Crucial Ballistix Elite DDR3 1866Mhz CL9 Kit 2x4Gb

Crucial es un fabricante especializado en componentes de memoria, ya sean memorias RAM o los relativamente nuevos dispositivos SSD (Solid State Drives). Presumen de ser un grupo experto que dedica todo su tiempo a investigar y mejorar el campo de las memorias para ordenador, y por ello ofrecen memorias de la más alta calidad y compatibilidad (el 100% de los módulos de memoria que salen de sus almacenes han sido antes probados individualmente).

Crucial pertenece a Micron Technology, uno de los mayores fabricantes de DRAM y NAND. Esa relación ha permitido a Crucial poder ofrecer productos de la más alta gama y tecnología líder del mercado.

Hoy tenemos la suerte de someter a análisis un pack de módulos de memoria RAM de la gama más alta que ofrece Crucial: la Ballistix Elite, en concreto una pareja de memorias DDR3 de 4Gb de capacidad cada una, y que funcionan a 1866Mhz con unas latencias de 9-9-9-27 y a tan solo 1.5V. El número de serie de las memorias que vamos a analizar es BLE2CP4G3D1869DE1TX0CEU.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web de Crucial.

¿Qué significan estos números? Pues que tenemos entre manos una pareja de memorias RAM DDR3-1866Mhz (PC3-14900) con unas latencias de 9-9-9-27 con una densidad de 512Mb x 64.

Se trata de memoria “unbuffered”, lo que quiere decir que gestiona toda la información que de de si en cada uno de los ciclos de reloj, al contrario que la memoria Buffered o Registered, que gestiona la información “por turnos”, es decir, recibe dos juegos de datos a la vez y los gestiona uno en cada ciclo de reloj. La memoria unbuffered es más rápida, ya que no sufre ese retraso pero es más propensa a errores.

Vamos a ver las memorias.

ANÁLISIS EXTERNO.

Las Crucial Ballistix Elite vienen embaladas en un blíster de plástico transparente que deja ver claramente ambos módulos de memoria. Hay que decir que hay que cortar con tijeras el blíster para poder acceder a las memorias.

En la etiqueta podemos ver el número de serie de las memorias y sus principales características técnicas, las cuales ya hablamos de ellas un poco más arriba en este análisis.

Por la parte de detrás podemos ver en diferentes idiomas una descripción de las tres series de memorias que Crucial tiene en el mercado en varios.

Hacemos un poco de zoom al castellano. Podemos ver que la serie Ballistix Elite es el tope de gama.

Abrimos el blíster de plástico y encontramos un sencillo manual de instrucciones para la instalación de las memorias, también en varios idiomas. El cartón que protegía la parte de detrás no contiene más información.

Aquí podemos ver los módulos de memoria en primer plano. Como vemos cuentan con unos bonitos disipadores de color negro, los cuales son bastante grandes.

En el centro de los disipadores podemos ver el anagrama “Ballistix Elite” en plata rallada. La verdad es que me gusta bastante la estética de estas memorias.

Aquí podemos ver las dos caras de las memorias. En la cara opuesta a la del anagrama no hay absolutamente nada, es totalmente negro. Solo apreciamos unas estrías en el aluminio del disipador para favorecer la disipación del calor. A pesar de que estas memorias funcionan a tan solo 1.5V y no deberían calentarse demasiado, que Crucial les haya instalado un disipador tan grande invita a pensar que han sido diseñadas especialmente para hacer Overclock con ellas.

Cada uno de los módulos también lleva su etiqueta identificativa. Aquí vemos que el número de serie corresponde al estadounidense, ligeramente distinto al europeo que venía en la caja de las memorias, aunque estas sean exactamente iguales.

El PCB (la placa donde van soldados los chips de las memorias) tiene un número considerable de capas y de buen tamaño, lo que al igual que el tamaño del disipador da buenas sensaciones en cuanto a la capacidad de Overclock.

Vista lateral. Aquí podemos apreciar la separación de ambas caras del disipador de cada módulo, así como su grosor.

Con respecto al tamaño del disipador, aquí podemos verlo comparado con un módulo de memoria G.Skill Ripjaws, cuyos disipadores son considerados de tamaño medio. Como vemos la diferencia es más que evidente.

Aquí podemos ver con exactitud su tamaño. Las Crucial Ballistix Elite se levantan hasta los 5,4 centímetros, frente a los 4,3 cm de las G.Skill. Esta altura nos obliga a tener bastante cuidado, ya que estas memorias podrían ser incompatibles con muchos disipadores del mercado.

En mi caso no he tenido ningún problema, dado que el disipador que utilizo es un Corsair Hydro Series H60. Aquí podéis ver las memorias ya instaladas.

Vista desde el lado.

TESTEO.

