de Platino. Sin duda, un grandísimo monitor.

HZ_Stamp_Design_Mod1 HZ_MedalsCatg_1_Platinum