Para testear estas Crucial Ballistix Elite hemos empleado el siguiente hardware:

– Intel Core i5 2500K @ 4.4Ghz.
Corsair H60 + Noctua NF-F12 PWM.
– ASUS Sabertooth P67 B3.
CM Storm Enforcer (con un CM Megaflow 200 adicional en la parte superior).
– 2x Radeon HD 6870 1Gb en CrossFire.
– G.Skill Phoenix Pro 60Gb SSD.
– Seagate Barracuda 7200.12 500 Gb + 2x1TB en RAID1.
– Cooler Master Silent Pro Gold 700W.

El primer paso ha sido comprobar si las memorias cumplen las especificaciones del fabricante, por lo que las configuré a 1866 Mhz con las latencias a 9-9-9-27 y el voltaje a 1.5V. Tras unas 12 horas pasando prime95 en modo blend sin ningún tipo de error, podemos asegurar la compatibilidad y el correcto funcionamiento de las memorias.

A continuación unas capturas del CPU-Z para ir abriendo boca.

Realmente me parece increíble que estas memorias funcionen a tan alta velocidad con solo 1.5V, estoy acostumbrado a las G.Skill que tenía hasta ahora, a las que para activar el XMP (eXtreme Memory Profile) y que funcionaran a pleno rendimiento había que subir el voltaje a 1.6V.

Y como dato curioso que no había visto hasta ahora, cuentan con sensor de temperatura.

Vamos a seguir viendo las memorias, en esta ocasión con Aida64, que nos muestra bastante más información que el CPU-Z.

Resulta curioso que según Aida64, estas memorias tienen el número de serie americano (si entráis en la página de Crucial Europa, veréis que tienen el número de serie que os puse arriba, pero si las buscáis en la web estadounidense, veréis que el número es el que muestra el Aida64). No tiene importancia, ya que las memorias son exactamente iguales, pero me resulta curioso.

Comencemos ahora con los test sintéticos. Y ya que estamos con el Aida64, veamos su rendimiento con la herramienta que este programa incluye.

Aida64 Cache & Memory Benchmark

Un rendimiento realmente muy bueno, sobretodo si lo comparamos con las G.Skill Ripjaws 1600Mhz CL7 que tenía antes:

¿Veis la diferencia? Aunque estas memorias tengan unas latencias más altas que las G.Skill, dan un rendimiento bastante superior, incluso en los tiempos de acceso.

SiSoft Sandra Bandwidth & Latency

Y si lo comparamos con las memorias G.Skill volvemos a tener unos resultados mucho mejores, nuevamente incluyendo en el apartado de latencias. Es curioso, a pesar de tener unas latencias bastante más altas (9-9-9-27 frente a 7-8-7-24) tiene unos tiempos de acceso más bajos. Por esto mismo oiréis a muchos expertos comentar que en plataformas Intel es mucho mejor tener memorias más rápidas aunque sus latencias sean altas, y en AMD es justo al contrario, unas memorias más lentas pero con latencias más bajas dan mejor resultado.

3D Mark 11

En el exigente test 3D Mark 11 hemos obtenido una nada despreciable puntuación de 8283 puntos.

OVERCLOCK.

El nivel máximo de Overclock que he logrado mantener 100% estable con estas memorias ha sido 2133,8 Mhz a unas latencias de 10-10-10-28, como muestra esta captura del CPU-Z. El voltaje lo tuve que subir a 1.6V.

Es un nivel de Overclock muy bueno, son 267,8 Mhz por encima de su valor de fábrica. Vamos a ver, ahora en gráficas comparativas, los resultados obtenidos.

Aida64 Cache & Memory Benchmark

SiSoft Sandra Bandwidth & Latency

3DMark 11

Como podemos ver en las gráficas, las Crucial Ballistix Elite son tremendamente superiores a las G.Skill en todos los aspectos, y más aún con la configuración Overclockeada, a pesar de tener unas latencias más altas.

CONCLUSIÓN.

Se nota que estas Crucial Ballistix Elite son de gama alta. Rebosan calidad por todos los costados, tanto en la calidad de los materiales empleados, la estética de sus disipadores, y su rendimiento. En este análisis hemos podido comprobar cómo han superado en todos los test a unas memorias G.Skill que aunque eran un poco más lentas, tenían unas latencias bastante más bajas. Si a esto le sumamos una muy buena capacidad para hacerles Overclock, podemos decir sin miedo a equivocarnos que tenemos entre manos una apuesta segura para cualquier usuario que desee sacarle el máximo partido a sus memorias. La única parte mala que le podemos encontrar a estas Crucial Ballistix Elite es que los disipadores, al tener un tamaño tan grande, las hacen incompatibles con muchos disipadores de procesador del mercado, por lo que tenéis que tener cuidado con este punto.

PROS:

– Rendimiento excelente.
– Buena capacidad de overclock.
– Apenas se calientan.
– Bonitas estéticamente.

CONTRAS:

– Los disipadores grandes son incompatibles con muchos disipadores de procesador.

Por ello, desde HardZone no podemos sino recomendar estas Crucial Ballistix Elite y otorgarles nuestro mayor galardón: La Bendición del Gurú, categoría de Oro.

Queremos agradecer a Crucial EU y en especial a Joan Lunny por habernos suministrado la muestra para este análisis.

Compártelo. ¡Gracias!